Pipican: ventajas e inconvenientes

por admin
768 visualizaciones

Los pipican son espacios cada vez más presentes en nuestras ciudades, en unas más que en otras, y están pensadas como wcs públicos y zona de esparcimiento para nuestros peludos.

Sin embargo, hay pipicanes y pipicanes… Hay algunos donde los ayuntamientos se afanan en limpiar y otros que son auténticos espacios insalubres para nuestros peludos e, incluso para nosotros.

Hay pipicanes que solo cumplen con la función de wc público canino y otros que son como parques caninos.

¿Qué es un pipican?

Estos espacios popularmente conocidos como Pipican son pequeñas áreas generalmente delimitadas con cercados de madera y están ubicados, generalmente, en un parque.

En el pipican, los perros pueden ser dejados libres para que disfruten de un momento de libertad y esparcimiento.

En estos espacios, los perros también pueden hacer sus necesidades, de hecho, la finalidad principal es esa.

Los ayuntamientos crean pipicanes para evitar, en la medida de lo posible, que los perros hagan sus necesidades en la calle, aceras, esquinas de edificios, etc.

Ventajas del pipican

Dependiendo del tamaño del pipican, al ser estos espacios dedicados a los perros, estos ofrecen muchas ventajas para ellos que los adoptantes deben conocer y considerar.  

Espacio para ejercitarse:

En un pipican, dispondrán de un espacio amplio en el cual pueden correr y ejercitarse, así como sociabilizar con otros perros mientras se divierten. 

Diseñado para perros: 

No hay que preocuparse por la infraestructura, debido a que ha sido diseñada especialmente para los perros. Además, en un pipican, se mantiene un control de higiene y limpieza frecuente.

Espacio seguro: 

Al tener un cercado a su alrededor, es un área delimitada. En ese sentido, los adoptantes no tienen que preocuparse por su mascota. Por lo tanto, no será necesario un control excesivo para su vigilancia mientras estén el pipican. 

Edén de olores:

Una de las cosas que más hacen los perros en los pipican es oler. Y eso es muy positivo para su salud mental.

pipican

En esta imagen vemos a Uma disfrutando de un pipican limpio y espacioso en Santa Eulària des Riu, en Ibiza, su ciudad.

En este, se pueden encontrar servicios como agua para los perros, dispensadores de bolsas, papeleras, etc.

Desventajas de los pipican

Aunque el pipican tiene algunas ventajas como se indicó en el punto anterior, lo que algunos consideran un beneficio, otros pueden verlo como una desventaja.

Entre otras: 

Difícil para razas poco sociables: 

El pipican, puede representar algunas dificultades para algunas mascotas y razas que no están acostumbradas a socializar, o compartir espacios con otros perros o personas.

Es algo que el adoptante debe evaluar y tener en cuenta antes de llevar a su perro a ese espacio o área común.

Solo debería usarla para que el perro hiciera sus necesidades estando solo.

Peleas o agresividad: 

No todas las personas están realmente comprometidas ni asumen su responsabilidad sobre el comportamiento de sus perros.

Al estar en un pipican, por ser un espacio cercado (lo que también se considera ventaja), los dejan prácticamente sin supervisión.

Por tal motivo, podrían provocarse peleas o agresividad entre los perros que estén presentes.

Incomodidad en el perro:

Aunque realmente no es una desventaja del pipican, no todos los espacios que lo componen son totalmente abiertos, lo que podría generar algo de incomodidad en algunos perros.

Además, al ser un lugar cerrado, con muchos perros, y ciertos obstáculos dentro, al jugar o correr, los perros podrían lesionarse.

Son muy concurridos:

Por lo general, son sitios muy concurridos y puede que los perros hiperactivos choquen o interfieran con las actividades de otros perros y personas, o viceversa.

Las cercas son bajas: 

Las cercas que lo rodean suelen tener entre un metro o metro y medio de altura. Esto quiere decir que, algunos perros, sobre todo los más grandes, pueden saltar sin problema saliendo del espacio delimitado y seguro.

Perros nerviosos con otros perros: 

Algunos perros pueden ponerse nerviosos ante la presencia de otros perros, lo que puede dar origen a peleas.

Robo: 

Hay personas sin escrúpulos que asisten a estos lugares con el objetivo de robar algún perro.

Poco espacio para algunas razas: 

Algunos espacios pueden resultar insuficientes para ciertas razas de perros.

El caminar y estar en movimiento ayuda mucho a los perros para que entre ellos mismos puedan relacionarse, y también a que el perro libere su energía acumulada.

En un pipican esto no es muy fácil de lograr, debido a que son espacios relativamente pequeños y si hay muchos perros, el espacio se reduce aún más. 

Acumulación de orina y/o excrementos: 

A pesar de que un pipican tiene un mantenimiento constante, puede haber acumulaciones de excrementos y/u orina si hay muchos perros en cierto momento y, sobre todo, si hay adoptantes incívicos.

Esto sin duda es algo que puede resultar incómodo o molesto para otros perros, incluso para las personas.

Riesgo de infección entre los perros: 

Si alguno de los perros sufre alguna afección o infección (parasitaria o viral) se corre el riesgo que esta se propague muy rápido entre todos los perros que frecuenten el lugar.

Perros nerviosos o ansiosos: 

Al ser un espacio cerrado puede ser que les afecte a los perros que son nerviosos o ansiosos.

Además, si ocurre alguna situación de estrés o algún problema derivado del nerviosismo, el perro podría saltar fácilmente la cerca, y eso podría ser peligroso para ellos mismos.

Situación invasiva: 

Algunos perros son inseguros y, al llegar a un pipican, si hay más perros, estos rápidamente se acercarán para olfatearlo.

Esa acción común en los perros podría resultar una situación invasiva para el perro inseguro.

En ese sentido, podría traer como consecuencia la agresión, o que el perro salga corriendo. 

Factores importantes a considerar antes de ir a un pipican

Hay ciertos factores que como adoptante debes conocer antes de llevar a tu perro a un pipican. 

Conocer bien al perro: 

Conocer su carácter y comportamiento es esencial debido a que, de esa manera, se puede evaluar y deducir cuál podrá ser el comportamiento en presencia de desconocidos u otros perros.

Si se trata de un perro poco sociable o agresivo, es muy probable que traiga problemas.

No todos los perros pueden ser llevados a sitios así. Por ello, se buscan otras alternativas para que puedan pasear tranquilos y hacer ejercicio.

Hay que saber tratar al perro en sus diferentes comportamientos, debido a que, una inadecuada instrucción u orden, puede resultar contraproducente y lo que hará será empeorar la mala conducta.

Observar que las puertas del parque abran hacia adentro:

 Aunque parece algo sin importancia, esto dificultará que los perros las abran por sí mismos y escapen. 

Espacios separados: 

Otro de los factores que pueden ser deseables, aunque es poco frecuentes, es que dispongan de espacios separados para perros grandes y pequeños.

Pero lo realmente importante es que el parque sea amplio, puesto a que, muy pequeño va a resultar un poco incómodo.

Acondicionado para las personas: 

El que se trate de un parque para perros, no es razón para que los adoptantes se encuentren incómodos o se vean desplazados.

Por eso, el pipican debería de tener asientos y espacios para sentarse y descansar mientras el perro se divierte.

Tener bebederos para los perros: 

Los perros necesitan mantenerse en constante hidratación y, al ser un espacio de esparcimiento, sin duda van a necesitar beber agua.

Sin embargo, nunca está de más llevar agua de casa por si no hay en el pipican, para prevenir que el perro se quede sin el líquido vital.

La limpieza es fundamental: 

Un parque en el que se encuentren heces y orines y no sean recogidos con frecuencia, son propensos a las moscas, parásitos y enfermedades.

Hay que recoger los desechos del perro y mantener la limpieza.

Vacunas y desparasitación al día: 

Relacionado con lo anterior es muy importante que el perro se encuentre al día con todas sus vacunas y que esté desparasitado.

Esto depende enteramente del adoptante, quién debe atender la salud de su mascota.

Llevar todo lo necesario: 

Antes de ir a un pipican es necesario llevar la correa y collar en buen estado, agua fresca, bolsas para recoger los excrementos, lo cual será un aporte de todos para ayudar a mantener el espacio limpio para todos los perros que lo visiten. 

pipican

Importancia y beneficios de los paseos para perros

Un perro representa una gran compañía y amigo con el que se pueden compartir grandes momentos.

Incluso se puede establecer una conexión muy estrecha y única en la que tanto el adoptante como el perro saben lo que necesita y desea el otro, lo que hace que la relación se vea muy fortalecida. 

Sin embargo, tener un perro va mucho más allá de eso, debido a que tener uno significa una gran responsabilidad y por eso, requieren de mucha atención por parte de los adoptantes.

En esa atención se incluyen los paseos diarios, los juegos y la socialización y, un pipican, puede ser una buena opción.   

Los paseos juntos, es una forma muy saludable para compartir experiencias que os aportará a ambos enseñanzas. 

Entre los múltiples beneficios durante los paseos, en los que se incluye la visita al pipican, podemos mencionar los siguientes:

  • Forjará disciplina: 

Desde cachorro debe aprender cuál es el sitio para hacer sus necesidades, evitando así que lo hagan donde no deben. 

  • Tendrá buena salud física y se mantendrá en forma:

Los perros necesitan también mantener controlado su peso para evitar complicaciones de salud. Al salir de paseo, su metabolismo aumentará, quemando las grasas y energías excedentes.

  • Tendrá mejor estado de ánimo y será más sociable: 

Los paseos le traen tanta felicidad a un perro como a las personas, esto hará que tenga mejor humor y sea más sociable.

Cuando un perro aprende a relacionarse con su entorno se evitan los comportamientos agresivos.

Por naturaleza, los perros se dejan llevar por sus sentidos e instintos, y pasear es muy buena forma de desarrollarlos y afinarlos.

  • Tendrá estimulación mental: 

Los perros necesitan ejercitar su mente.

Los paseos, al tener tantos estímulos, logran que el perro esté más atento a ellos y pueda procesar mejor la información que les llega. Esto también ayuda mucho a su concentración.

  • Disminuye el estrés y ansiedad:

 Como toda buena actividad física, el paseo tiene un efecto relajante en los perros al distender la musculatura y ampliar su mente.

  • Refuerza la confianza y vínculos afectivos: 

Cuando salís a pasear juntos, perro y adoptante, os entregáis a una actividad de mutua confianza.

Cada vez que salís juntos, esta se ve reforzada al ir presentándose situaciones diferentes todos los días que ambos lográis superar.

Es por ello también importante que los paseos tengan variantes entre vosotros para reforzar ese vínculo: diferentes rutas cada día, juegos diferentes, visitar un pipican, entre otros. 

Beneficios de los paseos de los perros para los adoptantes

Al igual que los perros, su adoptante obtendrá buenos beneficios de acompañar a su amigo de cuatro patas:

  • Se mantendrá saludable: 

Las caminatas (o trotes) ayudan a quemar las grasas y limpiar las impurezas del cuerpo, además que te permitirá respirar aire fresco.

Todo esto contribuye al fortalecimiento de la salud, tonificando músculos, tendones y haciendo que pulmones y corazón trabajen más eficientemente a la vez que se mantiene controlada la tensión arterial.

  • Ayuda a liberar el estrés: 

De forma similar como ocurre con los perros, el paseo ayuda a liberar las tensiones acumuladas por la rutina del día a día al desconectarse se las obligaciones. Ayudan mucho a despejar la mente.

  • Terapia contra la depresión: 

Aunque parezca increíble, tomar un paseo en compañía de un perro ayuda a mejorar el humor y olvidar las tristezas. Estos pueden ayudarte a levantar el ánimo.

  • Una excelente forma de socializar con otras personas: 

El tener un tema en común facilitará el contacto con otras personas: se presta para el intercambio de opiniones, experiencias y demás. 

Será un momento del día para que los adoptantes intercambien experiencias y compartan su pasión por los perros.

Socialización temprana en los perros

La importancia de la sociabilización temprana de los cachorros radica en que se acostumbren a todo tipo de sensaciones y que puedan ir desarrollando positivamente sus habilidades.

Inducir al cachorro a una socialización adecuada, tendrá como efecto evitar los miedos más comunes como, por ejemplo, miedo a los petardos, a las bicicletas, a otros perros, al ver a personas extrañas, la oscuridad, entre otros.

De esta forma, los perros podrán tener un comportamiento mucho más equilibrado y, por supuesto, serán más felices. 

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más