Perros y nieve: qué tener en cuenta

Este año las nevadas están batiendo récords en muchos puntos de nuestro país.

Y, vamos a confesarnos: nos encanta y a nuestros perros también.

Nosotras que vivimos en Ibiza no hemos visto nunca nevar, por tanto, poco podemos hablar sobre nuestra experiencia.

Sin embargo, pronto nos mudaremos a Andorra, donde la nieve está presente durante mínimo 4 meses, y me he informado muy bien de cómo afecta la nieve a los perros.

¡Más vale prevenir!

Perros y nieve

El invierno puede ser una de las mejores ocasiones para salir de vacaciones en compañía de toda la familia y del mejor amigo peludo, el perro.

Sin embargo, y más este año, a veces no hace falta salir de vacaciones para encontrarte la nieve en la puerta de tu casa.

El problema comienza cuando no se sabe cómo se debe proteger al perro del frío que pueda presentarse.

Ser consciente de cuáles son los cuidados para un perro en el invierno es fundamental, ya que no todas las razas se adaptan de la misma manera al frío y, en algunos casos, pueden sentirse realmente mal durante esta estación, si no están preparados.

Cómo afecta la nieve y el frío a nuestros perros

Durante el invierno, los perros que suelen vivir en zonas de nevadas pueden quemar una gran cantidad de calorías, puesto a que realizan actividad física con más intensidad sin importar las bajas temperaturas.

Son mucho más activos.

Si el perro es uno de estos, es importante que se pueda considerar cambiar un poco su dieta.

También es vital que el adoptante lo mantenga muy bien hidratado porque con el frío, al jadear, podrían perder la humedad y deshidratarse.

La nieve puede ofrecer paisajes naturales muy hermosos, pero también puede ocultar en el fondo, rocas y agujeros.

Por eso, será importante que siempre se acompañe al perro en el momento de explorar las nuevas texturas y olores. 

El adoptante deberá de mantenerlo siempre con su correa, bajo su supervisión, para que pueda olfatear con más calma en la nieve.

Recordemos que, hay mucha humedad y trozos de hielo, por lo que se le puede dificultar seguir rastros y se podría perder muy fácilmente.

Recomendaciones para disfrutar de la nieve con un perro

  • Cuando el adoptante salga con su perro a pasear por la nieve es importante que los paseos no sean tan largos como los que se realizan en verano. Los paseos cortos, podrán proporcionarle la cantidad de ejercicio necesario al perro.
  • Es importante que el adoptante tenga cuidado cuando camine por encima de las placas de hielo, estas suelen ser muy resbaladizas y sumamente peligrosas para ambos. Si se resbala en el hielo, puede ocasionar que tenga una torcedura o esguince. Tampoco es recomendable que se le lancen objetos al perro sobre las placas.
  • Si están paseando cerca de embalses o ríos, no se debe dejar que el perro se acerque demasiado al agua o a la orilla, estos podrían tener una capa de hielo que los hace parecer congelados, pero en el fondo, su agua sigue siendo sumamente fría. Por lo tanto, si el perro se cae, corre el riesgo de ahogarse ya que el frío no podría permitir que nade a la perfección.

Nota: Cuando los adoptantes tienen alguna duda de cómo velar por las necesidades de su mascota si va a viajar o vive en un sitio que tiene temporadas con nieve, debe visitar a su veterinario y comentárselo.

Los especialistas, tienen el conocimiento necesario para orientar a los adoptantes en cuanto al cuidado de sus mascotas durante los meses fríos y más.

perros y nieve

¿Es peligroso que un perro coma nieve?

Los perros son amantes de la nieve, muchos hasta llegan a comérsela debido a la emoción.

Sin embargo, esta no es una buena idea.

Si el adoptante permite que su perro consuma nieve, puede ocasionarle molestias como diarrea o hipotermia.

Además, en algunos casos, la nieve puede contener sustancias tóxicas, por eso, siempre se recomienda que se lleve consigo agua potable y algunos snacks para el perro.

Tal vez no sea un problema que su perro consuma un poco de nieve, el verdadero problema radica cuando ingiere demasiado, debido a que esto provoca un enfriamiento en el aparato digestivo del perro. 

Primeramente, si el perro come una cantidad de nieve muy alta, comenzará a orinar con mucha más frecuencia, tal vez cada 2 o 3 horas.

Por esa razón, se debe salir nuevamente un par de veces para que su perro pueda orinar.

