Cómo afecta una ola de calor en perros

Ya tenemos el primer aviso por ola de calor este verano y nuestros perros son de los que más la sufren.

Hasta máximas de 40ºC se esperan, sobre todo, en la península, algo menos en Ibiza, donde aunque parezca que no se marquen tantos grados, el porcentaje de humedad es tan alto que resulta muy agobiante.

Dicho esto, quiero daros unas pinceladas de qué debéis hacer durante una ola de calor con vuestros perros, ya que algunos adoptantes ignoran el peligro que conllevan tan altas temperaturas.

Los perros no sudan

Los perros no sudan, por eso, la gestión del calor es insuficiente.

Si bien nosotros tenemos una perfecta gestión del calor a través de nuestras glándulas sudoríparas repartidas por toda la piel, el perro, al carecer de ellas, lo tiene muy complicado.

¿Cómo, entonces, un perro autorregula su temperatura? A través de sus almohadillas y de su lengua, aunque el calor también puede escapar por sus orejas (sobre todo, en perros de orejas erguidas).

Las almohadillas

Las almohadillas contienen glándulas sudoríparas, de ahí que muchas veces veamos huellas húmedas en el suelo, fruto de esa transpiración del calor.

Las almohadillas contienen una capa de grasa que permiten al animal amortiguar su pisada, aislarlo de las extremas temperaturas del suelo y sudar a través de ellas para eliminar el calor corporal. 

Ahora bien, con estas funciones tan importantes, paradójicamente, las almohadillas son las grandes olvidadas del perro.

Apenas hay adoptantes que se preocupen de revisarlas y observar cómo están.

Por eso, durante los días de tanto calor y sobre todo ante una ola de calor, las almohadillas son las que ayudarán a tu perro a autorregular su temperatura corporal.

¿Cómo podemos ayudar a que lo lleve mejor?

  • No salir nunca en horas punta. Si las almohadillas tienen que ir sobre superficies ardiendo, ¿cómo va a regular su temperatura? Por eso, los paseos a primera y última hora son los más recomendados.
  • Permite a tu perro estar sobre superficies frescas: las alfombras refrigerantes son mejor opción que el aire acondicionado.
  • Apuesta por las piscinas para perros. Tener una pequeña piscina en casa, en la terraza o balcón para que, al menos, pueda remojar sus patas, es una muy buena opción para refrescarse.

Y no olvides hacer siempre la prueba de los 5 segundos sobre el asfalto.

prueba del asfalto
Evita las abrasiones de las almohadillas

Coloca 5 segundos tu mano sobre el asfalto. ¿Aguantas 5 segundos? Perfecto, tu perro puede pasear. ¿No lo aguantas? Tu perro tampoco.

La lengua

A través de la lengua, los perros eliminan vapor de agua.

Gracias a los jadeos, el aire caliente del cuerpo sale al exterior, el vapor de agua del cuerpo se elimina a través de la lengua y el perro se va refrigerando.

La temperatura normal de un perro oscila entre 38ºC y 39ºC.

Cuando el perro detecta un exceso de calor, bombea sangre caliente a la lengua compuesta por glándulas salivares, que ayudan a eliminar el exceso de temperatura en forma de humedad.

De esta forma el perro expulsa el calor a través de la evaporación que produce en su boca.

Como ves, la refrigeración del perro es mucho más difícil que la nuestra y menos eficiente.

Por eso hay que tener mucho cuidado con los golpes de calor.

Los golpes de calor son susceptibles de darse en los perros porque éstos generan más calor del que pueden eliminar o bien porque el calor ambiental es excesivo, como puede ocurrir en los próximos días.

¿Cómo podemos evitar ese temido golpe de calor?

El golpe de calor se da cuando la temperatura del perro alcanza los 42 grados, por eso, es fundamental evitar que alcance esa temperatura:

  • No dejes nunca a un perro en un coche encerrado, ni siquiera un minuto (aquí puedes saber cómo actuar si encuentras un perro en el interior de un coche).
  • Cambia el agua de tu perro cada día, aunque tenga. Cada día renueva su cuenco con agua fresca y limpia.
  • Mantén a tu perro en una estancia fresca, evitando dejarlo encerrado en estancias, sobre todo, expuestas al sol.
  • Prepara algún premio helado para tu peludo.
ola de calor en perros

Aquí tienes 10 tips para tu perro para combatir el calor.

Cómo puedes saber si tu perro está sufriendo un golpe de calor

Pon atención a estos síntomas:

  • Jadeos.
  • Taquicardia.
  • Temperatura corporal elevada.
  • Mucosas congestionadas.
  • Vómitos.
  • Diarreas.
  • Shock o pérdida del conocimiento.

Si encuentras que tu perro está sufriendo un golpe de calor, debes acudir urgentemente al veterinario.

Ahora bien, si encuentras que el centro está cerrado o te pilla muy lejos y piensas que no te da tiempo a llegar, coloca a tu perro en un lugar fresco y ventilado, báñalo con agua del tiempo (fría no) o envuélvelo en toallas húmedas frías y si no ha perdido el conocimiento, dale de beber pequeñas cantidades de agua fresca.

El golpe de calor: una urgencia veterinaria muy frecuente en verano

Los veterinarios comentan que los golpes de calor son una de las urgencias más frecuentes en verano y, la mayoría de estos golpes de calor, se dan cuando los perros viajan en coche con sus adoptantes.

Los coches resultan trampas mortales para nuestros peludos, por eso, no te fíes nunca de dejar a tu perro solo en un el coche, aunque esté a la sombra.

Y cuando viajes en coche con tu perro, no olvides hacerlo con aire acondicionado o con las ventanillas bajadas, y realiza ciertas paradas para que tu perro pueda refrescarse con agua.

Y, ya sabes: evita los paseos en horas punta y evita realizar juegos con tu perro cuando haga mucho calor.

Ellos pueden estar jugando y pueden estar divirtiéndose en un día en la playa o piscina, y no darte cuenta del calor que está soportando.

Como ves, una ola de calor en perros puede ser muy peligrosa.

Por tanto, ¡ánimo, cuidado y a la sombra! en esta primera ola de calor del verano.

4 respuestas a “Cómo afecta una ola de calor en perros”

  1. Al final lo de las olas de calor es un fastidio para todos, para nosotros y para nuestros perritos también, solo que a veces algunos se olvidan. gran artículo

    1. ¡Muchas gracias!

  2. PAULINA IVONNE AVILA PINTO dice: Responder

    Hola, muchas gracias por todos los consejos. La verdad a mi me encantan los perros, tengo 8 en casa, así que la información es muy útil.
    Quisiera además pedir en este comentario que nos preocupemos también de los perritos callejeros, ojalá si ven algunos jadeando en esos días de calor, puedan darles agua fresca, ya que ellos no tienen dueños que se preocupen de esta necesidad, solo debemos pensar que a veces estos animalitos caminan mucho buscando donde encontrar agua para refrescarse.
    Por favor, no lo olviden, ellos lo agradecerán!

    1. ¡Menuda familia más bonita Paulina! Pues sí, yo en mi tienda tengo puesto un cuenco con agua porque aunque en mi ciudad no hay perros callejeros, siempre pasa algún perro con sed, y ya no te digo los pajaritos. ¡Son los que más beben!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.