Parvovirus canino, ¿cómo reconocer la enfermedad?

por admin
106 visualizaciones

El parvovirus canino o parvovirosis es una enfermedad vírica que se transmite de manera oro-nasal afectando al tracto intestinal.

Si bien puede afectar a nuestro perro a cualquier edad, se muestra más agresiva en los cachorros.

Es por ello que es inoculada la primera dosis contra el parvovirus a los 45 días de vida.  

La importancia de ponernos en manos de profesionales formados en una Universidad de Veterinaria, en las primeras 48 horas podrá evitar que pueda derivar en un caso mortal.

¿Cómo se transmite el parvovirus canino?

El parvovirus canino suele estar presente en las heces y orinas infectadas, pero también puede encontrarse en comida y en la leche materna, en el caso de cachorros.

Por ello la vacunación se realiza a tan temprana edad. Además, se ha detectado en objetos, e incluso en nuestro calzado al pisar restos o pelo animal y en las patas de nuestras mascotas.

El principal problema del parvovirus es que los perros infectados tienen en su cuerpo el virus como mínimo tres semanas, y tras su recuperación, se mantiene en sus excrementos largo tiempo.

Pero, ¿cómo reconozco que mi perro tiene parvovirus?

Este virus tiene tendencia a la mutación, pero hay una serie de síntomas comunes a cada cepa que pasamos a precisar:

  • Pérdida de apetito.
  • Vómitos continuos.
  • Agotamiento.
  • Diarrea con restos de sangre.
  • Fiebre alta.
  • Rápida deshidratación, lo detectaremos en encías y lengua que no estarán húmedas.
  • Posible shock por deshidratación.
  • Vientre recogido con dolor abdominal.

Los síntomas se pueden confundir con la gastroenteritis, por lo que debemos ir urgentemente a la clínica veterinaria, a pesar de que en el mercado hay un test del parvovirus.

Insistimos: ante cualquier sospecha se debe acudir inmediatamente a la clínica.

No hay un tratamiento específico, con lo que se estimula el sistema inmunológico, se trata la deshidratación y el resto de síntomas.

Se administra antibióticos para prevenir la septicemia, ya que esa debilidad que produce la infección vírica es aprovechada por bacterias que atacan al intestino.

La vuelta a casa

Tras el diagnóstico y el tratamiento, si no es necesario la hospitalización, se seguirán las indicaciones del profesional en veterinaria.

Éstos son algunos consejos básicos:

  • Facilitar el acceso al agua a nuestro perro y administrar bebidas isotónicas para proporcionar las sales minerales perdidas por los vómitos y las diarreas.
  • Evitar que nuestro perro coma durante 24-48 horas para poder parar los vómitos y diarreas.
  • A partir de las 48 horas comenzaremos con dieta blanda, como agua de arroz, arroz blanco, caldo de pollo, todo sin sal.

Transcurrido el tiempo necesario para su recuperación, el veterinario te indicará que puede volver a su alimentación diaria.

Razas con más riesgos

Aunque parezca extraño, hay razas con una predisposición al virus de la parvovirosis, estas razas son:

  • El Pastor Alemán.
  • El Doberman.
  • El Pit Bull Terrier.
  • El Rottwailer.

También hay factores como el estrés o los parásitos intestinales, entre otros.

La prevención, nuestra gran aliada

La vacunación será una herramienta de prevención fundamental para proteger a nuestro perro, poniendo todas las dosis de la vacuna y siguiendo el calendario vacunal, ya que se pone un refuerzo del parvovirus una vez al año.

Es fundamental tener a nuestro perro desparasitado tanto interna como externamente y mantener una higiene adecuada, tanto en el perro, bañándolo de manera frecuente, así como en los utensilios y sus juguetes.

Si nuestro cachorro está sin vacunar, es imprescindible evitar que esté en contacto con otros perros o sacarlo a la calle. 

Te recomendamos que cuando adoptes o acojas a un perro preguntes y que te faciliten su cartilla con todas las vacunas al día.

Su salud es tu tranquilidad.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más