5 razones por las que no usar correas flexi

no usar correa flexi

Confieso que fui muy fan de las correas flexi.

Con mi anterior perro estuve usando una correa extensible durante varios meses porque pensé que le permitiría mayor libertad de movimiento, hasta que descubrí razones de peso por las que deshacerme de ella de forma definitiva.

Con Uma, estoy utilizando una correa normal y corriente, algo más larga de lo común, y no he tenido jamás un problema.

Con la perspectiva que da el tiempo, recuerdo cuánto me equivoqué al apostar por una correa flexi.

Razones por las que no usar una correa flexi

A bote pronto, la razón que más peso tiene es que resulta potencialmente peligrosa.

Para empezar, está totalmente contraindicada en perros de tamaño grande, ya que si a alguno se le ocurriera tirar fuerte, con lo fina que es no sería raro que se rompiera.

Mi experiencia con la correa extensible la tuve con un perro que no llegaba a los 5 kilos de peso.

no correa extensible

Estas son las 5 razones que descubrí para, en unos meses, dejar de usarla:

Dificultad para controlar el paseo

Si te paras a pensarlo tiene toda la lógica perruna del mundo.

Si un perro suele pasearse con correa que puede llegar de larga desde los tres metros hasta los cinco u ocho metros y tú crees que puedes controlar el paseo, estás bien equivocado/a.

El perro aprende que, en corto, puede ir más allá así que empieza a tirar para ver si aquello se extiende.

El paseo definitivamente se vuelve una pesadilla porque el perro aprenderá con el tiempo a tirar, y sinceramente, ¿quién quiere pasear a base de tirones?

Por contra, si apuestas por una correa con un largo concreto, siguiendo las pautas para pasear con perro correctas, el perro paseará sin querer ir más allá, porque sabrá que por mucho que tire no podrá avanzar.

¡Menudo cambio noté cuando decidí prescindir de la correa extensible!

Potencial peligrosidad

He escrito este post pensando también en la experiencia de una conocida.

Ella usaba (sí en pasado, porque tras esta experiencia decidió tirarla a la basura) una correa extensible para pasear a su caniche, con la mala suerte de que al cruzar una calle el perro tiró demasiado, no le dio tiempo a recoger y atropellaron a su pequeño.

Afortunadamente, solo tuvo una rotura de cadera y de una pata, por las que tendrá secuelas de por vida (una ligera cojera), pero le sirvió para darse cuenta de lo poco segura e impredecible que es este tipo de correa.

Es un arma de destrucción masiva

Tal cual. En serio. Aún recuerdo una vez paseando con mi anterior perro el susto que me llevé cuando decidió tener algunas palabras con otro perro, se enzarzaron a dar vueltas y con el poco control de la correa extensible nos liamos con la correa el perro, su perro, el adoptante, dos viandantes que pasaban en ese momento entre nosotros y yo.

La cosa no fue a mayores porque mi perro solo pesaba 5 kilos y la gente fue muy amable, pero podría perfectamente haber tirado a algunas de las personas que quedaron enredadas en la correa.

Ese día decidí cambiar de correa.

Puede causar daños al perro

Y ya no hablo de que también pueda enredarse con la correa. Me refiero concretamente a los tirones derivados del stop del botón.

Esos pequeños stops que se hacen para fijar la correa a una cierta longitud hace que el perro se lleve un latigazo en espalda y cuello que puede derivar en pequeñas lesiones a corto plazo en cuello, tráquea y espalda e ir empeorando causando hernias a largo plazo en la espalda.

Con una correa fija tú controlas en todo momento la fuerza para parar al perro en caso de que tire, evitando daños que puedan mermar en su salud.

Es muy incómoda

A simple vista parece que tenga que ser cómoda pero el mango tan grande con esa correa tan fina hace que muchas veces se escape de las manos.

Por no contar cuando sin darte cuenta hay un tirón del perro inesperado, te pilla la mano por en medio, y menuda quemadura te llevas.

Y ni hablar tiene que se enrede en algún dedo… He leído por ahí que hasta amputaciones de dedo ha habido.

no correa extensible

Yo tengo claro que no hay nada mejor que la correa de perro de toda la vida.

Encima, con la de diseños de correas que hay, puedes llevar a tu perro conjuntado en el paseo hecho un pincel.

¿Eres de los que usas o has usado una correa flexi con tu perro? ¿Has tenido alguna mala experiencia?

¡Comparte!
  • 127
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    130
    Shares

13 respuestas a “5 razones por las que no usar correas flexi”

  1. Verónica y Trufa dice: Responder

    Yo uso este tipo de coreas con Trufa. suelo llevarla con corta normal y soltarla pero en los paseos que son cortos y por zonas que no me atrevo a soltarla por los coches ( tuvo un atropello de pequeña y ahora tengo miedo a soltarla cerca de la carretera) uso extensible, por intentar que ella vaya más libre, pero no me gusta nada, como dices no controlas al perro, y esos stop sí que veo que la dan latigazos aún no quejándose asique creo que intentaré buscar una correa que no sea extensible pero si larga. gracias por el post

    1. ¡Hola Verónica! Hay unas correas que se llaman de posicionamiento que son como las normales pero puedes añadir longitud de correa, de forma que un día puedes salir de casa con un metro y medio de correa y el día que vayas por una zona en la que desees darle más libertad, añadir longitud a la correa y tenerla de dos metros, por ejemplo.
      Aquí lo importante es tener el control por sus seguridad.
      ¡Un saludo!

  2. MARIA PILAR ORTIZ RUIZ dice: Responder

    hola, gracias por describirnos los inconvenientes del flexi, yo lo tengo y lo uso y es como y tal lo describes, tengo una mala experiencia que cada vez que me acuerdo me pongo fatal, un dia en la escalera, entramos en el ascensor y al salir, sali yo primero y ella se quedo dentro y se cerro la puerta, ya ni me acuerdo como fue pero el ascensor subia y la perra dentro y yo con el mango del flexi en la mano, lo solte y por suerte habia una vecina en ese piso y le dije que soltase a la perra, todo quedo en un gran susto y he leido que han habido accidentes como este y con un final dramatico, ya tomo otras medidas de precaucion pero hay riesgos de accidentes, ayer sin ir mas lejos, como tu has dicho de este caniche que atropellaron, pues a mi me paso ayer que siempre estoy alerta, la perra se iba caminando y pasaba un coche, no la atropello de milagro porque tire de ella pero suelen pasar estas cosas, me has hecho pensar que no son nada convenientes y hay mas peligros que ventajas, gracias por hacernos reflexionar ya que si le pasa algo a mi perra por mi culpa nunca me lo perdonaria, un beso preciosa y besitos a Uma

    1. Dios mío, he oído muchas veces sobre estos incidentes en el ascensor…. ¡qué pesadilla! Menudo ataque de nervios… La verdad es que se pasa fatal.
      Me alegro de que se quedara en un susto!
      Un abrazo, Pilar!

  3. Yo la usé y nunca me fue mal…si que es verdad que mi perra no tiraba…ahora si te cuento todo lo que le pasaba a mi madre pues eso que escribes se queda corto. Una vez llevaba una de los chinos y se partió le dió tal latigazo en el ojo ….fatal fatal

    1. ¡Uf! ¡Qué dolor! Había escuchado lesiones en piernas, brazos y manos, pero el ojo son palabras mayores… Veo que todos tenemos alguna mala experiencia con estas correas…
      ¡Un saludo y gracias por tu aporte!

  4. Bueno, yo la uso porque así en el metro puedo atarla en corto, y cuando va a olisnear por los césped y parterres yo me quedo fuera y no piso mierdas (me ha pasado mil veces). Con la correa normal me costaba atarla en corto, tener que darle vueltas y eso era incómodo. Pero he visto que hay una que tiene asas a varias alturas y estoy pensando en comprarla, es verdad que con la flexibilidad no controlo tanto a mi perruna.

    1. ¡Hola Jennifer! Sí, te refieres a la correa de posiciones. Es mucho más recomendable que la flexi, que como ves entraña peligros.

      ¡Un saludo y gracias por aportar tu experiencia!

  5. Hola, te molestaría si te hago una consulta?

    Toby, mi cachorro de Labrador tiene 4 meses, y mi mamá me dice que, por lo menos, lo lleve a su casa a jugar con Coco (su perro), pero, mi vecina , que tiene un Labrador de 2 años me dice que lo saque cuando cumpla los 6 meses.

    Debo sacarlo a esa edad?

    Solamente lo saco para ir al veterinario, y lo saqué una vez que era bebé,(lo tengo desde los 39 días), porque lloraba mucho

    Desde ya, muchas gracias.

    1. ¡Hola Camila! Qué va, los cachorros deben socializarse entre los 2 y los 4 meses. Es cierto que por temas de vacunas hay que ir con mucho cuidado con quién relacionar y dónde. Es decir, si el cachorro tiene 2 vacunas puestas, es muy positivo y necesario que se relacione con otros perros que estén sanos y vacunados y en lugares higiénicos donde el cachorro no pueda contraer una enfermedad, pero es totalmente necesario que el cachorro se relacionae con otros perros entre los 2 y los 4 meses de edad, ya que a esa edad se lleva a cabo el periodo de sensibilidad social, y los cachorros a los que se les priva de relacionarse con otros, al final desarrollan problemas de conducta cuando son adultos: problemas de agresividad, miedo, etc. con otros perros.
      ¡Un saludo!

      1. Gracias, si , tiene 5 vacunas puestas.
        Lo empecé a sacar a partir de los 4 meses y medio.
        Coco, el perro de mi mamá, lo olfatea, todo y a él lo asusta.

  6. Hola
    gracias por las recomendaciones, yo tengo un Doberman, solo que cuando lo saco a pasear corre y no lo puedo controlar mucho.
    que me recomendarías?

    1. ¡Hola Carolina! Los primeros minutos son los más complicados porque los perros salen súper excitados y onfire a pasear, es normal, pero es importante que en perros con tanta fuerza coo el tuyo, combines correas. En un primer momento, apuesta por una correa corta, pero corta, corta, de forma que tu perro vaya a tu lado paseando, evitando que tire. Es importante la educación en el paseo, enseñándole a no tirar mientras camina (ayúdate de premios para reforzar la conducta cuando pasee sin tirar y párate en seco si insiste en tirar). Lo ideal sería ir en modo corto hasta que llegues a un sitio donde tu perro pueda ir suelta (un parque canino o recinto cerrado) de forma que ahí pueda agotar energía corriendo, y luego ya reanudar el paseo con una correa más larga (una corre anormal) para que vaya holgadamente paseando.
      Una vez haya interiorizado el pasear tranquilamente, podrás salir siempre de casa con la correa normal.
      Educar a pasear requiere de mucha paciencia pero los resultados son enriquecedores.
      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.