La conducta de monta en perros: ¿a qué se debe?

En muchas ocasiones, los adoptantes suelen observar un comportamiento extraño que tiene su perro hacia algún objeto, persona, u otro perro.

Uma suele realizar la conducta de monta durante el juego. Le lanzamos un juguete, se lanza sobre nosotros con su juguete, engancha nuestra pierna, brazo o lo que pille y nos monta.

Eso se llama, conducta de monta. Pero, ¿a qué se debe?

Verlo montarse encima y comenzar a hacer movimientos como si se encontrara excitado, puede ser muy embarazoso.

A nosotros, personalmente, nos hace reír.

No obstante, es importante saber que se trata de un comportamiento sumamente normal en todos los perros.

Cuando la conducta de monta se manifiesta, no es necesario que se le llame la atención al perro, debido a que, es su propio instinto que los incita a realizar dicha acción.

Este es uno de los comportamientos más comunes que pueden existir en los perros, pero comienza a transformarse en un problema complejo cuando el perro lo realiza de manera frecuente y genera tensión e incomodidad en otros perros y/o personas.

Por ejemplo, como he comentado, Uma lo realiza solo en algún tipo de juego, y solo lo hace con nosotros.

Nota: Muchos adoptantes quieren recurrir a la castración o esterilización para eliminar ese “problema”, pero es inevitable que siga sucediendo.

En el caso de la castración, se disminuye considerablemente la testosterona, pero aún el perro puede seguir montando, aunque sin duda, será menos frecuente.

Uma, por ejemplo, está esterilizada, y sigue haciendo monta, ¿por qué? Porque no está relacionado con nada sexual. Lo veremos a continuación.

¿Qué es la conducta de monta en perros?

La conducta de monta en los perros se asocia hacia un comportamiento que para muchos adoptantes puede resultar un problema.

Generalmente se asocia a los perros machos, dejando de lado a las hembras que también puede presentar esta conducta, como el caso de Uma; aunque no en todos los casos.

En los machos es mucho más habitual. 

Nuestro anterior perro, Nit, que era macho, montaba a muy contadas personas y después de olerlas.

Woody, el perro de mi hermana, cuando recibe visitas de desconocidos, monta su cama (eso sí resulta embarazoso).

Algunos perros machos tienen el comportamiento de montar a otros de su mismo sexo. Asimismo, lo hacen las hembras al tratar de montar a los perros machos.

En su gran mayoría, casi todos los perros realizan este tipo de comportamientos en su vida.

Un perro puede montar absolutamente cualquier cosa, es algo normal de observaren ellos, pero si no se controla a tiempo, puede resultar un problema serio en los adoptantes y mascotas.

Por tal motivo, es importante que la conducta de monta sea algo tratado con seriedad.

Además de que en muchos casos se presenta como un acto desagradable, podría ser un indicativo de problemas en el perro.

Motivos por los que un perro realiza la conducta de monta 

Existen diferentes motivos por lo cual un perro podría presentar este tipo de conducta de monta. 

Algunos motivos, son:

  • Enfermedad:

En muchas oportunidades, los adoptantes que tienen problemas referentes a este comportamiento, se han hecho la gran pregunta: ¿Esto afecta la salud del perro? o ¿es solo una conducta sexual?

Existen posibles explicaciones del tema, por lo que es importante saber detallar correctamente el comportamiento del perro.

Si el perro nunca había realizado este tipo de comportamiento, puede existir la posibilidad de que se trate de un caso clínico que necesite de un chequeo veterinario.

El perro podría padecer:

  • Alteración en los niveles de hormonas.
  • Tumores.
  • Enfermedades que afecta al perfil de olor, como lo es el saco anal, tracto urinario o infección de orina. En estos casos, el perro pasará gran parte del tiempo lamiéndose.
  • Sobreestimulación o exceso de excitación:

Los perros pasan por procesos de felicidad y estímulos hacia la excitación.

En algunos casos, esto se libera a través de la conducta de monta.

Esto es algo normal y puede ocurrir cuando el perro tiene un encuentro con una persona que nunca ha visto, un perro nuevo, al momento de la llegada de su adoptante a casa o en el momento del juego como el caso de Uma.

Era el caso de Nit ante un desconocido.

  • Procesos de estrés o ansiedad:

El estrés o la ansiedad pueden desencadenar una conducta de monta en los perros.

Esto suele ocurrir cuando el perro se encuentra excitado, fuera del ámbito sexual.

De igual manera, esta conducta de monta se genera tanto si es por una sobre estimulación o excitación, debido al estrés y la ansiedad.

Nota: Si no se tiene un cuidado acerca del motivo por el cual el perro actúa de esa manera, puede volverse un desorden compulsivo.

  • Conducta adoptada o comportamiento sexual: 

Un perro puede optar por realizar esta conducta por ser un comportamiento sexual.

No obstante, eso es más común en las hembras durante el celo habitual. 

En cuanto al macho, cuando ha tenido experiencias sexuales previas, es muy común que adopte el comportamiento auto reforzante.

Además de que, de esta manera, el perro obtendrá el placer que reporta la acción.

La masturbación puede aparecer tanto en perros machos como en hembras.

  • Jerarquía:

Los perros no basan sus conductas con respecto a la dominancia.

Un perro no será más dominante que otro por montarlo. De igual manera, el perro montado no será sumiso que cede la posición de líder en la manada. Es una relación que no existe.

Cuando un perro practica la monta encima de la pierna de su adoptante, no está tratando de dar a entender que tiene una jerarquía mayor.

En muchos aspectos, esto se vuelve uno de los mitos que los estudios han podido dar respuestas certeras de que son completamente falsos.

Importante: La conducta de monta de perros se trata mucho más que un comportamiento de origen sexual.

Como en cualquier tipo de comportamiento que se presente en un perro, siempre existirá una razón o causa. Por lo tanto, lo importante es saber analizar y determinar el origen del problema.

Lo más importante es trabajar los problemas que se están presentando por separado.

Cuando la conducta de monta es a raíz de un motivo sexual, es necesario que el adoptante determine si desea que se termine el acto.

Caso contrario, será mejor evitar que el macho tenga contacto con perras que estén en la etapa del celo.

¿A qué edad los perros comienzan a tener una conducta de monta?

Un perro puede adoptar la conducta de monta desde el momento que comienza a caminar.

A partir de las 2 o 3 semanas de vida del cachorro, este puede presentar actuaciones respectivas a la monta, bien sea con algunos objetos, personas, e incluso sobre sus propios hermanos si aún convive con ellos.

Cuando los adoptantes llevan a casa al nuevo integrante de la familia, es posible que el perro ya tenga desarrollado el hábito de monta.

Esto generalmente sucede luego de las ocho semanas de vida.

monta en perros

Cuando el perro alcanza su madurez sexual y es posible engendrar crías (a partir de los 6 meses) esto podría impulsar a que realice el acto de monta con mucha más frecuencia.

Sin embargo, existen razas que necesitan más tiempo para llegar a la adultez. 

Los perros de razas grandes pueden madurar más rápido que los pequeños.

Un ejemplo son la raza de caniche miniatura, estos pueden alcanzar su madurez sexual aproximadamente a los 6 meses de vida, en cambio, un terranova puede lograr la pubertad pasados los 15 meses. 

Importante: No todos los cachorros adoptarán el comportamiento de monta en personas u objetos desde temprana edad.

Algunos solo pueden desarrollarla cuando ya han llegado a su pubertad o podrían no hacerlo nunca.

Es posible minimizar el comportamiento de monta cuando no es deseado.

Lo más sensato es poder afrontar el comportamiento durante sus primeros meses de vida. 

La monta de los perros sobre las personas 

De igual manera que un perro puede practicar esta conducta encima de otros animales, puede hacerlo con personas.

En muchos casos las personas pueden asociar esta conducta al ámbito sexual, dejando de lado que puede ser una evolución hormonal o el celo común de una perra. 

Existen gran variedad de causas por las que un perro monta a una persona, como se ha especificado en los puntos anteriores.

Es posible que este comportamiento se produzca cuando el perro es solo un cachorro, debido a que aprende a socializar y aumentar los niveles de energía.

No obstante, el comportamiento podría disminuir o agravarse de no ser tratado.

¿Por qué molesta a los adoptantes esta conducta de monta de los perros?

Para los adoptantes, esta puede ser una situación sumamente incómoda.

Cuando un perro comienza a generar este tipo de conducta, los dueños siempre se hacen la pregunta ¿por qué lo hace? y, ¿es posible detenerlo?

  • Pudor:

El pudor es el factor fundamental por el cual los adoptantes tienen problemas con este tipo de conductas.

Para el adoptante, ver que su perro se encuentra “acosando sexualmente” una pierna, puede ser un gran problema; cuando se trata de todo lo contrario. 

Siempre se ha pensado que este tipo de comportamiento se refiere solo a un punto sexual y hace que las personas se ruboricen. 

Para un adoptante puede significar extraño que su compañero fiel de cuatro patas, de pronto tenga la necesidad de subirse a su pierna y montarle, pero no es algo de otro mundo.

Recordemos que es un comportamiento sumamente normal.

  • Descontrol:

Cuando un perro adopta la posición de monta, lo correcto no siempre será regañarle o castigarlo.

Un perro no entenderá que sus acciones ruborizan y avergüenzan a su adoptante.

Es por ello que se deben aplicar otras tácticas para poder obtener resultados positivos.

  • Inseguridad:

El adoptante avergonzado siempre pensará que se encuentra en presencia de un perro obsesionado con el sexo.

Muchas veces es imposible que entiendan que el comportamiento es normal y que se presentará continuamente, sin embargo, con el tiempo, esa conducta disminuirá y dejará de ser tan exagerada.

Pueden pasar varios días sin que el perro sienta la necesidad de montar a alguien u objeto.

Cuando se hace presente este comportamiento, los adoptantes no se paran a pensar cuáles son las causas para dicho comportamiento.

Pensar solo en cómo detenerlo puede ser el grave error para poder parar la situación, ya que, es necesario conocer las causas del problema y saber por qué se repite constantemente. 

Nota: No es necesario ni correcto regañar al perro por motivos de la conducta de monta. Recuerda que en ocasiones puede tratarse de problemas médicos.

conducta de monta en perros

¿Cómo se puede controlar la conducta de monta de los perros?

No solamente se trata de un comportamiento incómodo e indeseado para muchos adoptantes, sino que puede traer graves problemas en el perro. 

En algunos casos esta conducta molesta a otros perros, lo que podría provocar entre ambos una pelea y poner en peligro a su mascota.

Hay muchos perros y perras que intentan montar a Uma aún estando esterilizada, y Uma no se deja en absoluto, reaccionando gruñendo.

Por este motivo, es necesario que el adoptante aprenda a dominar la situación y a disminuirla.

Algunas técnicas que se pueden llevar a cabo, son: 

  • Decir “NO”, fuerte y claro:

Es el truco más eficaz cuando se quiere evitar que se realice una acción indeseada en su perro.

Cuando el adoptante note que el perro está en la posición de monta, debe decirle claro y conciso que “NO”; sin gritar, pero siendo firme, ya que un grito podría ponerlo en alerta y nervioso.

  • Tirar de la correa:

Tirar suavemente de la correa para poder evitar la situación de la monta, puede ser efectivo.

Es importante recordar que, se debe tener precaución a la hora de hacerlo para no lastimar al perro.

  • Distraerlo:

El método de la distracción puede ser útil.

Cuando vea a su mascota en posición de monta, puede llamarle e incentivarlo a jugar con juguetes o darle premios.

Se utiliza la técnica de refuerzo positivo y se corrige el comportamiento de una manera más sencilla.

  • Hacer ejercicio:

Una buena sesión de ejercicio puede ayudar a que se elimine el exceso de energía acumulada en el perro.

Es fundamental para la salud de la mascota que se ofrezcan paseos diarios y largos, cargados de buenas dosis de juego para que de esta manera se sienta tranquilo.

Conclusión

Es un error común de los adoptantes asumir que la conducta de monta en perros es algo puramente sexual.

Es por este motivo que se sienten frustrados y buscan la salida más óptima que es la castración y esterilización en sus mascotas.

Existen situaciones donde aún tras la castración, el perro sigue presentando la conducta de monta, esta respuesta es firme al mito de que la monta solo se refiere al quiebre sexual en donde puede encontrarse un perro.

Intentar por la fuerza que el perro deje de montar a una persona u otro perro no mejorará la situación, esto hará que se genere más motivación y estimulación en el perro.

Además, se podrían presentar cuadros de estrés o ansiedad graves.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.