Cómo enseñamos a Uma a hacer sus necesidades en el sitio correcto

Aún no he contado, con 4 meses y medio que tiene ya Uma, cómo aprendió a hacer sus necesidades. Quiero aprovechar que ya prácticamente controla el tema para explicar cómo le enseñamos, desde el primer día que llegó a casa con 45 días, dónde debía y dónde no debía hacer sus cositas.

Cuando Uma llegó a casa ya tenía todas zonas delimitadas. En una habitación donde normalmente estamos siempre, colocamos su cama, en otra zona una alfombra de plástico donde podía comer y beber, y en otra zona más alejada, la zona del baño, que no era más que varios papeles de periódicos.

La primera vez que hizo pipí, en efecto lo hizo en el momento en que le dio ganas, orinando en el suelo. En ese mismo momento, le dijimos NO, mojamos una hoja de papel de periódico y la llevamos donde estaban las otras hojas para que se empaparan del olor. Invitamos a Uma a oler las hojas y le dijimos: “pipí, aquí”.

Tuvimos mucha suerte, porque lo aprendió a la primera: la segunda vez que tenía ganas, ya fue a las hojas a orinar. Eso no significa que a partir de ese día ya orinara ahí todos los días, porque hay que tener en cuenta que, aunque la idea la captó, su vejiga aún era de bebé, no sabía controlar aún el aguantar el pipí y si le pillaba lejos de las hojas pues orinaba donde podía. Eso sí, no había día que no le regañáramos por ello. Aunque supiéramos que la pobre no aguantaba, queríamos que entendiera que no nos gustaba aquello nunca.

Este vídeo lo grabamos cuando Uma tenía 2 meses:

Como ves, las fiestas y elogios son súper importantes para reforzar esa conducta. Nos hacía mucha gracia, porque en muchísimas ocasiones, apoyaba medio cuerpo dentro de las hojas y el otro medio, que corresponde a la parte de atrás, fuera, y la pobre hacía su pipí pensando que lo hacía bien cuando en realidad orinaba fuera. Como la intención era buena, también la elogiábamos, unas veces con chuches, otras veces con elogios y caricias.

El tema de las cacas era mucho más fácil de controlar, siempre y cuando fuéramos puntuales a la hora de darle la comida. Porque es automático: come, y al cabo de 15-20 minutos ya tiene ganas de evacuar. Con la caca fue mucho mejor que con el pipí, porque sabía y podía controlar mejor, e inmediatamente iba al periódico y hacía ahí sus regalitos.

A medida que fue creciendo, era más capaz de ir controlando el pipí, así que le quitamos las hojas de periódico y seguimos unas rutinas diarias de sacarla al jardín de 6 a 8 veces al día. A día de hoy, el pipí lo tiene bastante controlado: bajamos al jardín, le damos la orden de pipí y lo hace tan campante:

El tema de la caca va genial, aunque tenemos un pequeño problema: ella aprendió que la caca se hacía sobre algo, y en cuanto nos despistamos, no duda en dejarnos algún regalito sobre el felpudo de casa, pero es algo que en una semana ya lo tendrá más que superado, porque ya estoy con el NO cuando se le merece, y las chuches cuando lo hace bien.

cómo educar a un cachorro a hacer sus necesidades

De hecho, es de lo más puñetera que hay, porque sabe que cuando le digo ¡muy bien!, corre hacia el bote de las chuches en plan: sí, muy bien, pero ¡dame la chuche!.

¡Comparte!

8 comentarios en “Cómo enseñamos a Uma a hacer sus necesidades en el sitio correcto

  1. Mi perrita es una swnauzer ya tiene dos anos y cinco meses,es muy educada y me,avisa cuando tiene ganas de hacer sus necesidades,pues empieza a darme con la patica.pero tengo un problema que hace unas semanas no me quiere comer la perrarina y no me gusta darle,comida casera. Dios te cuide

  2. Hola ,muy buenos consejos ,tengo una perrita de 15 semanas y me a costado mucho que haga sus necesidades afuera ,la saco hace pipi y cuando la entro sube al bano y hace de lo otro ,Cuanta comida tengo que darle al dia ?..
    Muchas gracias .
    Ely ..

    1. Hola Eliana! Debes darle de comer tres veces al día, la cantidad justa para su tamaño y peso. Mira el envase del alimento que le estés dando, allí te dirán las indicaciones de las raciones diarias. Solo tendrás que dividir esa ración entre tres, y listos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *