Cómo entender la cartilla veterinaria

La cartilla veterinaria es obligatoria para todos los perros que convivan en sociedad. Esto permitirá llevar un control veterinario del perro que adoptemos, sin embargo, cuando nos dan la cartilla vemos que tiene 44 páginas a rellenar. Pero, ¿tantas vacunas hay que ponerle al perro? Vamos a desgranar la cartilla veterinaria del perro para entenderla mejor, ahora que ya ha pasado casi un año desde que llegó Uma a casa.

Aún recuerdo lo asustada que quedé cuando vi la primera caca de Uma. ¡Llena de gusanos! Aquello se me ha quedado grabado en la mente, por eso, al día siguiente no dudé en ir al veterinario para solucionar este problema. Allí la revisaron a fondo, me dieron el primer tratamiento para los parásitos intestinales y le abrieron la cartilla a Uma.

cartilla veterinaria perro

La cartilla o pasaporte para animales de compañía contiene información fundamental sobre tu perro y tiene un número único y exclusivo para cada perro:

  • Datos del propietario.
  • Datos del perro: fotografía, descripción, fecha de nacimiento, características, etc.
  • Marcado del animal. Lo que viene a ser el número del chip obligatorio o en su caso, el tatuaje. ¿Por qué es obligatorio? Porque permite a los gobiernos llevar un censo de población de los perros que habitan en su territorio así como localizar a sus dueños en caso de pérdida, accidente o fallecimiento del animal.
  • Expedición del pasaporte o cartilla. En este apartado deben aparecer los datos del veterinario.
  • Y a partir del quinto punto, ya aparece la información veterinaria, fundamental para que puedas llevar a cabo un seguimiento de sus necesidades médicas: vacunas, tratamientos antiparasitarios, pruebas o muestras, etc.

En el apartado veterinario, lo primero que aparece es la vacunación antirrábica. Esta vacuna es de carácter anual, es decir, que cada año tendrás que llevar a tu perro a vacunarse de la rabia. Si no lo haces, que sepas que no podrás viajar con tu perro, además de que es un riesgo. Por ponerte un ejemplo, España era un país libre de rabia desde 1978, sin embargo, en el año 2013 apareció un caso de rabia en Toledo en un perro mestizo (mix de galgo y labrador). Fue debido a que el perro viajó a Marruecos y allí contrajo la enfermedad. El perro estaba vacunado y la vacuna no falló, el fallo estuvo en vacunar al perro dos días antes de iniciar el viaje. ¡A la vacuna no le da tiempo a reaccionar! Por eso es tan importante llevarla al día.

El siguiente apartado se refiere al tratamiento contra Echinococcus. ¿Y eso qué es? Pues es una especie de gusanos o parásitos que se alojan en el interior del perro, sobretodo, en intestinos. ¡Que se lo digan a Uma! Gracias a este tratamiento Uma está libre de parásitos intestinales. Este tratamiento debe tomarse cada tres meses para que sea efectivo. En el caso de Uma se toma una pastilla que se llama Milbemax. Si no se sigue este tratamiento tu perro puede enfermar, y si tu perro convive contigo dentro de casa, incluso puede contagiarte a ti, por lo tanto, máxima precaución.

cartilla veterinaria

El apartado que continúa se refiere a otros tratamientos antiparasitarios, en este caso, de parásitos externos como la lucha incansable contra pulgas y garrapatas. A Uma le estamos dando Bravecto. Es una pastilla en forma de chuche que es cara, porque vale 25 euros, se toma cada 3 meses, pero eso sí, Uma está libre totalmente de pulgas y garrapatas, ¡y eso que no para de correr por playas, campo, bosque, etc.!

Uno de los apartados más importantes es el que sigue y es el relacionado con otras vacunaciones (diferentes a la de la rabia). Son unas vacunas obligatorias para el cachorro ya que dependerá su salud totalmente de éstas. La primera vacuna va a depender de dónde viva el perro, de dónde se adquirió, etc. Por ejemplo, en el caso de Uma éstas fueran sus vacunas:

  • La primera vacuna fue Nobivac Puppy DP. Es una vacuna viva combinada para la protección contra parvovirus canino y virus del moquillo canino.
  • La segunda vacuna fue Nobivac DHPPi. Es una vacuna contra moquillo, hepatitis infecciosa, parainfluenza y parvovirosis canina.
  • La tercera vacuna fue también un refuerzo de la anterior: Novibac DHPPi.

Todas estas vacunas se le pusieron entre los 2 y los 3 meses y medio de edad. A continuación le administraron la antirrábica y ahora estamos esperando a marzo para realizarle la vacuna de refuerzo anual. La vacuna de la rabia y la vacuna de refuerzo se deben poner cada año para garantizar que el perro esté sano y prevenido de enfermedades que siempre pueden estar al acecho. No hay que olvidar que son enfermedades que le pueden causar la muerte.

Como ves, tener la cartilla veterinaria al día es fundamental y eso significa cumplir con el calendario de vacunas y tratamientos antiparasitarios, tanto externos como internos.

¡Comparte!

4 thoughts to “Cómo entender la cartilla veterinaria”

  1. Excelente post. CCC: Claro, conciso, concreto.
    Pocos dueños de canes leen el pasaporte, ni saben nada (o casi poco) de lo que hay escrito y para que sirve. Divulgar el conocimiento, buena opción.!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *