Santa Eulalia del Río

Vacaciones con perro en Santa Eulalia del Río

Santa Eulalia del Río o Santa Eulària des Riu es una de las ciudades más bonitas de la isla de Ibiza y se caracteriza por ser muy tranquila, limpia, bonita y de turismo familiar. No lo digo porque sea mi ciudad, es que es una realidad a la que hay que sumar que además de Ciudad amiga de la Infancia declarada por la Unesco, es también una ciudad Dog-Friendly por cómo se ha ido implicando en los últimos años en la causa canina.

Ha habido un cambio brutal: han declarado dos playas de la ciudad como exclusivamente caninas, han colocado por todo el paseo marítimo papeleras con dispensador de bolsas, han abierto un parque canino y además siempre está abierta a eventos caninos. A esto hay que sumarle que numerosos establecimientos permiten que puedas sentarte a tomar algo o comer algo acompañado de tu peludo.

Así que si estás pensando en viajar a Ibiza con tu perro, voy a recomendarte una serie de planes para hacer con tu perro si visitas Santa Eulalia del Río:

Paseo circular por el río. Somos la única ciudad de las islas Baleares que tenemos río, así que aunque pobre de caudal su desembocadura es preciosa y merece un buen paseo. Tu perro disfrutará muchísimo del paseo porque combina diferentes tipos de suelo.

vacaciones con perro en santa eulalia del rio

Es una ruta circular, por lo que puedes empezar desde la desembocadura del río mismo, siguiendo la ruta del río hacia el interior hasta llegar al puente romano. Allí puedes aprovechar para hacer unas buenas fotos y tu perro entretenerse mirando los patos. A continuación, sube unas escaleras que te llevarán al puente y una vez arriba sigue recto por una camino de tierra. Verás que tienes que pasar bajo otro puente: hazlo y sigue el camino hacia una casa típica ibicenca. Es un museo, el Museo Can Planetes, no me voy a extender con explicaciones porque a lo largo de esta ruta hay paneles informativos pero, aunque el museo lo encuentres cerrado vale la pena la visita porque podrás trasladarte por momentos a cómo se vivía y trabajaba el campo hace 300 años y la importancia del río para la supervivencia de los huertos y, por ende, de su gente.

Una vez pases de largo el Museo siguiendo el camino, encontrarás a mano derecha un camino de grava. Síguelo y enlaza con una calle de asfalto. Sigue recto hasta que te dé la opción de subir por una calle a la derecha en dirección a la iglesia. Se llama Puig de Missa y se trata de una iglesia fortaleza. La visita vale mucho que la pena, puesto que la iglesia es tan blanca como las casas ibicencas y entenderás por qué además de iglesia era fortaleza, y es que desde la cima de la colina se podía divisar cualquier ataque pirata. En la cima, la panorámica es preciosa y podrás también echar unas buenas fotos y pasear por lo que se considera el casco antiguo de la ciudad, con sus casitas blancas y coquetas. Es en la cima donde también podrás encontrar el Museo Etnológico.

Una vez disfrutada la panorámica puedes bajar deshaciendo el camino que habías hecho hacia el mar. Tan solo tendrás que llegar al paseo marítimo para tomar el camino a la derecha siguiendo el paseo hacia el punto desde donde iniciaste la marcha en el río.

Puig de Missa
Puig de Missa – Foto Ajuntament de Santa Eulària des Riu

Paseo marítimo de Santa Eulalia. No es un paseo circular pero vale la pena deshacer el camino por sus agradables vistas al mar y la brisa que se agradece tanto en verano. Puedes empezar el paseo a partir de las 19.30 horas de la tarde cuando el calor no apriete tanto. Inicia el paseo por la calle del Río, a la altura de la desembocadura del río, y mirando al mar sigue el paseo hacia la izquierda. Verás que el paseo siempre bordea la costa y que al otro lado lo bordean terrazas en las que tu perro es bienvenido, hay incluso terrazas que ya tienen el cuenco con agua preparado para cualquier peludo. Si sigues el paseo, encontrarás la primera parada obligatoria para ti: verás una serie de esculturas de podencos ibicencos y tras ellos, una pequeña muestra de mercadillos hippies (menos los miércoles). Para tu perro no tiene ningún interés, pero para ti seguro que sí.

Una vez visitado el pequeño mercadillo, retoma el paseo en el punto donde lo habías dejado siguiendo hacia la izquierda y podrás llegar hasta el puerto deportivo. Recorrerlo es una gozada y las terrazas que encontrarás también lo son, la mayoría de ellas, dog-friendly.

Puedes seguir el paseo hacia que encuentres el Palacio de Congresos. En ese punto, gira a la derecha y sigue un camino de tierra que te llevará a una pequeña colina en cuya cima podrás divisar una puesta de sol tras las montañas de Santa Eulalia, preciosa. Desciende de nuevo hasta el Palacio de Congresos y deshaz el paseo hacia el punto inicio.

Nuestra recomendación: pararte para tomar un helado en la Heladería L’Alchimista, para coger fuerzas para el paseo y de paso degustar helados italianos artesanales y tras el paseo cenar bueno, bonito y barato en El Rincón del Río, una terracita donde puedes degustar un menú Thai delicioso pero también bocatas, hamburguesas o pizzas.

Playa con perro. En Santa Eulalia hay dos playas exclusivas para perros. Una, la playa de Sa Punta des Nedadors, está situada justo en la desembocadura del río, y si bien es perfecta para que tu perro se pueda dar un baño, no es nada recomendable para ti. Es rocosa, poco profunda y de incómodo acceso. Si quieres acompañar a tu perro y quieres nadar con él, te recomiendo que vayas a la playa de Es Faralló, una playa muy tranquila, de cantos rodados, y de vistas súper bonitas.

playa para perros Es Faralló

Si bien es cierto que tu perro no puede acceder al resto de playas, por suerte la isla tiene mucha costa, por lo que siempre encontrarás rincones donde no haya nadie ni haya carteles que te prohíban el paso con tu perro y donde podrás disfrutar con tu perro, vigilando eso sí, que no moleste a nadie y recogiendo siempre los regalitos que pueda dejar.

Senderismo con perro. Saliendo de la ciudad y adentrándonos en rutas de senderismo, en Santa Eulalia se pueden disfrutar diferentes rutas, que se recomiendan, eso sí, hacerlas cuando no apriete tanto el calor. La mejor época es abril y octubre y las más recomendadas son las que recorren la costa, aunque las de interior son también preciosas y tu perro puede correr con más libertad. Te dejo aquí un enlace a las rutas de senderismo con mapa para que puedas realizarlas sin problema. Prepara la cámara porque te vas a quedar corto con la de fotos que podrás realizar.

senderismo con perro

Dónde comer. Por suerte, durante el verano hay muchas terrazas donde puedes acudir con tu perro y la oferta gastronómica en Santa Eulalia es brutal. Todo el paseo marítimo está flanqueado por restaurantes de cocina mediterránea, vegetariana, italiana, mexicana, etc., pero además, existe la llamada “Calle de los Restaurantes” donde la mayoría de establecimientos son restaurantes y tabernas: cocina italiana, tapas, chinos, mediterránea, francesa, etc.

Y, perteneciente al municipio de Santa Eulalia, y a tan solo 10 minutos del pueblo que lleva el mismo nombre te invito a que visites dos puntos clave para comer o cenar: el pueblo de Santa Gertrudis, donde todo el centro está peatonalizado y donde siempre es común ver personas con sus perros en las muchas terrazas que hay a tu disposición, o la playa de Talamanca, donde, sobretodo de noche, podrás disfrutar de una vista preciosa a la catedral de Ibiza iluminada, a la vez que disfrutas de la comida y de la compañía de tu perro.

Dónde dormir. Pues sí, también hay alojamientos Dog-Friendly donde poder alojarte con tu perro. Además, puedes elegir desde hoteles a apartamentos e incluso agroturismos. Aquí te dejo un enlace de los alojamientos: Lista de hoteles Dog-Friendly.

En Santa Eulalia del Río podrás encontrar también servicios para tu perro: peluquerías, tiendas de mascotas, centros veterinarios, etc.

Como ves, es difícil aburrirse en Santa Eulalia del Río. Si eres una persona tranquila, amante de los perros y a la que le gusta viajar con mascota, puedes hacer muchos planes en mi ciudad. A la isla puedes llegar en avión (recuerda que si tu perro pesa menos de 8 kilos puedes viajar con él en cabina y si pesa más tendrá que viajar en bodega) o en barco (los barcos ya están preparadísimos para que tu perro pueda viajar cómodamente) y, recuerda siempre, respetar las mínimas normas de convivencia cuando viajas con perro: una convivencia armoniosa, recoger todas sus deposiciones, llevarlo siempre atado dentro de ciudad, ponerle bozal en caso de PPP, etc.

Seguramente me habré dejado muchas cosas, pero este es un buen comienzo para unas vacaciones muy perrunas. ¡Felices vacaciones y bienvenid@s!

¡Comparte!

Una respuesta a “Vacaciones con perro en Santa Eulalia del Río”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *