Evolución de Uma tras la operación

Ha pasado una semana desde la operación de las glándulas lagrimales. Si bien nos asustamos cuando recién la vimos salir con los ojos hinchados, la evolución está siendo positiva, aunque no tanto como lo esperábamos, quizás son las ganas de que tenga los ojitos bien y las prisas porque sea cuanto antes…

El tratamiento post-operatorio consistió en ponerle 4 gotas al día durante 10 días de Tobrex, que es un colirio antibactericida, y 3 veces al día durante 5 días de Acular, que es un colirio antiinflamatorio.

Tras una semana de tratamiento, el ojo derecho prácticamente está normal, y la glándula ha vuelto a su sitio, sin embargo, en el ojo izquierdo la glándula no acaba de colocarse en su sitio. Hay que tener en cuenta que esa glándula llevaba prácticamente 2 meses al aire libre, sin estar resguardada de nada, y puede que el tiempo haya jugado en contra (eso al menos nos dijo la veterinaria, que cuanto más tiempo estuviera fuera peor, sin embargo, no pudimos tampoco operarla antes por ser demasiado pequeña).

El caso es que ahora la glándula está resguardada tras el tercer párpado, pero es bastante visible, como se puede observar en esta foto que le hice hace dos días.

Uma

El ojo derecho, como comentaba está casi perfecto.

Uma

Ahora mismo, le acabo de hacer esta foto, y se puede apreciar la mejoría:

Uma

Esperemos que aún se le vaya desinflamando más el asunto, pobrecita, con todo lo que ha tenido que pasar, no se merece esto. Encima, ahora se porta de bien para ponerle el colirio que da gusto…

¿Cómo conseguir que un perro se deje poner colirio? En su día, al principio de todo, ya expliqué lo que nos costaba ponerle una sola gota. Era como si fuéramos a ponerle cianuro en cada ojo, nos la liaba pero bien. Ahora nos busca para que le pongamos gotas, ¿cómo? Las maravillosas chuches. No hay nada como darle una chuche tras ponerle colirio. El cambio ha sido radical… Al principio costará la vida ponerle colirio pero, cuando interiorice que no solo no duele nada sino que además siempre tras la gota viene recompensa… Una balsa de aceite.

Así que, el lunes tenemos revisión con la veterinaria para que vea la evolución de los lagrimales de Uma. Descubriremos si aún hay posibilidades de que todo vuelva a su sitio, si no hay posibilidades, por lo menos, si se puede salvar de que se la extirpen, y sobre todo, algo que no pregunté fue si hay probabilidades de que vuelvan a salir de nuevo.

¡Crucemos los dedos!

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una respuesta a “Evolución de Uma tras la operación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.