Todo sobre la necesidad de dormir de un perro

¿Cuánto debe dormir un perro? ¿Los perros sueñan? ¿Dónde deben dormir los perros? Hay muchas preguntas sobre la necesidad de dormir de un perro: cuántas horas necesitan, si el ciclo de sueño es el mismo que el nuestro, si es bueno que duerman con nosotros o tengan su propia cama… Todo esto lo voy a ir respondiendo en este post.

cuánto debe dormir un perro

Cuánto deben dormir los perros

Es una de las preguntas más comunes. ¿Cuántas horas necesita dormir un perro? Pues bien, va a depender de si es un perro de compañía o de trabajo, del tamaño que tenga y de en qué etapa vital se encuentre. Por ejemplo, un cachorro debe dormir entre 18 a 20 horas al día hasta los 3 meses. Cuando ya se es adulto necesita al menos 16 horas, 10 durante la noche y unas 6 repartidas en microsueños durante el día, ahora bien, cuanto más grande sea un perro de tamaño, más necesitará dormir, por tanto, un perro de tamaño gigante necesita dormir hasta 18 horas. ¿Y qué hay de los ancianos? Pues también deben dormir y mucho. Sus articulaciones y órganos vitales se lo agradecerán. En cuanto a los perros de trabajo, son perros que no tienen tiempo de dormir durante el día debido a que están trabajando casi continuamente, sin embargo, la calidad de su sueño por la noche es mucho mejor que los perros de compañía así que, al final, se recargan de energía.

Ciclos del sueño del perro

Aunque los ciclos del sueño del perro se parecen al del humano, no se llevan a cabo de la misma manera. Los ciclos de sueño se dividen dos fases que se repiten constantemente, mientras que los ciclos del ser humano solo son 5 en toda la noche:

  • Fase de vigilia: en el que se da el adormecimiento y el sueño ligero.
  • Fase de sueño: en el que se alterna el sueño profundo o fase LEM (donde la actividad del cuerpo se ralentiza y los movimientos de ojos son muy lentos) y el sueño paradoxal o fase REM (donde se dan los sueños y los movimientos de ojos muy rápidos)

Un perro normal pasa casi un 50% de su tiempo despierto, un 20% en situación de somnolencia, otro 20% en sueño de LEM y un 10% en fase REM. Es decir, 50% vigilia y 50% sueño. En el cachorro, el sueño rápido domina la mayor parte de su sueño, puesto que el recién nacido sueña durante el 90% de su tiempo de sueño. Para el perro adulto, por el contrario, el sueño rápido no representa más del 36% de su ciclo, cada fase de sueño rápido dura unos 6 minutos y se producen cada 20 minutos. Es decir, los perros tienen un promedio de 23 episodios de dormir-despertar cada hora durante un periodo de 8 horas. Cada episodio consta de un rato de sueño de entre 5 y 16 minutos seguido de un despertar de unos 5 minutos. Interesante, ¿Verdad?

Como nosotros solo dormimos un promedio de 8 horas, pero lo hacemos mayormente en fases de sueño, no necesitamos más horas a lo largo del día. Ellos necesitan tener esos estados de alerta en la fase de vigilia porque no debemos olvidar que son animales de naturaleza cazadora, por lo que estar en vigilia de forma mucho más repetida que nosotros es de lo más normal y necesario.

Respetar los ciclos del sueño de nuestro perro es muy importante para mantener una calidad de vida óptima pero, ¿qué pasa si el perro duerme menos horas? Pues que les pasa como a nosotros: más irritados, más ansiosos e incluso más agresivos. ¿Y si duermen más de la cuenta? Pues entonces tenemos un perro con depresión o apático.

¿Cómo puedes asegurarle una buena calidad de sueño? De forma muy fácil: respetando que pueda dormir esas horas tanto en el día como en la noche, y asegurándole la actividad física y mental suficiente a través de paseos, caminatas, juegos, relaciones sociales con otros perros y personas, nuevos trucos, etc.

Los perros sueñan

Como he comentado, los sueños se dan en la fase REM, y al igual que nosotros, les sirve a los perros para revivir las experiencias vividas en ese día y fijar los aprendizajes. Seguramente te habrás dado cuenta que durante el sueño tu perro tiene la respiración más agitada, mueve las patas, los bigotes e incluso puede llegar a ladrar. Aunque no sabemos lo que sueñan, los investigadores están seguros que sus patrones de sueño son muy parecidos a los nuestros, así que fácilmente podemos pensar que sueñan que corren, que son perseguidos, que comen una suculenta chuleta, etc.

Dónde debe dormir un perro

Aunque lo suyo es que cada perro duerma en su cama, al ser un animal de manada, por naturaleza querrá dormir con los miembros de su manada, es decir, con sus humanos. Un reciente estudio demostró que más del 65% de adoptantes de perros pequeños compartían cama con su perro y solo un 17% lo hacía con su perro de raza grande. Claro, aquí el tema es que el tamaño del perro es un problema a la hora de compartir cama, sin embargo, ¿es correcto compartir cama con el perro?, incluso, ¿es bueno compartir habitación?

Independientemente del tema higiénico, se debe tener en cuenta la personalidad del perro. Un perro dominante no dudará en orinar la cama para marcar su territorio. En este sentido, lo mejor es evitar siempre dejar subir el perro a la cama desde un principio. Un perro muy inseguro no dudará en dormir con sus humanos, sin embargo, estamos reforzando esa inseguridad, ya que creamos en el perro una dependencia hacia nosotros que se agrava cuando el perro se queda solo.

En este sentido, cada uno es libre de decidir dormir o no con el perro, pero hay que tener en cuenta cómo es el perro para reforzar o no ciertas conductas.

Nosotros sí compartimos habitación con Uma. Ella tiene su cama en el mismo dormitorio y cada mañana sube a despertarnos. La verdad es que es impagable. Y se lo dejamos hacer porque no es una perra dominante (nunca ha orinado sobre camas, sofás o sillones) y tampoco es una perra insegura (cuando se queda sola en casa se queda tranquila y se limita a dormir)

Qué dice la postura de cada perro

Si atendemos al lenguaje corporal del perro, a la mayoría de perros les gusta dormir enroscados (sobre todo cuando hace frío) o tumbados, a no ser que haga mucho calor, porque en ese caso suelen ir a dormir sobre superficies frías e incluso los más confiados y seguros duermen con la panza hacia arriba. En el caso de Uma, la panza hacia arriba la encanta. Los perros que son más inseguros suelen dormir mayoritariamente enroscados o con las patas estiradas, de forma que en cualquier momento puedan salir corriendo. La postura de relajación total es la tumbada.

¿Y tu perro cómo duerme?


Si cuidas su salud del sueño, tu perro será más feliz.

¡Comparte!

3 comentarios en “Todo sobre la necesidad de dormir de un perro”

  1. Ay, qué interesante. En el caso de Kenzo, con la edad, cada vez duerme más tiempo, creo que con la idea de estar muy fresco en los paseos, que le siguen encantando. Además, duerme de día y también se pasa las noches completas durmiendo, que ese ha sido siempre nuestro mayor quebradero de cabeza, que por la noche le daba por pasearse por la casa y hacer sus pipís si se aburría, por lo que teníamos que dar grandes paseos por la tarde para que llegara muy cansado a la hora de acostarse. Eso sí, ni en el cuarto ni en la cama se ha hecho pipí y aunque antes dormía solo en el salón, terminamos llevándolo al cuarto y duerme en la cama, pero siempre muy respetuosamente. Con el tema de los sueños me hace mucha gracia: antes movía mucho las patitas, como si galopara, pero ahora es más de gruñir un poco durmiendo… Yo es que me muero de amor cada vez que lo veo dormir, creo que es uno de los momentos más adorables de cualquier perro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *