Pasear a un perro: tips para el paseo perfecto

por admin

Pasear a un perro puede ser una actividad placentero para ambos, o convertirse en una pesadilla cada vez que se sale a la calle.

Los paseos son parte de una rutina fundamental en la vida de todo perro debido a que con ellos pueden realizar todas sus necesidades.

También le proporcionan algunos otros beneficios de gran importancia como la estimulación en nuevos entornos o la socialización y, por supuesto, actividad física todos los días.  

Sin embargo, muchas veces los adoptantes cometen graves errores con respecto a los paseos de sus perros que, al detectarlos o reconocerlos, se podrá hacer un paseo mejor para ambos.

10 errores comunes que se cometen al pasear con perros

Es posible pasear a un perro de forma placentera y feliz, tanto para ti como para tu perro.

Hacer oídos sordos a los tirones de la correa

Para muchos adoptantes sacar a pasear a su perro es como entrar en una batalla de poder e incluso muchos terminan lastimados con su hombro dolorido al no tener el control con la correa.

Los paseos jamás deberían ser así.  

Es importante mencionar que es normal que al principio el perro tire de la correa debido a la excitación que conlleva salir al exterior.

Sin embargo, es un comportamiento que solo debe permitirse cuando se inicia el paseo.

En ese sentido, la gran meta es que se debe de eliminar por completo a medida que va saliendo más y más.

Educar a tu perro para que deje de tirar de la correa te llevará algo de tiempo y paciencia, pero merece la pena hacerlo.

Para tener éxito, se debe tener una buena cantidad de premios a mano para que, cada vez que el perro haga lo correcto, sea recompensado.

De esta manera, en poco tiempo, tu mascota asociará que caminar tranquilo con la correa es una forma mucho mejor de desplazarse. 

Te aseguro que funciona, con el tiempo integrará esta conducta y te olvidarás de tirones de por vida.

pasear a un perro

Apresurarse para terminar el paseo

Es posible que el adoptante y su mascota tengan cosas que hacer y lugares en los que estar, pero eso no significa que deba intentar acabar el paseo lo antes posible. 

Los paseos no son únicamente ejercicio para los perros, sino que también proporcionan una estimulación mental que se considera vital para ellos.

Por eso es importante dar a tu perro la oportunidad de olfatear todos los olores que para él sean interesantes, detenerse a saludar a otras mascotas y personas y tomarse un tiempo para encontrar el lugar adecuado para que haga sus necesidades.

Es muy importante darle el tiempo que necesita tu perro para esta actividad, que sin duda, es su favorita del día.

No recoger las heces de tu perro

Limpiar los excrementos del perro es una de esas cosas que hay que hacer como adoptante de una mascota.

Al recogerlas estás aportando un granito de arena para demostrar al mundo que los perros merecen ser admitidos en los espacios públicos, en las aceras concurridas y en cualquier lugar al que queramos llevarlos.

Por lo tanto, siempre debes llevar tu rollo de bolsas para las heces cuando salgas a la calle.

Es mejor que sobre una y no que falten en caso de que sea necesario.

Por supuesto, siempre se debe limpiar, incluso si no hay nadie observando. 

Acercarse a perros desconocidos sin preguntar

Al menos que vivas en una zona rural o remota, lo más probable es que te encuentres regularmente con otros perros mientras paseas con tu perro.

Esto es bueno, pero a veces puede causar problemas.

Algunos perros simplemente no se llevan bien con otros perros debido a que pueden mostrarse ansiosos, temerosos o estresados, sobre todo, al encontrarse con un perro desconocido. 

Por eso, siempre debes consultar con el adoptante del otro perro para asegurarte de que ambos pueden acercarse sin ningún riesgo.

En caso de ser un acercamiento positivo, entonces las probabilidades de que socialicen son más amplias.

Impedir que tu perro se relacione

Como mencionamos en el punto anterior es importante preguntar antes de acercarse a perros desconocidos, pero eso no significa que debas impedir que tu perro se relacione en absoluto durante el paseo.

A muchos les encanta tener la oportunidad de conocer y saludar a otros perros y personas mientras salen de paseo.

Todo esto es una gran estimulación mental para tu mascota y te ayudará a enseñar la forma correcta de interactuar.

Así que, si el otro perro o la otra persona están de acuerdo, deja que tu mascota se detenga e interactúe durante un rato.

Le hará mucho bien. 

Deje que tu perro corra libre

A todos nos gusta ver la alegría de los perros cuando tienen la oportunidad de salir a correr sin utilizar la correa.

Pero eso no significa que debas dejar que disfrute de un paseo sin correa en cualquier lugar.

A menos que se encuentre en una zona totalmente cercada, no es seguro que tu perro pasee libremente sin correa.

Podría extraviarse en una carretera con mucho tráfico, entrar en contacto con un perro poco amistoso o, simplemente, perderse de vista y no encontrar nuevamente el camino de regreso.

También podría asustar a los niños pequeños o a las personas a las que no les gustan los perros y siempre existe el riesgo de acabar enfrentándose a una cuantiosa multa.

Por lo tanto, lo más recomendable es buscar lugares aptos para perros que estén cerca de ti, como un pipican, parque canino o un sendero peatonal. 

Obligarle a caminar demasiado

También es importante vigilar de cerca al perro para detectar cualquier signo de malestar físico.

Si hace demasiado calor o demasiado frío, o si simplemente estás forzando a tu perro más allá de sus límites, es hora de parar inmediatamente.

Si no estás seguro o segura de cuánto ejercicio puede tolerar tu perro, debes consultar al veterinario para que le revise y te indique según su raza, peso y otros factores, qué tiempo es el más recomendable y en qué tanta intensidad.

El veterinario podrá aconsejarte sobre formas seguras de ayudar a tu perro a mantenerse activo y sano.

Nosotros, por ejemplo, y tras el diagnóstico de soplo al corazón e hipertensión pulmonar en Uma, nos hicimos con una mochila de porteo para perros.

¡Y Uma lo agradece tanto! Porque puede disfrutar todo el tiempo que quiera hasta que vemos que su cuerpo dice basta.

Pero os aseguro que desde la mochila también disfruta mucho: ve, huele, descubre…

Utilizar una correa o un arnés inadecuado

Si no cuentas con el equipo adecuado para pasear a tu perro puedes causar una serie de problemas.

Esto aún más si el perro tiene problemas de tirones. 

Por lo tanto, un arnés puede reducir la tensión en su cuello y los arneses especiales para la cabeza pueden ayudar a controlar su mal comportamiento con la correa.  

pasear a un perro

También hay que evitar las correas retráctiles (correas flexi) que no solo recompensan al perro por tirar, sino que facilitan que se enrede con personas y otros obstáculos.

Se recomienda utilizar una correa con una longitud máxima de 1,80 m para que el paseo sea más seguro y satisfactorio.

Olvidar el compromiso con tu mascota

Puede ser muy fácil distraerse cuando sales a pasear a tu perro, desde tener problemas en el trabajo o en casa que te roban la atención o entretenerse con el teléfono móvil.

Cualquier posible situación llega a ser una distracción para que no le prestes la debida atención a tu mascota.

En ese sentido es importante recordar que el paseo no es solo una gran oportunidad para pasar un rato a solas con tu perro, sino que ambos podríais encontraros con muchos peligros por el camino.

Así que es necesario prestar toda su atención durante el paseo, para que os divirtáis mucho más y os ayude a desarrollar un vínculo más fuerte.

Tratar el paseo como si fuera una tarea

En ocasiones, los días pueden ser mejores que otros.

Por ejemplo, puedes estar en medio de un día ajetreado, mucha lluvia, problemas con el trabajo, entre otros aspectos que pueden hacer que el paseo sea más una tarea que un momento de compartir con tu perro. 

Pasar tiempo con tu perro debe ser un momento divertido, ser algo especial o algo que se espere con impaciencia todos los días. 

Al fin y al cabo, esa es la razón por la que te convertiste en adoptante de una mascota.

Pasear a un perro: más allá de un tarea

Para muchas personas el sacar a un perro a pasear simplemente se trata de una tarea que les evita que hagan sus necesidades dentro de casa.

Lo cierto es que en algunos casos los perros también pueden beneficiarse con aspectos, tales como:

  • El peso:

Uno de los problemas más comunes en muchos perros es la obesidad, sobre todo, en aquellos que tienen una vida sedentaria y que necesitan quemar una mayor cantidad de calorías cada día.

Cuando realizan ejercicio constantemente, como lo son los paseos, entonces esto permite que el perro pueda mantener su peso de manera adecuada, por lo que también puede beneficiarle mucho en esa parte de su salud.

  • La salud articular:

Los problemas de movilidad o la artritis son las principales causas por las que un perro puede verse afectado en la caminata.

Cuando la vida sedentaria de un perro comienza a pasar factura, no hay vuelta atrás.

Es por este motivo que es indispensable que siempre se tenga un funcionamiento correcto de las extremidades con ayuda de ejercicio y por lo tanto los paseos se convierten en algo fundamental para ellos.

  • Salud urinaria y digestiva:

Los paseos pueden ayudar a que un perro tenga un mejor tracto urinario o digestivo.

Muchas veces los perros prefieren realizar sus necesidades en un horario específico, por lo que se limitan a no ir al “baño” hasta que la hora de su paseo llega.

Es por esto que cuando los paseos no se cumplen en los horarios habituales, entonces la vejiga comienza a esperar la evacuación por una cantidad de tiempo mayor, lo que puede llegar a ocasionar infecciones.

Por lo tanto, tener un horario de paseo y cumplirlo es muy importante para ellos. 

Consejos generales para pasear a un perro

  • Asegúrate de que su equipo (incluida la correa y el calzado para pasear al perro) es adecuado y no le causará lesiones durante el trayecto. 
  • Es importante protegerse a sí mismo y al perro del calor excesivo y de las quemaduras solares. Por ello, antes de salir, se recomienda beber mucha agua, pero también beber durante el camino y después del paseo. Es además importante caminar en los momentos más frescos del día.
  • Procura dar paseos de mínimo 30 minutos, cinco veces por semana.
  • Lleva a tu perro con la correa en las zonas públicas, a menos que se trate de una zona sin correa. Ponte en contacto con tu ayuntamiento para conocer las zonas en las que los perros pueden ejercitarse sin correa.
  • Supervisa a tu perro en presencia de niños pequeños.
  • Lleva una bolsa de plástico o una pala para limpiar sus necesidades.
  • Asegúrate de que tu perro está debidamente identificado.
  • Es importante que tenga todas las vacunas necesarias.
  • Evita los paseos cuando hace mucho calor.
  • Lleva agua fresca para que bebáis.

Consideraciones medioambientales al pasear a un perro

Los adoptantes de perros responsables respetan el medio ambiente y los derechos de otras personas.

Algunos aspectos a tener en cuenta, son:

  • La mayoría de los parques y reservas nacionales y estatales no admiten animales domésticos, incluidos los perros (excepto los perros guía).
  • Los bosques estatales permiten perros, pero solo si están controlados.
  • Algunos parques y playas locales permiten que los perros vayan sin correa. Consulta con tu ayuntamiento para saber dónde y a qué hora está permitido.
  • Como adoptante de un perro eres legalmente responsable de cualquier daño o perjuicio a las personas, a la propiedad o a la vida silvestre causado por tu perro.

Es indispensable que siempre se tengan en cuenta estos factores cuando se trata de pasear a un perro.

El paseo es uno de los momentos más importantes durante el día para un perro debido a que tendrá mayores oportunidades de poder realizar sus necesidades con tranquilidad, ejercitarse cada día, se relacionará con otros perros y creará relaciones más estrechas con otras persona, entre muchos otros beneficios. 

Puede que también te interese

2 comentarios

Elizabeth 02/09/2022 - 04:30

Hola! Como estás Uma? Hoy vacunamos a mi mini salchicha Dina y se le hincharon los ojos y hocico. Le dieron decadron. Uma tolero bien las vacunas posteriores?

Respuesta
admin 02/09/2022 - 10:08

¡Hola Elizabeth!

A Uma solo el pasó con la vacuna de la rabia, y le cambiaron la marca y listos. Muchas veces tienen alergia a uno de los componentes. Entonces, sería importante que en la siguiente vacunación le recordaras al vet que le dio alergia para ver si puede ponerle otra marca o lo que el vet considere… Pero sí evitar que vuelva a suceder.

Muchos vets lo que hacen es dar un antihistamínico al perro antes de las vacunas para evitar la reacción. también puede ser una buena solución.

¡Un saludo!

Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más

A %d blogueros les gusta esto: