Vacaciones con perros en la playa

por admin

Salir de vacaciones con perros en la playa puede ser una odisea o un sueño cumplido si vamos con todo bien planeado y organizado.

Cuando llega el verano es muy común que las familias decidan salir de vacaciones con su mascota.

Sin embargo, muchas veces desconocemos qué se debe tener en cuenta según el destino. 

Viajar conlleva una larga lista de pendientes y hacerlo con una mascota lo es aún más y por eso se recomienda tener en cuenta algunos aspectos para garantizar un viaje feliz y sin contratiempos tanto en el camino, como al llegar al lugar elegido.

¿Cómo viajar con un perro a la playa? 

Viajar con un perro a la playa requiere de planificación extra, debido a que no se trata de una salida cualquiera.

Por lo tanto, es importante que los adoptantes tengan todo bajo control en caso de algún contratiempo para que el paseo pueda disfrutarse de la mejor manera.

Existen diferentes destinos a los que se puede viajar con un perro y en cada uno se requiere de una planificación diferente.

Sin duda ninguna, la playa es el destino favorito del verano, aunque no es el único. 

Para la mayoría de los perros, viajar con su adoptante a una playa es una experiencia única, pero para que sea inolvidable se necesita cuidar los siguientes aspectos.  

Medio de transporte

El primer paso que se debe tener claro antes de salir de vacaciones, es el medio por el cual se transportará al perro, para que viaje de manera segura.

Si es un viaje en coche es importante tener el transportín, en caso de que el perro sea pequeño.

Si el perro es grande, se debe habilitar el maletero correctamente con una malla de seguridad, para que viaje más cómodo y sea seguro para todos los que vayan en el coche. 

Se recomienda una red de seguridad entre los asientos de adelante y los de atrás.

Así, durante el trayecto, el perro estará seguro y también el conductor quién debe estar concentrado y enfocado en la vía.

Por lo tanto, el perro no puede ser ninguna distracción.

Si el viaje es a la playa o a la montaña, su seguridad en el coche es y debe ser una prioridad de su adoptante. 

Cuando es en avión es decisión de la aerolínea según su reglamento.

Por lo tanto, el perro podría ir en la cabina, en la parte del equipaje, entre otros.

En caso de que se trate de un perro de asistencia pueden viajar con su adoptante sin ningún problema, sin importar cuál sea su tamaño.

Alojamientos Pet friendly

Si aún desconoces el lugar de alojamiento, lo principal es asegurarse de elegir uno que acepte mascotas, es decir que sea Pet friendly.

Por ejemplo, si se trata de un hotel, estos permiten que las mascotas se hospeden con sus adoptantes sin ningún problema y, además, cuentan con servicios especialmente pensados en brindarles un correcto servicio a su mejor amigo de cuatro patas.

Sin duda, un punto fundamental al viajar con un perro. 

Playas aptas para perros

Cuando el destino para vacacionar es una playa es necesario asegurarse con anticipación de que es una que permite la entrada de mascotas.

Una vez que se conocen cuáles son esas playas dog friendly es también importante conocer sus normativas o reglas para que el perro pueda disfrutar plenamente de la arena y el mar sin ningún problema. 

vacaciones con perros en la playa

Nota: Un punto importante a tener en cuenta es asegurarse de que sea permitido el acceso del perro debido a que las multas pueden ser muy altas en caso de que se cometa algún tipo de infracción. 

Consejos generales para ir de vacaciones a la playa con perros

Antes de llevar a cabo cualquier viaje con un perro es necesario que se haga no solo la planificación al destino que es vital para llevar todo lo que el perro pueda necesitar, sino que se tengan en cuenta algunos consejos como los que mencionaremos a continuación. 

Cuidado con el sol

Es muy importante que el adoptante proteja a su mascota del sol y por eso se recomienda una sombrilla que sea especialmente para él.

Esto sobre todo en las horas del mediodía, donde el sol es mucho más fuerte e intenso que en otras horas del día.

Además, será ese lugar con sombra perfecto para descansar un poco cuando lo desee. 

Proteger sus almohadillas

No solo se trata de protegerlo del sol en su cuerpo, sino que es importante cuidar sus almohadillas de la arena caliente.

En ese sentido, se recomienda llevar protectores de almohadilla para minimizar que ocurra algún tipo de quemadura.

Temperatura corporal

Antes de que entre al agua directamente, se recomienda que moje poco a poco sus patas y también que el adoptante le coloque agua en su cuerpo, despacio.

De esta manera va ajustando su temperatura corporal a la del agua y así podrá disfrutarla sin problema una vez que decida entrar a jugar. 

Vigilancia total

El adoptante debe cuidarlo al momento de que quiera entrar en el agua, es decir, no perderlo de vista en ningún momento, como si se tratara de un niño pequeño.

De esta manera lo protege de la corriente del agua que puede ser peligrosa y estar atento de que no beba el agua del mar.

Recordemos que podría provocarle problemas en su estómago.

También es importante vigilar que no se aleje mucho de la orilla y cuidarlo de que no se acerque a medusas o erizos, a vidrio o basura que pueda lastimarlo. 

Cuidado después de la playa

Tras el día de playa es necesario bañarlo con agua dulce.

De esa manera se elimina la arena de su cuerpo y el agua salada y se protege su piel y pelaje.

Es importante que el adoptante revise sus orejas para que no tenga arena ni agua.

Si durante el viaje el perro sacude mucho su cabeza o se rasca mucho los oídos, es posible que se trate de otitis. 

Otro tipo de diversión

A muchos perros les encanta el agua del mar pero no a todos y, si es tu caso, es importante no obligarlo a meterse.

Si vas a la playa no necesariamente necesita disfrutar del agua, sino que hay otras formas de disfrutar las vacaciones.

Por ejemplo, una excelente opción es llevarle su pelota favorita y que se divierta persiguiéndola. 

¿Qué hacer antes de viajar con un perro?

Consultar con el médico veterinario

Antes de viajar es importante llevar a su mascota con el veterinario.

De esa manera se podrá garantizar que el perro está en óptimas condiciones para enfrentarse a una nueva y emocionante aventura.

Además de que es importante que el perro viaje desparasitado tanto interna como externamente. 

Una buena experiencia

El adoptante es quien mejor conoce a su mascota y por ello puede decidir si será o no una experiencia agradable.

Por ejemplo, si el perro disfruta mucho del agua y correr, la playa es una excelente opción.

Es también importante que el perro este habituado a convivir con otras personas, sonidos, olores para que viaje sin ningún inconveniente.

Y que no moleste a los demás presentes. 

Acostumbrado a viajar en coche

Si el perro está acostumbrado a salir de viaje en coche con frecuencia, le encantará salir de vacaciones, pero en caso de que no sea así, siempre es importante que poco a poco se acostumbre al coche.

En ese sentido, no se recomienda dejar todo para el último segundo debido a que podría ser una experiencia traumática que después no quiera repetir. 

En cambio, si con tiempo se le va enseñando, se le dan paseos cortos en el coche con refuerzos positivos, estará listo para un viaje más largo y estará feliz que es lo importante. 

Sin importar el lugar para las vacaciones, se recomienda que el perro:

  • Tome descansos con frecuencia. 
  • Permanezca varios momentos del día en un lugar con sombra para prevenir golpes de calor, sobre todo, si es verano.
  • Beba abundante agua. 
  • Se alimente bien durante el viaje. Sin embargo, antes de viajar, se recomienda que no coma nada tres horas antes, para que el trayecto sea más tranquilo.

Nota importante:

El verano es la época más caliente del año y viajar a una playa significa exponerse mucho al sol.

Es importante añadir que es algo que por supuesto afecta a las personas si no se protegen correctamente, pero también a nuestras mascotas. 

En ese sentido, es importante que nunca, bajo ninguna circunstancia el perro permanezca encerrado en el coche.

Siempre debe acompañar a su adoptante a donde quiera que vaya.

Protegerlos de un golpe de calor y cuidar su bienestar total, es nuestra entera y completa responsabilidad.

¿Qué más se necesita para viajar con un perro?

A pesar de todo lo que hace falta llevar y que previamente se ha mencionado, es necesario que el adoptante no olvide llevar consigo lo siguiente.

  • Aunque muchas veces los adoptantes pueden creer que es algo que no hace falta, siempre se recomienda viajar con la documentación de su mascota, es decir, llevar su pasaporte.
  • Tener todas sus vacunas al día. 
  • Que el perro tenga su chip, el cual es de gran importancia en caso de que se extravíe. Además, en algunas playas puede ser un requisito. 
  • Es necesario llevar el collar o arnés y su correa para llevarlo de manera más segura. 
  • Por supuesto, no olvidar las bolsitas para recoger sus necesidades. 
  • Bozal, en caso de que sea un perro que lo necesite. 
  • Toallitas húmedas para limpiar sus patas o lo que sea necesario. 
  • Toalla para secarlo. 
  • Juguetes.
  • Comida y sus snacks saludables. 
vacaciones con perros en la playa

 Viajar con tu perro a la montaña 

Otro de los destinos favoritos de muchos adoptantes con sus perros es la montaña, un lugar alejado de la ciudad, más privado y en contacto con la naturaleza.

No cabe duda de que es un destino favorito por muchos, sobre todo, los que tienen perros grandes que disfrutan de largas caminatas.

Para hacer un viaje a la montaña con un perro es importante llevar todo lo necesario y planificar bien el destino.

Para un pasero en la montaña con un perro no se debe olvidar lo siguiente:

  • Abundante agua fresca.
  • Comida y snacks.
  • Kit de primeros auxilios básico, en caso de que sea necesario.
  • Su lugar para dormir que lo proteja del frío, del calor e incluso de animales o insectos. 

El senderismo es excelente para muchos perros, debido a que promueve la resistencia, ayuda al fortalecimiento del sistema inmune, entre otros beneficios, pero si tu mascota no está acostumbrada, quizás no es la mejor idea acudir a la montaña. 

Todos los perros requieren de una dosis diaria de ejercicio pero no todos necesitan la misma cantidad o tiempo, y eso influirá mucho en la decisión de viajar o no a la montaña.

También se puede organizar con tiempo un paseo más suave, para que sea apto para cualquier perro y aun así disfrutar juntos el aire libre. 

La ruta debe ajustarse a la edad, raza y tamaño del perro.

Por ejemplo, si se trata de un perro cachorro, no puede hacer tanto esfuerzo ni caminar por mucho tiempo. 

¿Que debe llevar un kit de primeros auxilios para un perro? 

Durante algún paseo a la playa o a la montaña, siempre hay riesgo de que el perro pueda lesionarse, y si estas lejos de casa, lo más responsable es llevar un kit de primeros auxilios.

El perro puede correr y lastimarse con una piedra o tronco, o lastimarse con una quemadura o enfermarse.

Cualquier cosa podría pasar y lo mejor es estar preparados para socorrerle.

Muchas heridas superficiales y leves pueden fácilmente tratarse teniendo los instrumentos o materiales necesarios y básicos.

Por este motivo es que es muy importante tener el kit al salir de vacaciones.

Un kit básico para salir de vacaciones con tu perro, debe tener: 

  • Pinzas.
  • Tijeras.
  • Termómetro (preferiblemente los de punta flexible)
  • Gasas estériles.
  • Vendas.
  • Algodón.
  • Guantes.
  • Alcohol y agua oxigenada.
  • Jabón y yodo.
  • Algunos medicamentos para el dolor o pomadas.

¡Muy felices vacaciones con perros en la playa o en la montaña!

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más