Carritos para perros: ¿cuándo usarlos?

Los perros son las mascotas que más accesorios tienen, desde collares de diferentes colores hasta ropa y carritos para perros. Sí, carritos.

Los carritos para perros son semejantes a los cochecitos que se utilizan para los bebés, pero exclusivamente diseñados para perros.

Estos carritos para perros se pueden encontrar fácilmente en tiendas de mascotas online, como por ejemplo, en Amazon donde encontrarás una variedad enorme. 

carritos para perros
Este carrito soporta hasta 32 kilos de peso y lo puedes encontrar en Amazon.

¿Cuándo debe usarse un carrito para perros?

Existen diferentes tipos de carritos, debido a que tienen diferentes usos.

No solo se utilizan para salir de paseo en aquellas razas sobre todo braquicéfalas, sino que son perfectos para los perros con algún problema de movimiento, es decir, que ayudan al perro que tenga alguna dificultad física.

Normalmente, los adoptantes adquieren estos carros para que sean un apoyo con el objetivo de mejorar la calidad de vida del perro.

Así como hay humanos que por diversas dolencias se cansan, los perros también, y contar con un carrito en ese momento, será un alivio para ambos.

Cualquier perro sano debe realizar actividad física para su equilibrio físico y mental.

Ahora bien, como he comentado, ciertas razas por sus características o dolencias, no pueden excederse en la actividad física diaria.

Entonces, después de un buen y largo paseo, no hay nada de malo en volver a casa dentro del carrito, o recorrer parte del camino en él. Al final, el adoptante sabrá cuál es el mejor momento para utilizarlo con su perro. 

Por lo general, los perros tienen mucha energía que deben liberar al correr y ejercitarse, pero cuando se trata de razas pequeñas, tener un carrito será de gran utilidad. Los perros pequeños se cansan más rápido si lo que deseamos es realizar un largo recorrido y queremos que nuestro perro nos acompañe. 

También es perfecto para perros de edad avanzada.

De modo que, tras un corto paseo adecuado a su ritmo, podría regresar a casa o descansar un poco en el carrito. De igual manera, los carritos para perros son buenos para los que tengan un poco de sobrepeso. 

Muchos adoptantes no saben con qué frecuencia se puede o debe usarse el carrito para perros.

En este caso, la respuesta dependerá de cada persona y del perro.

Sin embargo, lo más recomendable es usarlo en situaciones que de verdad lo necesiten.

Recordemos que es importante que el perro camine un poco cada día. Por esa razón, una recomendación es usarlo una vez a la semana. 

carritos para perros
Este carrito soporta hasta 60 kilos de peso. Lo puedes encontrar en Amazon.

Ventajas de usar los carritos para perros

Tener y usar carritos para perros tiene muchas ventajas. Al conocerlas, será más fácil determinar si necesitas uno para tu mascota o no. 

  • Ideales para perros ancianos.
  • Permite que los adoptantes tengan mayor movilidad con sus perros. 
  • Ideal para perros que tengan dificultades al momento de caminar.
  • Son más seguros que las correas.
  • Perfecto para perros que tienen problemas en sus articulaciones o alguna otra patología que le impida desplazarse normalmente.
  • Los carritos son una buena opción para visitar lugares donde hay mucha gente. Muchos perros se sienten nerviosos en medio de personas que no conocen, pero con el carrito sentirán mucha protección. 
  • Perfecto para que el perro pasee un poco, lleve sol y se familiarice con el ambiente, sobre todo, cuando es un lugar desconocido para él.
  • Cuando un perro lleva días en casa por algún problema, reposo o recuperación, el primer contacto con la calle, es mejor hacerlo con un carrito. Así, poco a poco se va a acostumbrando de nuevo al paseo.
  • Ideal para perros cachorros cuando se hacen paseos largos. Además, los cachorros no se acostumbran tan fácilmente a la correa, así que el carrito es una excelente opción. 
  • Aparte de ser un carrito para llevar al perro, permite también llevar otras cosas de tu mascota. Tienen espacio para su comida, agua, entre otros. Sin duda, los carritos para perros son muy prácticos.  
  • El perro y su adoptante disfrutarán mucho más de los paseos. 

Desventajas de usar el carrito para perros

Aunque el carrito puede ser algo muy bueno para los perros, tiene algunas desventajas que son importantes considerar:

  • El perro puede acostumbrarse al carrito. Esto quiere decir que puede preferir los paseos en el carro y evitar caminar. Esto no es bueno, porque los perros necesitan tener constante actividad física. 
  • La mayor desventaja es que el adoptante humanice al perro y compre el carrito sin necesidad, solo para “pasear” a su hijo peludo.
  • Según el uso que se le dé al carro, requiere que se limpie continuamente. Cada salida significa una limpieza. Eso para muchos adoptantes es una desventaja.

Comprar una carrito para perro por capricho para mimar al perro cuando no lo necesita a nivel físico es muy contraproducente, afectando no solo a nivel emocional, sino físico y sobre todo socialmente.

Elegir el mejor carrito para perros

Los carritos para perros tienen muchas ventajas y factores que los convierten en un accesorio que todo adoptante debe tener.

Sin embargo, siempre es importante asegurarse de que sea el mejor. De esa manera se protege la inversión al momento de comprarlo y se garantiza que será el carrito ideal. 

  • Material del carrito:

Es importante que el tipo de material del carrito no le cause problemas a la piel del perro.

Hay muchos perros alérgicos a algunos materiales y es mejor prevenir que eso suceda.

Para evitarlo, lo mejor es contar con el apoyo del veterinario. Así se garantiza su seguridad en ese sentido. 

  • El tamaño ideal:

Existen muchas razas de perros y por supuesto todos son de diferentes tamaños.

Los carritos también, hay uno para cada tamaño de perro.

Por ello es necesario adquirir el que sea perfecto para el perro. 

Si el perro es pequeño, debe ser un carro en el que el perro esté cómodo. Si es muy grande, se sentirá inseguro y será un accesorio poco práctico.

En cambio, si es un perro grande, el adoptante debe asegurarse de comprar el tamaño perfecto, es decir, que no sea pequeño.

  • Prácticos y fáciles de usar:

Los carritos para perros son un accesorio muy interesante, pero eso no es suficiente, deben ser prácticos y fáciles de usar.

Un carrito debe ser fácil de llevar para un paseo familiar. Además debe ser plegable, lo que permite su práctica movilidad.

Normalmente los carritos para perros son elaborados con material impermeable para su fácil lavado y mantenimiento.

Al mismo tiempo, debe ser fácil de desmontar para poder limpiarlos a fondo en caso de que el perro pierda mucho pelo.

Durante el paseo, los perros no todo el tiempo van en el carro, por un momento se bajan, juegan y vuelven al carro. Por lo tanto, pueden traer mucha suciedad que para limpiarla correctamente es necesario desmontar el carrito. 

  • Cómodos: 

Los carritos están diseñados para la comodidad del perro, para que tengan un paseo tranquilo, feliz y agradable dentro de él. El adoptante, debe verificar bien esto, para elegir el perfecto para la comodidad de su mascota.

  • Calidad:

El adoptante debe verificar la calidad del carrito. Debe asegurarse de adquirir un carrito bueno, que pueda soportar fácilmente cualquier tipo de superficie. Por ejemplo: en la tierra, en la calle, entre otros. Al ser un carrito de calidad, soportará eso y más. 

¿Un consejo? Un carrito con ruedas grandes siempre es más cómodo que un carrito con ruedas pequeñas.

  • Un carrito seguro:

Sin importar el tamaño del perro, el carrito debe ser seguro para ellos. Debe protegerlos en todo momento. 

Debe ser un carrito que sostenga al perro correctamente para evitar algún accidente durante el paseo. Además, se debe evitar que el perro sobresalga de él. 

Otros aspectos a tener en cuenta son:

  • La marca del carrito. Que sea de buena calidad. Además, si se daña alguna pieza del carro, al ser de una buena marca se podrá encontrar fácilmente el repuesto. Por ejemplo, una de sus ruedas. 
  • Usabilidad que se le dará.
  • El tipo de mascota que lo usará. 
Este carrito es perfecto para viajar y solo para usar en suelos lisos. Lo encontrarás en Amazon.

Tipos de carros para perros

Existen cuatro tipos de carritos y cada uno puede soportar un peso específico de un perro. Esos carritos son:

  • Pequeños: ideal para perros entre 10 y 16 kilos. Normalmente razas pequeñas como el Chihuahua o Bichón Boloñés.
  • Medianos: para perros que pesan entre 15 y 25 kilos. Así como el Poodle.
  • Grandes: para perros que pesan más de 25 kilos. Por ejemplo: el pastor Alemán.
  • Ajustables: estos carritos se adaptan o ajustan al tamaño del perro. 
  • Ortopédicos: cambian según el tamaño del perro.  

Carritos para perros con discapacidad

Este tipo de carritos son elaborados por expertos, es decir, por un ortopedista canino.

Muchos de estos carritos también se encuentran fácilmente en las tiendas de mascotas online o físicas. Incluso, aunque no lo parezca, son económicos. 

Estos carritos son un poco diferentes a los convencionales, debido a que sirven como una silla de ruedas para la mascota.

Además son ajustables, lo que permite que el perro esté lo más cómodo posible. Todo esto gracias al ajuste de la altura, longitud y ancho. 

De igual forma, puedes encontrar sillas de ruedas adaptadas a tu perro a muy buen precio en Amazon.

Consejos para lavar y cuidar el carrito para perros

No es suficiente que el carrito sea de fácil cuidado si no se cumple con una rutina de higiene.

Es importante que el adoptante mantenga una limpieza habitual, según el uso que le dé al carrito. 

Al mantener una rutina de limpieza, no solo se mantiene limpio el carrito, sino que permite que dure más tiempo, es una manera de cuidarlo.

Sin duda, es una forma de ahorrar dinero, porque se evita comprar otro. Un buen mantenimiento del carrito, alargará considerablemente su vida útil. 

Carritos para perros según el clima: frío o caliente  

No todos los días de salida con nuestra mascota hace frío o hace calor, cada día es diferente, por eso hay que tomar algunas precauciones. 

Si el día es frío, el adoptante debe asegurarse de que el carrito esté protegido.

Así mismo, debe proveer al perro dentro del carrito una manta caliente. Otra opción, es colocarle una ropa abrigada al perro. 

Por otro lado, si el clima es caliente, es importante que el carrito esté ventilado y que no tenga sábanas o mantas calientes.

En cuanto a la ropa del perro, puede llevar una fresca o nada.

Igualmente, es importante que el adoptante durante el paseo lleve agua fresca para que el perro se mantenga siempre hidratado. 

¿Cómo ayudar al perro para que se acostumbre al uso del carrito?

Cuando los perros conocen algún lugar nuevo, no es tan fácil al principio adaptarse. No para todos. Con el carrito para perros podría ser igual. 

Al adquirir un carrito para perros, muchos adoptantes tienen la misma pregunta, ¿le gustará el carrito a mi perro?, pero al final lo mejor es intentarlo con paciencia, en caso de no tener éxito en el primer intento. 

Normalmente, cuando un perro entra por primera vez a un carrito, se siente bien y le gusta, pero puede ocurrir que no quiera y se baje de inmediato.

Al ser así, es mejor ir poco a poco para que se acostumbre. Con mucha tranquilidad y premios para reforzar su conducta, para que el perro tenga confianza pronto. 

Algunas recomendaciones para que el perro se sienta tranquilo en el carrito son:

  • Colocar al perro dentro del carrito sin moverlo. La finalidad es que se familiarice con el carrito y sienta que no es algo malo. Esto se debe hacer todos los días sin presionar al perro. Debes darle suficiente tiempo para que vea el carro como algo normal en su día a día. 
  • Otra opción, es simplemente dejar el carrito en un lugar visible. La idea es que el perro lo vea constantemente como algo de la casa. De esa forma, no se sentirá intimidado.
  • Coloca alguno de sus juguetes preferidos dentro del carrito para que vea que no pasa nada. El punto es que lo asocie con algo bueno o con algo divertido. 
  • Si el perro se mantiene dentro del carrito algunos minutos, intenta moverlo muy suave. Evitar movimientos rápidos. Si en algún momento se siente asustado, será difícil volver a empezar. La paciencia es la clave en estos casos. 
  • Un truco interesante, es caminar largo rato con el perro y luego ir a comprar el carrito. Como el perro estará cansado, quizás no pondrá resistencia a la hora de montarse. Una vez que el perro esté en el carrito, paséalo poco a poco para que entienda que el paseo continúa y no es nada malo

Conclusiones

Uma no ha necesitado nunca un carrito para moverse.

Afortunadamente, nunca ha tenido problemas en ninguna caminata o excursión que hemos realizado y jamás ha sufrido ninguna dolencia que le impidiera caminar.

Ahora bien, si algún día necesitara un carrito, no dudaría en adquirir uno para mejorar en todo lo posible su calidad de vida.

Sin olvidar jamás que la actividad física es fundamental independientemente de la edad del perro.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.