Cacas de perro: un problema serio de zoonosis

por admin

Las cacas de perro son un problema gravísimo de la sociedad: no solo a nivel estético sino, sobre todo, sanitario y muchos adoptantes, ¡no son conscientes de ello!

A mí, personalmente, no me entra en la cabeza que alguien no pueda recoger la caca de su perro y la deje ahí en medio… No lo entiendo.

Recoger las cacas de perro es una responsabilidad:

  • Individual: es un desperdicio nuestro que dice mucho de nosotros. Si no la recogemos es que somos unos guarros.
  • Social: si todos dejáramos nuestras cacas por en medio, ¿en serio nos gustaría vivir en un estercolero?
  • De salubridad pública: como he comentado, no hablamos de estética, hablamos de enfermedades que podrían desarrollarse debido a unos cuantos adoptantes guarros. 

Es inevitable que el perro sienta necesidad de evacuar y hacer sus necesidades al salir de paseo.

Por lo tanto, su no recogida podría afectarnos a todos y lamentablemente es un problema que actualmente sigue en crecimiento y que se ve en muchos lugares del mundo. 

Da igual que sea nuestro jardín, cualquier acera de la ciudad, un parque o un pipican.

Siempre hay que recoger las cacas de perro.

Enfermedades que pueden provocar la no recogida de las cacas de perro

Parte de la responsabilidad de todos los adoptantes, consiste en que se debe llevar consigo en todo momento una bolsa plástica con la que se recoja las deposiciones de su mascota.

Luego, esa bolsa debe ser llevada a la basura. 

En caso que resulte desagradable el hecho de llevar una bolsa plástica con los que se recojan los residuos, existen opciones como los recogedores de excrementos que han sido diseñados exclusivamente para evitar el contacto con los excrementos. 

No hacerlo puede ocasionar una serie de enfermedades o presencia de parásitos, que mencionaremos a continuación: 

Toxocariosis

Un gran número de las enfermedades parasitarias que pueden sufrir los perros tambien pueden llegar a ser transmitidas al ser humano.

Una de esas enfermedades es la llamada toxocariosis, que es causada por el parásito Toxacara canis, que se encuentra y es transmitida a través de la materia fecal, en la cual se encuentra en la fase larvaria.

Al quedar las heces infectadas con la larva expuestas al medio ambiente, estas se incuban dadas las condiciones de humedad y oxigenación a las que se exponen.

Teniendo en cuenta que los niños pequeños pueden comer tierra en parques o jardines que se encuentren expuestos a excrementos de perros, estos pueden ingerir fácilmente el parásito.

Si eso ocurre, les podría causar una distensión abdominal leve junto con problemas gastrointestinales y otras posibles complicaciones. 

Esta enfermedad puede incluso hacer que la persona o el niño pierda la visión si llega a infectar a uno o ambos ojos.

Por lo tanto, puede llegar a ser muy peligrosa. 

Escherichia coli (E. coli)

Por supuesto no podemos dejar de lado la bacteria E. coli, la cual se encuentra en las heces de los perros y también de los gatos.

Se trata de un tipo de bacteria que se encuentra en el intestino delgado.

No solo en los perros, también en humanos y en otros mamíferos.

Es un parasito benigno, normalmente, pero cuando la concentración de la bacteria es alta, se notarán sus síntomas. 

Algunos síntomas que pueden presentar los perros que tienen la bacteria, son: vómito, diarrea, depresión, debilidad y poco o nada de apetito.

Otros síntomas notorios pueden ser deshidratación, piel fría, encías azuladas, entre otros. 

Giardia

Este parásito provoca problemas gastrointestinales muy severos, diarrea y colitis crónica.

Esto puede ocurrirles a los perros, pero también a los humanos.

Este parásito presente en las heces de los perros puede contagiar más a los niños que tienen más contacto con perros.

Puede ser por el agua, alimentos contaminados, o por no lavarse correctamente sus manos. 

Nota importante: En el ano de los perros se encuentran los parásitos y normalmente ellos se lamen esa zona de su cuerpo.

En ese sentido, es importante lavarse bien las manos en caso de que el perro pase su lengua por ellas.

O en caso de besarlos, hay que tener cuidado, sobre todo, los niños. 

Diferentes opciones para recoger las cacas de perro

Para recoger las cacas de perro hay diferentes opciones, pero lo importante es cuidar la higiene de tus manos después de hacerlo.

Incluso si al recoger las heces usas guantes o alguna otra protección.

Al igual de que es importante limpiar la zona donde se recogió, para desinfectar todo correctamente. 

Algunas maneras recoger las heces de los perros son las siguientes: 

Servilleta o papel de baño

Este sistema se utiliza, sobre todo, si nuestro perro ha hecho de las suyas dentro de casa o en la terraza o balcón.

Cuando se está en casa, las cacas de perro pueden ser desechados directamente en el excusado si se recogen con una servilleta o papel de baño.

Es importante limpiar y desinfectar el área del hogar en donde el perro hace sus necesidades.

Esto con el fin de evitar la proliferación de infecciones y bacterias en la familia.

Por supuesto siempre es recomendable limpiar el baño después de hacerlo.

Por otro lado, es importante tomar en cuenta que, al recoger las deposiciones, estas pueden filtrar algo de material en forma líquida o que simplemente quede algún residuo en el piso.

De ser así, o para prevenir, lo recomendable es usar un poco de vinagre.

De esta manera se lograrán evitar malos olores que resulten focos de conglomeración de moscas y otros posibles insectos.

Bolsas biodegradables

Las bolsas biodegradables son las que normalmente se usan para recoger las cacas de perro cuando salimos de paseo.

cacas de perro

Recordemos que estas deben ser desechadas en contenedores de desechos orgánicos.

Nunca se deben dejar en la calle, debido a que con el calor del sol se secan, llegando a pulverizarse y el viento disemina las partículas que pueden contaminar y transmitir enfermedades.

Sí, no descartes haber inspirado partículas fecales de perro gracias a los incívicos e incívicas.

Un estudio que se realizó en Estados Unidos hace unos años confirmó cómo entre el 20 y el 30% de los residuos que hay en las aguas urbanas vienen de los excrementos de perros.

Y entre el 10 y el 50% de las bacterias que pululan en el aire de cuatro estados del país venían de la misma fuente: las cacas de perros.

No es broma cuando decimos que recoger las cacas es una responsabilidad individual, social y sanitaria.

Recogedores de excrementos

Los recogedores de excrementos son accesorios cómodos y muy útiles para los adoptantes en el momento de enfrentarse a la recogida de la caca de tu mascota.

Son muy recomendables para personas mayores y con problemas de movilidad, ya que permiten recoger las deposiciones sin necesidad de agacharse.

Incluso, si es mucha la cantidad, estos recogedores facilitan todo el trabajo al permitir recoger varios grupos de heces.

Los recogedores grandes también son perfectos, sobre todo, si acostumbras a hacer alguna limpieza un par de veces por semana en el jardín.

Así se evita el uso de bolsas y se cuida el ambiente al mismo tiempo. 

En términos generales, los recolectores de excrementos de perros pueden ser clasificados en dos grandes tipos:

  • Recogedores con pinza de mandíbula: Se encuentran fabricados de plástico, resultando muy ligeros y compactos, lo que facilita su traslado. Usualmente llevan acoplados un mango de tipo telescópico con la longitud adecuada, para evitar que deba agacharse a recoger los desperdicios. Además, se puede manejar fácilmente con una sola mano gracias a su sistema de mandíbulas que se abren para agarrar las heces.
  • Los recogedores de cubo y rastrillo: consisten en un rastrillo o para apropiados para la recolección y un pequeño cubo en el que se coloca una bolsa para acumular los restos que se han recogido. Resulta menos portable que el recogedor de mandíbula, sin embargo, tiene la ventaja de poder contener una mayor cantidad de desechos.

