La anestesia en perros: nuestra experiencia

El uso de la anestesia en perros se hace imprescindible si tu perro tiene que someterse a alguna operación quirúrgica, cosa que puede ser algo que pase con facilidad. Con Uma ya tenemos dos experiencias: por la cirugía en los ojos debido al prolapso que sufrió del tercer párpado y por la esterilización. Mañana, sin embargo, será la tercera vez que pase por “quirófano”, esta vez para la extracción del colmillo que se partió (y de paso para una limpieza bucal).

Pero, ¿qué tan peligrosa es? ¿Cuál es el procedimiento?

anestesia en perros
Uma esperando en el veterinario… algo nerviosa

La anestesia siempre se precisa en cualquier cirugía: primero para que el paciente no sufra ninguna molestia y, segundo, para que los facultativos puedan trabajar de forma cómoda. No os engaño cuando os digo que nunca me quedo tranquila con el tema de la anestesia. He tenido muchos perros y todos han tenido que pasar alguna vez por este trance, y nunca ha pasado nada, pero esa sensación de intranquilidad siempre me invade.

No sé si alguna vez habéis visto los efectos de la anestesia en un perro tras una cirugía, cuando ya despierta. Es desolador. Les baja tanto la temperatura que entre que están adormilados, tienen un tembleque encima que para qué, solos en una jaula… Lo pasan mal y tú peor de verlos allí. Pero doy fe que las auxiliares veterinarias los cuidan mucho. Están pendientes de que estén bien, los arropan con mantas, etc. Una vez en casa, es normal que el perro se encuentre aturdido, mareado y con mucho frío. Lo suyo es dejarle descansar en su camita, bien tapado y sin molestarle. El veterinario te dará pautas sobre cuánto y cuándo darle de comer y qué medicamentos precisará.

anestesia en perros
Uma con los efectos de la anestesia el día que le operaron de los ojos: un cuadro

Para que no haya problemas con el tema de la anestesia el día de la cirugía, el veterinario realizará unos análisis preanestésicos que le ayudarán a comprobar si el perro tendrá o no problemas con la misma. Con el análisis de sangre el veterinario podrá identificar si hay algún problemilla que haga que fuera necesario cambiar la forma de administrar la anestesia.

Con los análisis de sangre previos a la cirugía (normalmente se hacen el día antes de la operación) el veterinario comprueba si todos los órganos funcionan bien o si hay alguna afección. De esta forma puede tratar a cada perro de forma individualizada. Puede comprobar si hay problemas o no en riñones o hígado, observar el nivel de plaquetas en sangre u otros problemas médicos que hasta ahora desconocías que pudiera tener tu perro.

En el caso de Uma, si los análisis salen bien, la preocupación se reduce, porque hay razas de perros más delicadas para ser anestesiadas como las de hocico chato (carlinos, frenchis, bóxers, etc.) por temas respiratorios, los galgos porque metabolizan de forma diferente ciertos medicamentos, las razas Toy por su pequeño tamaño, los perros obesos, los perros mayores de 7 años, etc. y en ninguno de estos casos se encuentra ella, por tanto, algo más tranquilos sí respiramos.

Para los análisis de sangre es importante que, como pasa con nosotros los humanos, el perro vaya en ayunas. Lo normal es que en el momento que lo dejes en el centro veterinario, te olvides de él hasta que te llamen para que vayas a recogerlo. Si la operación no es una operación complicada, lo normal es que dejes a tu perro por la mañana y por la tarde ya puedas ir a recogerlo.

En nuestro caso, mañana tenemos hora a las diez de la mañana para dejarla en el centro y hasta la tarde no nos llamarán. ¡Así que ya estoy preparada para mimar a Uma durante estos días! Así olvidará pronto el mal trago por el que tiene que pasar.

¡Comparte!

6 comentarios en “La anestesia en perros: nuestra experiencia”

  1. Kenzo, la verdad es que ha tenido mucha suerte y lo único que ha necesitado ha sido un par de limpiezas dentales. Pero en la última tuvimos una experiencia un poco mala, con un resto de anestesia (supongo) que le quedó y le hizo efecto en casa: de repente cayó al suelo y no había manera de despertarlo. Ay, ahora lo recuerdo y me río, pero qué mal rato. El problema es que con sus problemas de boca tendría que pasar por otra limpieza, pero yo ya me niego…. Por cierto, que en el último análisis, nuestra veterinaria nos explicó que realmente no es tan necesario que el perro vaya en ayunas.

  2. ¿Qué tal salió todo?
    A Taca la operaron la semana pasada en Valencia Sur, es este hospital veterinario http://hvvalenciasur.com/ tenía la pata rota por muchas partes, me la atropellaron y todo salió estupendamente, la anestesia, la cirugía… son unos ases y tienen la tecnología más puntera.
    Estamos super contentos

    1. Emilio, me alegro mucho! La verdad es que se pasa muy mal… Aún se siguen oyendo negligencias de perros que mueren por sobredosis de anestesia… A mí es un tema que me da pavor, pero bueno, Uma ya ha sido anestesiada tres veces en su corta vida y todas las veces ha ido de lujo así que confío plenamente en mi veterinario. Un saludo y me alegro que tu perrita esté mejor! Menudo susto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *