¿Por qué los perros aúllan?

por admin
201 visualizaciones

Si tienes un perro en casa, no es extraño escucharlo aullar en algún momento. Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué los perros aúllan?

Yo me lo he preguntado porque Uma aúlla cuando cantamos “cumpleaños feliz” y es como si se uniera a nosotros para cantar.

Mira, te dejo un audio de cuando felicitamos por Whatsapp a mi suegro, para que veas a lo que me refiero.

El aullido es un sonido muy característico que los perros hacen, el cual les permite poder expresarse o comunicarse.

Sin embargo, el aullido puede ocurrir por diferentes maneras que los adoptantes desconocen.

Muchos creen que los aullidos significan algo malo a la primera que el perro lo hace. 

Los aullidos en un perro suelen ser muy comunes, pero según el contexto, estos pueden tener un significado u otro.

Entender cuál es el significado de los aullidos, ayudará a los adoptantes a comprender mejor por qué los perros aúllan.

Todos los animales tienen maneras de comunicarse, los perros, en este caso, aprenden a comunicarse con su adoptante de diferentes formas, y una de ellas suele ser el aullido. También llorar o gemir.

¿Por qué los perros aúllan como lobos?

Los perros son descendientes de los lobos, y por eso es que tienen muchas capacidades que los hacen iguales. Algunas son la caza, los aullidos, entre otros. 

Cuando se piensa en un aullido inmediatamente se asocia con los lobos, puesto a que es una de sus grandes características.

Los lobos viven en manadas y, para que otros puedan escucharlos, aúllan.

El aullido también es para alertar peligro, comunicación normal, o incluso celebración por alguna reunión de muchos lobos de la manada. 

Razones del aullido de los perros

Como he comentado, los perros pueden aullar por diferentes razones.

Entre las razones más comunes podemos encontrar:

Por sentirse solos:

La soledad puede afectar a un perro más de lo que te imaginas. Muchas personas tienen a un perro, pero lo mantienen siempre aislado, solo, sin compañía, y eso por su puesto ocasiona que el perro no se sienta bien. 

Este motivo, puede hacer que el perro aúlle por mucho rato intentando llamar la atención.

Este tipo de aullido podría tener un tono diferente como tristón y quejumbroso, sonará diferente al típico aullido agudo y potente. 

Hace unos años yo tenía una vecina que vivía con un dos perros y pasaba muchas horas fuera de casa. No había día que el perro no aullara y se debía claramente a la soledad.

Estrés o susto:

Cuando un perro se estresa, es muy probable que manifieste los aullidos.

Es una manera de pedir atención y en ese momento lo mejor es llevarlo a caminar un poco. 

Si se asustan de manera repentina, también podrían manifestarlo a través de los aullidos. 

Por alegría o celebración:

Sin duda, este es el caso de Uma cuando cantamos el “cumpleaños feliz“.

Así como los perros pueden aullar por estrés, también pueden aullar por felicidad. Hay perros que aullan, por ejemplo, cuando la familia llega a casa al final del día.

Es una manera de celebrar que su manada está de nuevo en casa, todos juntos. 

Alguna herida o dolor: 

Si normalmente el perro no aúlla y de repente lo hace, como adoptante debes descartar que se trate de algún problema físico, así como una herida. Esta causa no es la principal, pero si es importante considerar. 

Esta causa es muy importante tomarla en cuenta, debido a que puede ser algo grave y es importante que puedas percatarte de ello.

Si el perro continúa aullando sin parar, sin duda algo no está bien y eso es motivo de llevarlo al veterinario cuanto antes. 

Por imitación:

Si el perro está tranquilo en casa y de pronto se escuchan a otros perros aullar, el perro por instinto e imitación, podría hacerlo también. 

Muchas veces los perros aúllan cuando escuchan los sonidos característicos de los bomberos, ambulancias o policías, asociándolos a que se trata de un perro aullando y por eso lo hacen también.

De igual manera, si tú haces algún sonido agudo, el perro podría imitarlo con el aullido. 

Esto es muy común. Seguro que hay algún perro en tu barrio que tras escuchar las sirenas empiece a aullar.

Por suerte, Uma pasa de todo cuando escucha sirenas o cuando escucha a otros perros aullar.

Ansiedad por separación:

Los perros que están acostumbrados a sus adoptantes, en el momento de una separación, pueden sentirse verdaderamente agobiados, llegando a presentar problemas de ansiedad bastante fuertes.

Muchos perros, ante la separación, podrían simplemente romper algún muñeco, o hacer algún desastre para desahogarse pero, otros, podrían aullar o llorar por mucho tiempo, incluso, por horas. 

En ese sentido, es importante acostumbrar al perro a que se quede solo, pero siempre es importante hacerlo gradualmente, iniciando con pocos minutos y poco a poco ir avanzando a medida que el perro se vaya sintiendo cómodo con la soledad momentánea. 

En estos casos de ansiedad por separación, el aullido es una de las maneras más sencillas que encuentra el perro de llamar la atención de su adoptante.

Al encontrar algo:

Muchos perros que disfrutan de la cacería, cuando encuentran algo aúllan como respuesta al hallazgo.

Es una manera de alertar de que ha encontrado algo para que su adoptante se acerque al lugar.

Comunicación con otros perros:

Entre los perros, una de las maneras de comunicarse es a través de los aullidos.

En muchas ocasiones, el aullido de un perro se debe a una respuesta para otro perro que aulló primero. 

por qué los perros aúllan

Llamar la atención:

Los perros son animales muy cariñosos y quieren y demandan mucha atención.

Muchas veces lo intentan a través de ladridos o gemido, pero al ver que no consiguen lo que quieren, es ahí donde el aullido se hace presente.

Ante este escenario, es importante no acudir a su llamada para que no asocie el aullido a la atención que quiere. Es mejor esperar a que se calme y acudir. 

De lo contrario, se acostumbrará a aullar siempre que quiere algo.

Territorio:

Algunos perros para delimitar su territorio utilizan el aullido. Es una manera de dar una advertencia a cualquiera que quiera entrar en algo que a su parecer crees que le “pertenece”.  

Advertir peligro: 

Otra razón del aullido es el de advertencia.

Muchos perros pueden usar el aullido como medio para advertir de que algo está mal, que hay peligro. Esto puede ser para otros perros o para su familia humana. 

Demencia por edad:

Los perros, con el pasar de los años, van envejeciendo y eso conlleva al desarrollo de ciertos problemas cognitivos.

Esa confusión los estresa y por eso podrían sentir ansiedad, lo que daría como resultados gemidos, llanto o, incluso, aullidos. 

Detonantes externos: 

Muchos detonantes externos podrían ocasionar los aullidos de un perro.

Antes comentábamos sobre las sirenas de los coches de policía o bomberos, sin embargo, hay otros detonantes externos parecidos, por ejemplo, algún sonido de una música o persona entonando una melodía. 

Si el perro aúlla por el sonido de un instrumento musical que tiene una frecuencia alta, así como una flauta o una trompeta, se debe a que el sonido les recordará a los aullidos, e intentará aullar también para comunicarse. 

En cambio, si el instrumento es de sonido grave como un bajo, el perro no va a responder debido a que no es la misma frecuencia. 

¿Qué hacer cuando un perro aúlla?

Si escuchas a tu perro aullar podrías sentir el impulso de regañarlo para que deje de hacerlo, pero no es correcto hacer esto.

Ante los aullidos, es importante intentar entender la razón. Piensa que tu perro se está comunicando y hay que saber escucharlo para ver qué nos quiere decir.

Cuando el perro aúlla por imitación, tu reacción podría ser buscarle su juguete favorito, e intentar distraer su atención de los aullidos. Cuando es por dolor es importante comunicarse con el veterinario y, mientras, acariciarlo para que se sienta mejor y acompañado.

Nota: Si los aullidos son muy frecuentes y molestan a los vecinos, es importante saber reconocer qué los ocasiona para que ocurra lo menos posible.

Lo más importante de todo es prestarles atención. Muchas veces aúllan buscando tu atención. Si estás siempre pendiente podrían disminuir los aullidos. 

Por ello es importante:

  • Salir de paseo todos los días. Tener una rutina. 
  • Enseñarlo a quedarse solo mientras debes salir al trabajo o por menos tiempo.
  • Si se queda solo, dejarle juguetes para que pueda entretenerse en tu ausencia. 

¿Cómo evitar los aullidos?

Una vez que se identifica la causa del aullido se debe actuar de la mejor manera posible para evitarlos.

Por supuesto, si se trata de dolor o alguna herida, como he comtnado antes, se tiene que actuar rápido con el médico veterinario.

  • Si el aullido es para llamar la atención, la mejor respuesta es ignorarlo. Si como adoptante respondes al aullido, el perro entenderá que funciona y lo volverá a hacer. En estos casos tampoco se debe tocar ni mirar. Debe ser ignorado en su totalidad. 
  • Si el perro permanece callado y tranquilo es momento de premiarlo. Esto hará que entienda que así consigue algo bueno y podría dejar de aullar. Si aúlla, es importante esperar a que se calme y luego premiarlo. Esperar por lo menos 5 segundos de silencio para que pueda asociar el buen comportamiento más fácil. 
  • Durante el día, en los momentos en que el perro esté callado, puedes ofrecerle algunos premios aleatoriamente. Estos premios inesperados son excelentes para reforzar los buenos comportamientos. 
  • Para que el perro este callado se le puede enseñar una orden y cuando esté aullando, darle la orden de callado. 

¿Cómo tratar la ansiedad por separación y evitar los aullidos en ese momento?

Los perros pueden aullar mucho cuando se separan de su adoptante y eso puede molestar mucho a los vecinos.

Para controlar un poco todos los aullidos, evitar problemas y ayudar a que el perro se sienta más tranquilo, es importante que lo eduques con mucha paciencia en tres diferentes fases: antes de salir de casa, al volver a casa y mientras está en casa.

Antes de salir de casa:

  • Sal a pasear con él para que se canse.
  • En el momento de salir, 15 minutos antes, ignóralo. Así no le afectará tanto ver a su adoptante partir. 
  • Dejarle algunos juguetes para vencer el aburrimiento. 

Importante: En esta primera fase “Antes de salir de casa”, para tener éxito a largo plazo, es importante ir poco a poco.

Primero déjalo solo pocos minutos y con el paso del tiempo ve alargando las horas. 

Al regresar a casa:

  • Al llegar a casa intenta entrar calmado sin saludarlo. Es mejor ignorarlo y, cuando esté calmado, saludarlo. 
  • Darle la orden de sentarse para que se calme. 
  • Si se queda tranquilo, recompensarlo. 
  • Al llegar, lo mejor es quitarle todos los juguetes, para que los asocie con algo bueno cada vez que el adoptante sale de casa.

Este punto cuesta mucho porque, ¿quién se puede contener ante una alegría tan desbordada? Nadie nos recibe así en ningún sitio por lo que se entiende que cueste la misma vida ignorarlo.

Mientras el adoptante está en casa:

Los perros son muy inteligentes y saben cuándo su adoptante está a punto de salir de casa al observar la rutina.

Coger las llaves o colocarse los zapatos, son el detonante de la ansiedad de los perros. 

En ese sentido, es recomendable hacer cambios en la rutina para evitar que el perro lo asocie.

Si lo último que haces es coger las llaves y salir, se recomienda hacer todo lo contrario.

Coge las llaves y haz otra cosa como, por ejemplo, ver televisión. De esa manera el perro no reaccionará, poco a poco, a ciertos estímulos que reconoce que su adoptante saldrá de casa y se quedará solo.

También en este punto, es importante evitar que el perro esté todo el tiempo detrás tuyo y, muchos menos reforzar ese comportamiento con premios.

Aquí se le puede enseñar a estar quieto y, si obedece, premiarlo.

Si el perro va todo el tiempo detrás tuyo, siguiéndote por toda la casa, también es necesario evitar las caricias.

Las caricias solo reforzarán ese comportamiento como algo bueno y lo seguirá haciendo.

Nota: Cada fase antes mencionada, requiere de práctica, paciencia y constancia.

Hacerla una vez no dará resultados. Es algo que se va logrando poco a poco.

Un perro que sufre de ansiedad por separación lo pasa muy mal y, para ayudarlo, lo importante es darle mucho amor y seguir practicando hasta obtener resultados satisfactorios.

por qué los perros aúllan

¿Cómo reconocer qué quiere decir el aullido de mi perro?

Dar respuesta a esta pregunta no es tan sencillo, pero tampoco es muy complicado.

Todo es cuestión de conocer al perro.

Dependiendo del detonante del aullido, el tono podría ser diferente: agudo, grave o quebrado. 

  • Si los perros aúllan con un tono bajo puede ser que tengan miedo por algo o que siente dolor. 
  • Si el aullido es más fuerte y agudo, puede ser que se siente un poco solo y es su manera de llamar la atención. Quiere compañía. También este tono de aullido puede ser por imitar algún sonido de la calle como las sirenas de policías, ambulancia o algún instrumento musical. 

Conclusión sobre por qué los perros aúllan

Lo más importante para entender por qué los perros aúllan es que se entienda que es una manera que usan los perros para comunicarse y que no tiene nada que ver con malos presagios ni supersticiones.

Al conocer al perro y observar qué sucede a su alrededor, poco a poco se puede interpretar de la mejor manera sus aullidos. 

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más