¿Las heces de los perros pueden reciclarse como abono?

Gran parte del abono utilizado en las plantaciones del campo o en las plantas caseras son elaborados con base en desechos de excrementos de ciertos tipos de animales.

Pero estos son alimentados con materia “verde”. 

Sin embargo, en el caso de los perros, son alimentados con una dieta carnívora, debido a su naturaleza y necesidades.

Esto significa que, el resultado del procesamiento de los alimentos en su digestión, es decir, sus excrementos, no resultan adecuados para el abono y fertilización de las tierras

De igual manera, aunque se viva el campo y se posea una finca con grandes extensiones de terrenos, aparentemente suficiente para poder absorber y asimilar los residuos, estos no son adecuados para mantener un ecosistema adecuado.

En ese sentido, los excrementos de los perros suelen resultar contaminantes por su nivel de pH ácido.

Este se da como resultado de los procesos digestivos, lo que los hace intolerables para el desarrollo de plantas y cultivos. 

De forma equivalente, también suelen venir acompañados de agentes patógenos y bacterias que pueden llegar a depósitos de agua subterráneos y ríos.

Esto podría ocasionar una enorme proliferación de enfermedades entre los habitantes de esos hábitats y los que los consumen, llegando incluso a ser ingeridos a través de esta vía por los seres humanos.

Nota: Dejar los residuos de los perros a la intemperie resulta muy perjudicial y hasta peligroso, debido a que se pueden propagar enfermedades con mayor facilidad, incluso aumentando el radio de riesgo de manera exponencial.

No cabe duda que el viento jugaría en contra, llevando más lejos las bacterias y componentes presentes que se pulverizan al secarse al sol.

Multas y sanciones por no recoger las heces de un perro 

Existen multas y sanciones legales que penalizan la inadecuada deposición y manejo de los desechos de los perros.

Se han realizado estudios que revelan que en las ciudades capitales de España se colocaron en promedio 21 multas durante el año 2019 por esta razón.

Algunos de los factores que afectan los resultados de estos números es la relativa impunidad de los infractores.

Esto se debe a que, si no son sorprendidos en el acto, es decir, en el momento de incumplir con la norma de recoger las cacas de perro, se dificulta su aplicación.

Por lo tanto, es muy seguro que los infractores se queden libres de castigo por no recoger las heces.

Esto sin duda, genera gran disconformidad en los habitantes de las comunidades.

Málaga es única capital de España en la que se investiga quiénes han sido los infractores a través del análisis del ADN contenido en los elementos.

De esta manera, logra hacer que la ley se cumpla, logrando así colocar hasta 262 sanciones a los infractores.

Según un estudio, la mayoría de los datos de las ciudades estudiadas no llegaron a colocar más de 10 sanciones en todo el año.

Como, por ejemplo:

  • Albacete.
  • Cuenca. 
  • Jaén.
  • Lugo.
  • Pontevedra.
  • Tarragona.
  • Teruel.
  • Zamora. 

Mientras que ocho de los ayuntamientos, no registraron siquiera una sola denuncia en ese sentido. 

Lo complicado de esta situación respecto a las normativas y sanciones legales es que no ha sido posible mantener una vigilancia continua y constante sobre las personas que tienen perros como animales de compañía. 

Hay ciertos horarios en los que, según las estadísticas, la concurrencia y número de animales en la calle es mayor, pero, aunque sea de día o de noche, muchos adoptantes hacen caso omiso a las normas y las incumplen, evadiendo con facilidad a las autoridades.

¿Por qué es importante recoger las cacas de perro?

Hemos visto que los perros suelen hacer sus necesidades cuando salen de paseo o a hacer ejercicios, generalmente en las zonas verdes.

cacas de perros

Cuando esto sucede, es importante, tanto para mantener la higiene como limpieza general de la comunidad, recoger sus deposiciones y desecharlas en lugares adecuados y específicos para ello. 

¿Puedes imaginar por un momento que todos dejaran los residuos de sus perros en las calles?

Sin duda ninguna, muy pronto la comunidad se convertiría en un sitio muy desagradable, con malos olores, aspecto desagradable ,y lo más grave, un fuerte foco de infecciones que se propagarían rápidamente por todo el vecindario. 

Es esta la principal razón de que algunos ayuntamientos hayan desarrollado ciertas normativas y métodos punitivos a través de sanciones y multas para que la gente mantenga el orden y limpieza de las ciudades.

Es importante mencionar que no se trata de medidas al azar u opresoras, sino de beneficio para las personas, la comunidad y los mismos animales que son parte de ella.

Por este motivo es que se han ido desarrollando metodologías tecnológicas que permiten facilitar y agilizar este proceso que, aunque resulte algo complicado, siempre será necesario hacerlo. 

Por ello, muchas empresas han desarrollado artilugios sencillos pero muy prácticos y fáciles de transportar que se pueden llevar en los paseos, aunque casi siempre debemos acompañarlos con bolsas.

Existen las plásticas, pero se puede contribuir a la disminución de la contaminación si se opta por las opciones biodegradables o de papel.

No hay excusas

En serio, a mí muchas veces se me han acabado las bolsas y he podido conseguir recogerlas:

  • He pedido una bolsa a otro adoptante que he visto cerca.
  • O he llegado a ir a un bar a pedir una bolsa, aunque fuera grande.
  • He recogido cacas con un kleenex y hasta con una mascarilla.
  • Hasta he paseado la bolsita durante kilómetros porque no había papeleras.
  • Etc.

Como ves, si se quiere se puede.

Además, para más beneficios, debes saber que recogiendo las cacas de nuestro perro podemos saber mucho sobre su salud.

¡No hay excusas!

Puede que también te interese

3 comentarios

Covadonga 25/03/2022 - 14:11

Qué razón tienes! Pienso exactamente igual y vivo que me llevan los demonios por este tema. Además la gente cree que en el campo o en un trozo de césped, las cacas se «desintegran», desaparecen, y no es así. Y piensan que con dar una pastilla desparasitante a su perro está todo solucionado. Incierto. Hay muchos parásitos como por ejemplo las giardias, complicadísimos de quitar y que no son sensibles a las pastillitas habituales de desparasitacion. Luego nos quejamos de que la gente tome manía a nuestros perros….
Lo mismo ocurre con los pises. La cantidad de orina de un perro tres veces al día en el mismo barrio, multiplicado por el número de perros que hay en el barrio….. Por favor, no cuesta tanto llevar una botellita de agua y hacer al menos «un aclarado». Que luego queremos ir a picar algo en alguna terraza en la calle y el olor es nauseabundo

Respuesta
Arturo 27/03/2022 - 19:03

Me parece un artículo muy interesante y no he visto mucho escrito al respecto al menos hasta ahora. Me entristece ver como de unos años para aquí se ha perdido la educación y el cuidado de los parques que se tenía hasta no hace mucho. Se que es una cuestion de educación y que las consecuencias a nivel social y sanitario son muy importantes.
Luego queremos que nos acepten a los que tenemos perros en los parques y jardines de nuestras ciudades, pero también es verdad que pagan justos por pecadores.
Como veterinarios en nuestra ciudad hemos comprobado como ya no es suficiente con una desparasitación interna cada 3 meses. Se recontaminan mucho antes por lo que comentas en el post y la prevalencia de parásitos es mucho mayor que hace unos pocos años.
La solución pasa por más concienciación y sobre todo la persecución de las personas incívicas.

Respuesta
admin 29/03/2022 - 12:46

Exacto, es una pena que la gente solo funcione cuando le tocan los bolsillos…

Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más

A %d blogueros les gusta esto: