adoptar un perro

10 razones por las que es mejor adoptar un perro que comprarlo

He tenido siete perros en toda mi vida y todos han sido adoptados: Cuqui fue una caniche que nos encontramos en la calle, Chispa, Amara, Petardo, Jurgen, Nit y Uma fueron fruto de camadas indeseadas. Si yo hubiera sido una persona que prefiere comprar los perros en vez de adoptarlos, ¿qué hubiera sido de ellos?

España es un país muy perrero. Viven nada y nada menos que 6,4 millones de perros, al contrario que países como Gran Bretaña, Alemania o Francia donde el número de gatos es mucho mayor que el de perros. Este gran número de perros en nuestro país provoca que más de 100 mil sean abandonados y acaben en protectoras, perreras o refugios animales. De esos más de 100 mil, solo un 44% son adoptados. El resto de perros acaba viviendo toda su vida dentro de una jaula sin un hogar o directamente es sacrificado por falta de espacio, y eso sin contar los perros que mueren atropellados o a manos de seres inhumanos.

Es por esta razón, entre otras muchas que listaré, que adoptar se convierte en la mejor opción, tanto para el humano como para el animal.

10 razones por las que es mejor adoptar un perro que comprarlo:

  • Como he comentado, solo por solidaridad, solo para cambiar el mundo a un perro que sabes que tendrá pocas opciones de tener un hogar vale la pena adoptar. En protectoras, perreras o refugios podrás elegir perros de cualquier raza, cruce, edad, tamaño, sexo y temperamento.
  • Puedo entender que haya personas que se encaprichen de una raza en concreto. Eso no es excusa para no adoptar, ya que hay muchísimos lugares donde la raza de perro que estás buscando está esperándote. Solo tienes que abrir más tu abanico de búsqueda. No te quedes en tu ciudad. Hay aplicaciones móviles que te facilitan la tarea como Miwuki, donde podrás localizar el perro que quieras en su gran base de datos. No te preocupes por el transporte porque hoy en día sí no puedes ir tú, siempre puedes intentar probar con el transporte solidario.
  • No te obceques en querer adoptar un cachorro. Los perros adultos también tienen muchas ventajas: ya tienen el temperamento formado, muchos están educados y ya tienen otra energía.
  • Adoptar un perro es prácticamente gratis. Tan solo piden una cantidad simbólica para poder sufragar algunos gastos. Piensa que la mayoría de estos lugares como protectoras y refugios sobreviven gracias a donaciones voluntarias, por tanto, el poco dinero que te pidan está más que justificado, y no tiene nada que ver con el dineral que suelen pedir cuando te venden un perro, que eso sí, es para puro negocio.
  • Cuando vas a adoptar a un perro, los responsables saben informarte sobre qué perro se adapta mejor a tu estilo de vida. No todos los perros se adaptan a todas las personas: personas más bien pasivas o algo sedentarias no pueden optar por perros de energía alta porque los problemas de comportamiento serían habituales. Cuando vas a comprar un perro, la mayoría de responsables lo que quieren es hacer negocio, independientemente de si el perro encaja o no en tu estilo de vida.
  • Un perro adoptado es perfecto para una casa con niños: ir a adoptar a un perro con los pequeños de la casa es toda una lección de valores y la convivencia con el perro será toda una experiencia extraordinariamente positiva emocional y física para el niño.
  • Y no nos olvidemos de los mayores. La compañía que ofrece un perro es impagable. Un ser que te acompañará donde vayas, que te brindará todo su amor y que no dejará que te sientas solo nunca.
  • Adoptando a un perro ayudas a que las mafias que se dedican a traficar con cachorros en las granjas de cachorros se reduzcan. Lo ideal sería que este país sacara de una vez por todas una ley que evitara la compra de animales de compañía y defendiera la adopción pero, como aún no es así, solo nosotros podemos aportar nuestro granito de arena para acabar con esto.
  • El vínculo que se crea entre un perro adoptado y un humano es prácticamente irrompible. El perro que ha vivido entre cuatro paredes, encerrado y aislado de la sociedad es muy agradecido con su nuevo adoptante. El vínculo que se crea es maravilloso.
  • Adoptando no comercializas con un ser. Los amigos no se compran.

Uma, como he comentado, es adoptada. Uma es fruto de una camada indeseada. Como ella, cientos de miles de perros necesitan una oportunidad. Si alguna vez te planteas tener perro, por favor, adopta.

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *