Soplo al corazón en perros: el caso de Uma

por admin

El soplo al corazón en perros es una afección más común de lo que imaginamos.

En la última revisión de Uma con el veterinario nos sorprendieron al detectarle un soplo cardíaco, durante su auscultación.

Mi primera reacción fue asustarme, pero la veterinario me calmó diciendo que era muy común en perros a partir de los 7 años.

Uma tiene ahora mismo 7 años y medio y, aunque me dijo que era un soplo que permitiría una vida normal para Uma, ya me recetó medicación de por vida.

Se tiene que tomar dos pastillas diarias de Cardisure de 1,25mg, en la mañana y en la noche.

Si bien, por las preguntas que me hizo, afirmé que parecía que se cansaba más en los paseos largos y que cuando se excitaba mucho jugando tosía, no me percaté que fuera a ser debido a un problema cardíaco.

Por eso, hoy quiero profundizar sobre este tema, para que otros adoptantes se den cuenta de los posibles problemas que puedan desarrollar sus perros.

Qué es el soplo al corazón en perros

El soplo al corazón es un fallo en el corazón, afección que perros y humanos compartimos.

Esta afección cardiaca, origina un sonido silbante anormal en el corazón del perro que puede ser escuchado durante una consulta médica a través de la utilización del estetoscopio.

Esto ocurre al haber un funcionamiento inadecuado e incompleto al cerrar las válvulas del corazón lo que genera una inadecuada circulación de la sangre, creando así una turbulencia.

El origen de los soplos en el corazón está en condiciones no patológicas indicando que existe una enfermedad cardíaca.

En ese sentido, será necesario realizar estudios para poder obtener un adecuado diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la enfermedad.

Síntomas de un soplo al corazón en perros

Los perros, de la misma forma que las personas, pueden llegar a tener dolencias y soplos de corazón sin necesidad de llegar a sentirse enfermos, como el caso de Uma.

Sin embargo, suelen ir acompañados de otras patologías que llegan a mostrar síntomas.

Si esto ocurre, es importante observar y atender, para evitar que con el tiempo se agrave, debido a que puede producirse una insuficiencia cardíaca.

Esto significa que el corazón será incapaz de mantener el ritmo y presión sanguínea adecuada para una correcta circulación.

  • Arritmias (alteración errática de la frecuencia cardíaca debido a trastornos en la frecuencia e intensidad de los impulsos eléctricos que activan al corazón).
  • Debilidad.
  • Letargo.
  • Incapacidad para ejercitarse adecuadamente.
  • Pérdida de peso.
  • Cambios en la frecuencia y ritmo respiratorio.
  • Fiebre.
  • Inflamación en las articulaciones.
  • Cojera.
  • Convulsiones.
  • La tos en perros es un síntoma muy frecuente cuando existe el soplo de corazón. Se presenta, sobre todo, en horas nocturnas o tras una actividad física.
  • Desmayos.
  • Colapsos.
  • Puede llegarse a la muerte súbita por fallo masivo en el sistema circulatorio y cardíaco.

Causas del soplo cardiaco en los perros 

Existen diversas causas que originan un mal funcionamiento del sistema cardíaco, dando como resultado la aparición del soplo cardíaco.

Algunas de esas causas, son: 

  • Inapropiado funcionamiento de las válvulas cardíacas.
  • Bloqueos del flujo sanguíneo en el corazón o también en las válvulas.
  • Alteración de la velocidad de flujo de la sangre a través del corazón.
  • Imperfecciones en las paredes cardíacas que impiden el flujo adecuado de sangre.
  • Válvulas del corazón que presentan alguna infección que las debilita.
  • Variación en la viscosidad (espesor) de la sangre debido a la presencia de anemias.
  • Presencia de la enfermedad del gusano en el corazón.
  • Desarrollo de tumores.

¿Cómo diagnosticar la presencia de un soplo en el perro?

Para determinar si el perro padece de la presencia de un soplo de corazón, existen diversas pruebas que será necesario realizar por parte de un médico veterinario profesional.

Algunas de estas pruebas, son:

  • Pruebas de sangre que incluyan la de detección y diagnóstico del gusano del corazón.
  • Exámenes con biomarcadores como troponinas o de factor ProBNP. Estos ayudan a indicar la presencia de enfermedades cardíacas. 
  • Radiografías de Rayos X que muestren la estructura del corazón del perro, sus pulmones y vasos sanguíneos, para evaluar que sus estructuras se encuentren en buen estado de formación.
  • Electrocardiografías (EGC).
  • Exámenes de ultrasonido (ecocardiogramas) que permitan evaluar la estructura del músculo cardíaco.
  • Pruebas de presión arterial.

¿Qué es EVC y cuáles son sus síntomas?

La Endocardiosis Valvular Crónica (EVC) es una enfermedad degenerativa que ataca las diferentes válvulas del corazón (mitral, tricúspide, aortica y pulmonar).

Esta enfermedad ataca diversas partes del sistema como las valvas, que son las puertas de entrada de las válvulas.

Se ven afectadas con la aparición de mixomas (nódulos con forma de coliflor) que impiden su apertura normal.

Esta es una de las causas más comunes de la presencia del soplo cardíaco en los perros.

Las válvulas tienen su base en un sistema anular conformado por fibras que también puede verse afectado por la degeneración.

Al no poder cerrarse de manera adecuada aparece la llamada insuficiencia cardíaca, que consiste en un retorno del flujo de la sangre de una cámara del corazón hacia la anterior debido al cierre inadecuado.

Esta disfunción puede ser detectada con el fonendoscopio y es lo que es denominado Endocardiosis Valvular Crónica

Estos fallos pueden estar presente durante años en los perros sin llegar a presentar síntomas puesto a que el corazón tiene una capacidad compensatoria increíble, llamándose esta forma un “soplo de corazón compensado”, que no llega a afectar la vida del perro lo que le permite tener una vida completamente normal.

Sin embargo, llega un momento en el que el perro empieza a mostrar ciertos síntomas que indicarán la presencia de esta disfuncionalidad, como:

  • La aparición de jadeo intenso y constante.
  • Evita hacer ejercicio físico debido a que se agota con facilidad, aparición de tos, sobre todo, cuando está tumbado.
  • Arcadas y reflujos con presencia de una espuma blanca.
  • Aparición de una perturbación en el tórax cuando la afección está llegando a niveles importantes.

Signos de enfermedad cardiaca en los perros 

Debido a que muchos de los casos que se dan de enfermedad de insuficiencia cardíaca y soplos al corazón en perros pueden pasar inadvertidos durante años por la ausencia de síntomas directos, es importante que los médicos veterinarios evalúen constantemente al perro.

Es por ello que es necesario que se le hagan exámenes y evaluaciones en caso que presenten algunos de los siguientes síntomas derivados:

  • Tos.
  • Dificultad al respirar.
  • El perro muestra un abdomen distendido o hinchado.
  • Incapacidad para ejercitarse, llegando incluso a un sedentarismo total en los casos más avanzados.
  • Coloración azulada o grisácea (cianosis) originada por la inadecuada circulación sanguínea.
  • Desmayos o desvanecimientos frecuentes por la escasa oxigenación cerebral.

La mayoría de los casos en que se presenta la afección de soplo al corazón en perros no requieren tratamiento especial.

Muchas veces son casos muy leves que permiten que el perro continúe normal, es decir que es algo que no llega a afectar las funciones cardíacas de manera considerable.

Esto, sobre todo, ocurre en los perros más jóvenes y razas más fuertes.

Sin embargo, en los casos en que los síntomas sean más intensos y delicados, requerirán un régimen de tratamiento que los ayude a mejorar su calidad de vida.

Éstos pueden ser de diferentes tipos como terapias, tratamientos con medicamentos de ingestión oral.

Incluso pueden llegar a necesitar cirugías en los casos más graves y delicados.

La persona más adecuada y capacitada para determinar un plan de tratamiento es el médico veterinario con especialización en cardiología canina.

En ese sentido, es necesario consultar con él para que haga las pruebas y revisiones necesarias y así diseñe el plan a seguir con tu mascota. 

soplo al corazón en perros

¿Se puede prevenir el soplo al corazón en perros?

No existe una forma de prevenir el soplo al corazón en perros, debido a que se trata de fallos estructurales de origen genético o hereditario.

Sin embargo, se puede prevenir el desarrollo o empeoramiento de la afección si se lleva una vigilancia constante.

Esto significa que es importante estar atentos a la aparición de síntomas derivados que pueden mostrar de manera temprana los posibles problemas cardíacos que aquejan al perro. 

Para ello, es necesario la visita al veterinario que se encargará de los estudios a los perros de razas que son más propensos a las degeneraciones cardíacas como los doberman (que suelen presentar cardiopatías dilatadas) y los Cavalier King Charles Spaniels, que suelen desarrollar endocardiosis mitral y/o valvulopatías mixomatosas.

La obesidad por sí misma no genera problemas cardíacos, aunque sí afecta y agrava la situación si el perro la presenta.

El exceso de peso implica que debe realizar un mayor esfuerzo físico para hacer sus actividades diarias, lo que lo hace necesitar una mayor cantidad de oxígeno que el sistema vascular no podrá proporcionar.

Esto ocasiona una sobrecarga del sistema cardiopulmonar.

Por esta razón es de suma importancia mantener vigilado y controlado el peso del perro para evitar complicaciones mayores.

Diferentes tipos de soplos que puede tener un perro

Debido a que son varias las causas, pueden desarrollarse múltiples tipos de soplo que son clasificados de acuerdo al criterio de la gravedad que manifiestan.

Estos son clasificados de acuerdo a sus características tomando en cuenta orígenes, funcionamiento o fallos del sistema y al tipo de individuos que afectan.

Hay tres grandes grupos en las que pueden ser clasificados los tipos de soplo del corazón que a continuación detallaremos:

Soplos inocentes

Son las pequeñas anormalidades que se presentan en el sistema cardiovascular de los animales sanos que no derivan en consecuencias para el perro.

Este tipo de soplos pueden ser temporales (en el caso de que se presenten solo durante el desarrollo del sistema) o permanentes.

Su presencia es realmente muy suave y casi imperceptible.

Suelen presentarse y detectarse en los cachorros y razas de perros con tórax delgado y profundo.

El tipo de soplo más leve suele ser identificado con el adjetivo de “inocente” ya que no implica necesariamente la intervención mayor, pudiendo llegar a llevar el perro una vida relativamente normal si se toman ciertas precauciones.

Soplos funcionales 

Son los derivados de una alteración del flujo sanguíneo, aunque no están acompañados de patologías (disfunciones) del músculo cardíaco.

Suelen ser ligeramente más fuertes que los soplos inocentes.

Esta normalmente aparece en los animales que sufren de anemia, taquicardias y los que presentan fiebre

Soplos patológicos 

Son los que presentan disfunciones o malfuncionamientos del corazón, derivados de herencia genética o adquiridos durante el tiempo.

La característica principal de estos es la falla de las válvulas del corazón que no abren o cierran adecuadamente.

También por las obstrucciones de las arterias principales. 

soplo al corazón en perros

Cuidados generales que un perro con un soplo al corazón necesita

Hay algunas recomendaciones de hábitos saludables que pueden seguirse para poder apoyar al perro que sufre de alguna enfermedad cardiaca como, por ejemplo, la endocardiosis vascular crónica

Algunos de esos cuidados, son: 

  • Una alimentación saludable:

La buena alimentación es con el objetivo de mantener un peso adecuado a la raza, edad y tamaño del perro.

De esta forma se evitan las sobrecargas al sistema cardiopulmonar.

El consumo en exceso de sal afecta el sistema nervioso y cardiovascular, por lo que debe evitar lo más posible al igual que el consumo de grasas, ya que estas tienden a acumularse en las arterias impidiendo el flujo correcto de sangre.

  • Salir a caminar:

Es importante que el perro pueda salir de paseo con regularidad y que sean cortos, sobre todo, en lugares planos.

Así no tendrá ningún tipo de dificultad y disfrutará del trayecto.

  • Utilizar arneses:

Se recomienda el uso de arnés en lugar de collares, debido a que estos últimos comprimen la tráquea, provocando dificultad en la circulación sanguínea.

  • Realizar evaluaciones periódicas: 

Es importante llevar al perro con su veterinario.

Se recomienda hacerlo en períodos de entre seis meses y cada año, para mantener un control adecuado sobre la salud de tu mascota.

Conclusión

Al haber presencia de un soplo al corazón, la salud del perro será más delicada, por lo que habrá que prestar más atención a ella.

Si se hace correctamente, el perro puede desarrollar su vida normalmente y llegar a vivir la misma cantidad de años que los ejemplares sanos en general.

Aunque hay excepciones, debido a que, considerando las causas del soplo, estas expectativas pueden variar: si se trata de un perro con EVC, normalmente la expectativa de vida es la normal, debido a que la gran mayoría no se ve afectado gravemente por esta variante.

Esto destaca la importancia de mantener un control estricto y riguroso con el veterinario que atiende a tu perro para mantener en vigilancia del posible avance de la afección y deterioro de su salud.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más