Otra consecuencia grave de que el perro consuma nieve es que su tracto digestivo no la asimilará adecuadamente, por lo que las diarreas se harán presente en cualquier momento.

A un perro también puede darle dolor de barriga por la acumulación de frío.

Nota: Se debe considerar que el perro puede resfriarse. El perro puede mostrar síntomas de pulmonía canina en cualquier momento si ya se ha encontrado con un resfriado.

En este caso, si el perro está resfriado, lo mejor sería evitar los paseos en la nieve por un tiempo.

¿Por qué los perros comen nieve?

Los perros son animales que no sudan, logran refrigerarse e hiperventilarse mientras eliminan los excesos de calor a través de su lengua.

Los perros no sudan, porque no cuentan con glándulas sudoríparas que son las que permiten que el cuerpo se refresque. 

Por ello, si un perro ha corrido y saltado demasiado, se sentirá acalorado y por ello la nieve será un manjar para poder aliviarse.

Cuando el perro juega a perseguir las bolas de nieve, en algunos momentos pueden sentir la necesidad de morderlas y comerlas.

Para ellos esto es un juego completamente normal y además divertido, pero en ese momento que parece ser inofensivo, pueden tragar y masticar la nieve sin tener conocimiento de que puede ser un riesgo grave para su salud.

perros y nieve

Síntomas peligrosos causados por la nieve en los perros

Si se aprecian algunos de estos síntomas en el perro, significa que algo no marcha bien.

De ser así, los paseos deberán de pausarse por un tiempo y regresar al hogar para poder abrigarlos y mantenerlos calientes hasta que mejoren. 

Algunos síntomas de alerta para un adoptante, son:

  • Temblores excesivos.
  • Rigidez y síntomas de apatía al caminar.
  • Desobediencia. El perro evita hacer contacto visual y regresar a casa.
  • Dolor al caminar.

Nota: Si el adoptante identifica alguno de los síntomas en su perro, y tiene la posibilidad de asistir rápidamente a un veterinario, no debe dudarlo. 

Algunos consejos para salir de paseo en la nieve con un perro

  • Protección contra el frío:

Para ayudar a que los perros mantengan su correcta temperatura corporal durante un paseo en la nieve, es recomendable abrigarlos, sobre todo, si es un perro con pelaje corto. 

  • Reducir los paseos en la nieve:

Cuando el tiempo se pone más frío de lo normal, los paseos y la nieve no serán los mejores compañeros para su mascota.

No importa si el perro es un cachorro o un adulto, ambos tendrán tolerancia al frío pero eso no significa que puedan soportar largos paseos por algún parque con fuertes vientos y nieve en sus patas.

  • Vigilarlo cuidadosamente mientras está caminando por la nieve: 

Aunque este punto se ha recalcado anteriormente, es necesario que siempre se vigile al perro durante los paseos.

Ellos pueden perderse fácilmente cuando hay nieve, ya que esta puede eliminar rastros y olores que pueda contener el suelo.

Por ello, su olfato no podrá trabajar correctamente. 

Además, tampoco se recomienda nunca soltarlo en la nieve si aún no sabe atender el llamado de regreso.

  • Proteger las almohadillas de sus patas:

Las almohadillas de las patas del perro son muy sensibles a sufrir daños.

Cuando el perro no se encuentra acostumbrado a correr por la nieve, lo mejor y más recomendable es que se protejan sus patas. De esta manera, las almohadillas no sufrirán daños.

Para ello, un calzado sería lo ideal.

Es importante que el adoptante evite:

  • La congelación de sus almohadillas.
  • Quemaduras por el frío.
  • Cortes.
  • Nieve entre los dedos de sus patas. La nieve puede hacer que el perro no camine correctamente. 

Nota: Lo ideal es que el adoptante pueda proteger las almohadillas de su perro, pero en caso de olvido, existe un recurso al que se puede acudir: colocar vaselina o crema corporal en sus almohadillas.

Ambas, tienen capacidad hidratante que ayuda a prevenir heridas en las almohadillas del perro.

  • Proporcionarle mucha agua fresca y limpia:

El adoptante siempre debe llevar agua fresca cuando salga de paseo por la nieve con su perro.

Así, se podrá evitar que el perro prefiera comerse la nieve. Con el agua limpia y fresca, lo ayudará a que esté lo suficientemente hidratado. 

  • Cuide a su perro de los anticoagulantes:

Existen superficies que tienen anticoagulantes, este químico es muy dulce, pero realmente tóxico para la mascota.

Es por ello que, si tienes sospechas de que tu perro ha podido pisar una de estas superficies, lo mejor será que proceda a limpiar sus patas muy bien para que no se pase la lengua por ellas. 

Abrigos y alimentación para un perro en invierno

No todos los perros necesitan abrigarse durante el invierno.

Muchos perros pueden soportar el frío, pero hay otros que sí necesitan abrigarse.

Generalmente, los perros que no pueden resguardarse por sí mismos del frío son los de raza y de cuerpo pequeño, como los cachorros, perros en etapa senior y los que están enfermos.

El frío puede hacer que los perros consuman más calorías, es por ello que cuando comienza el invierno, la ropa y la alimentación debe de cambiarse por completo.

Es importante que el perro consuma suficiente proteína animal que le dará la energía y calor suficiente para esta época de frío.

Por supuesto, es necesario e importante que se controle la alimentación del perro, para evitar caer en los excesos y el posible sobrepeso. 

En cuanto a la ropa ideal para el frío y la presencia de nieve, en el mercado existe una gran variedad de abrigos para que los perros se protejan bien.

Algunos abrigos ideales, son:

  • Abrigos a prueba de agua.
  • Abrigos calientes.
  • Abrigos con forro polar (hay de varias capas).
  • Abrigos resistentes al viento.
  • Chalecos de invierno, y muchos más.

Nota: Es importante tener en cuenta que los perros pueden aguantar y tolerar el frío mucho mejor que los humanos aunque las temperaturas muy bajas pueden afectarles.

Por esa razón, cuando hace mucho frío, el adoptante debe procurar que la cama de su perro esté en un lugar que sea cómodo y caliente.

Además, debe asegurarse de que no tenga ninguna corriente de aire que puedan molestarlo.

Como adoptante:

  • No debes dejar salir al perro si el frío afuera es muy fuerte.
  • Debes ofrecerle una cama que esté en un espacio cálido y con calor.
  • Darle una manta gruesa.
  • Una recomendación es ofrecerle al perro algo tibio. Puede ser una infusión de manzanilla, que, además, tiene muchos beneficios. 
perros y nieve

Algunas razas de perros y el frío

Los meses de invierno pueden ser ideales para la familia y las mascotas, pero también se debe tener en consideración los cuidados que hay que tener con los perros cuando aparece la nieve y el frío intenso. 

Los climas nevados y fríos pueden ocasionar problemas en el pelaje del perro, por eso, es importante que en los perros de pelo más largo siempre se protejan con trajes especiales.

En estos trajes especiales, lo más importante es el tipo de material con el que estén elaborados.

El adoptante debe asegurarse de que estén adaptados para el frío extremo, lluvia y nieve.

Además, debe ser un traje cómodo, impermeable y acolchado. 

Algunas razas de pelo largo, son:

  • Collie barbudo.
  • Galgo afgano.
  • Shih tzu.
  • Yorkshire terrier.
  • Bichón maltés.

Nota: Es importante considerar los daños que puede traer consigo la humedad de la nieve, y cómo puede afectar al pelaje de su perro.

Por tal motivo, se recomienda que luego de dar un paseo, se le seque muy bien con una tolla y en caso de ser posible, utilizar un secador.

Por otro lado, los perros caseros como el Yorkshire, son más propensos a sufrir de frío, debido a su falta de pelaje.

Tienen el pelo corto. Si el adoptante tiene un perro de esa característica debe asegurarse de que siempre esté bien abrigado y caliente, en caso de que salgan a dar un peso cuando hay frío o nieve.

Algunas razas más propensas al frío, son:

  • Chihuahua.
  • Galgo.
  • Pinscher miniatura, entre otros. 

Razas de perros ideales para la nieve

Los perros nórdicos resisten fácilmente las bajas temperaturas.

Esto se debe a su pelaje, el cual es espeso y muy abundante. Estos perros no requieren de cuidados especiales si pasean por la nieve. 

Por supuesto, si un perro nórdico es cachorro, es anciano, o está enfermo, sí deben protegerse un poco, debido a que son más sensibles al frío.

Algunos perros nórdicos, son: 

  • Husky Siberiano.
  • Chow Chow.
  • Malamute de Alaska.
  • Akita Inu.

¿Tu perro ya ha disfrutado de la nieve? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.