almohadillas y uñas

Uñas y almohadillas perrunas: todo lo que debes saber

Prestar atención a las almohadillas del perro así como a las uñas es fundamental para su salud. Sí, hablo de salud porque los perros que suelen vivir en el interior de casa suelen ser los más delicados, dado que el contacto que tienen con el exterior no es el mismo que el de un perro callejero, por ejemplo.

Un perro callejero que se pasa el día sobre superficies de todo tipo suele desarrollar una capa más callosa y dura en sus almohadillas y también lima de forma natural sus uñas.

Por contra, un perro como Uma que pasa la mayor parte del tiempo sobre superficie lisa (baldosa o parqué) apenas desarrolla una capa gruesa en las almohadillas, de ahí que sea más fácil que se haga cortes, grietas o heridas cuando pisa otro tipo de suelos con piedras, y que sus uñas crezcan con libertad, ya que no son limadas, por eso es importante que se las cortemos nosotros (o el veterinario dependiendo del caso).

Pero veamos un poco más sobre cada cosita.

Las almohadillas.

almohadillas de Uma

Las almohadillas de Uma son difíciles de ver en su totalidad por la cantidad de pelo que tiene. Esto también es positivo porque de alguna manera protege más a la almohadilla. La base de una pata está formada por las uñas o garras, las almohadillas que son las 4 más pequeñas que vendrían a ser las bases de los 4 dedos, la almohadilla del metacarpo que es la almohadilla central y es la más grande, el espolón que vendría a ser su pulgar y la almohadilla carpiana que es la que está a mayor altura.

Las 4 almohadillas pequeñas junto a la almohadilla del metacarpo tienen una función protectora de golpes y ayudan a proteger los huesos y articulaciones de la pata de los perros de posibles daños y lesiones, mientras que la almohadilla carpiana tiene la función de freno, permitiendo a los perros no resbalar en suelos resbaladizos o en cuesta.

Dentro de esa piel tan callosa que se forma en las almohadillas hay grasa. La grasa, además de proteger de daños ocasionados por superficies rugosas, también protege del frío ya que aísla bastante manteniendo el calor del cuerpo. Pero si hay una función importante de las almohadillas esa es la de transpirar. Sí, porque ya sabemos que los perros no sudan y tan solo pueden regular la temperatura de su cuerpo a través de los jadeos y de sus almohadillas.

¡Imagínate si es importante cuidarlas! Hay que prestar atención porque, como he comentado, en perros que tienen la piel fina porque pasan la mayor parte de su tiempo en superficies donde nosotros podríamos ir descalzos, es muy fácil que se lastimen cuando nuestros perros hacen caminatas largas sobre tierra, suelo rocoso, nieve o el asfalto en pleno verano cuando quema horrores.

¿Cómo podemos cuidarlas? Lo mejor para caminatas en suelos rocosos donde es muy fácil cortarse, en nieve donde la congelación puede provocar grietas o en suelo terroso que puede irritar las almohadillas, es calzar a nuestros perros con unas botas de aventura. Son botines estudiados para el mayor confort y seguridad del perro.

cuidar las almohadillas
Haz clic en la imagen para ver más botas perrunas

Si observas que las almohadillas están agrietadas o resecas o incluso heridas puedes también tratarlas con cremas y bálsamos. Esta selección que he hecho son de lo mejorcito (haz clic sobre cada imagen para saber más de cada producto):

almohadillas
Spray en frío para calmar irritaciones o heridas.

 

almohadillas
Bálsamo de avena para prevenir y regenerar

 

 

almohadillas
Crema protectora con cera de abejas

 

Protector de almohadillas en crema de ingredientes ecológicos

Las uñas.

 

uñas de Uma
Uñas de Uma que tengo que cortar ya

Me vas a disculpar pero justo he hecho la foto tras venir de paseo, de ahí el aspecto mugriento. ¿Por qué es importante cortar las uñas de forma habitual? Porque, de lo contrario de lo podrías pensar, el peso del cuerpo no descansa sobre las almohadillas, sino sobre los dedos. Unas uñas muy largas pueden provocar la deformación de los dedos o que se rompa la uña con lo doloroso que es (muy doloroso). Pero ojo, porque cortar las uñas no es tan fácil como parece.

Tengo la suerte de que la mayoría de uñas de Uma son transparentes y eso me permite saber por dónde debo cortar, pero recuerdo a mi anterior perro, que era todo negro, uñas azabache incluidas. Obviamente, esas uñas se las tenía que cortar el veterinario, porque era muy fácil cortar el nervio de la uña con el dolor que supone.

Con Uma utilizo un cortauñas especial para perros y corto dejando el nervio bastante alejado. No le gusta nada que le corte las uñas, por eso, me tiene mucha paciencia cuando le digo que tras el corte de cada uña le daré una chuche.

cortauñas para perros
Clic en la imagen para conseguir el cortauñas

Utilizando este cortauñas y nunca uno para humanos (aunque es de cajón porque el grosor y densidad de las uñas no tienen nada que ver, hay adoptantes que hacen barbaridades) y sabiendo bien por dónde cortar lo tendrás muy fácil. Guíate de este ejemplo.

cortar uñas a un perro

Y si tienes dudas, mejor visita a tu veterinario o al peluquero canino y dile que te las corte él.

Como ves, almohadillas y uñas no son moco de pavo. Hay que observar, prevenir y tratar si hace falta.

¡Comparte!

2 thoughts to “Uñas y almohadillas perrunas: todo lo que debes saber”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *