tu perro es feliz

¿Tu perro es feliz? Descubre si lo es con la pirámide de las necesidades caninas

Si hay algo que deseamos cuando somos adoptantes de un perro es que éste sea feliz. Es una obviedad que cuando quieres a alguien lo que prima es su felicidad, ¿verdad? Y con los peludos nos pasa lo mismo, al menos, a nosotros nos pasa. Nada nos da tanta satisfacción que ver a Uma feliz.

Sin embargo, descubrimos hace poco que, al igual que los humanos tenemos nuestra pirámide de necesidades de Maslow, la adiestradora Linda Michaels desarrolló la pirámide de necesidades caninas, en la que ella explica qué necesidades debe tener cubiertas un perro para ser feliz y equilibrado.

La pirámide debe leerse desde la base hasta el pico, siendo las necesidades biológicas las más importantes para su supervivencia, es decir, estar bien nutrido, bien cuidado, estar al día de su calendario y revisiones veterinarias, tener su mínimo aporte de actividad física diaria (aquí fallan muchísimos adoptantes), tener una buena calidad de vida en definitiva, en cuanto a necesidades fisiológicas y biológicas se refiere.

pirámide de necesidades caninas

En un segundo escalón encontramos las necesidades emocionales. Este escalón es muy importante, porque aunque el perro tenga de todo, si le falta amor, no será un perro equilibrado. Por necesidades emocionales y por amor entendemos a un perro que se sienta seguro en su casa, en su entorno, que tenga un adoptante que sea un líder benevolente, es decir, que su educación y su relación esté basada en un adiestramiento en positivo (nada del uso de la violencia, tanto física como verbal). El liderazgo benevolente se refiere a que el perro tenga una figura que le inspire confianza, respeto, cariño, protección y seguridad.

En el tercer escalón encontramos las necesidades sociales. Es decir, la necesidad que tiene el perro de relacionarse con sus iguales y con otras especies (humanos, gatos…). Los vínculos afectivos que se crean son importantes para su equilibrio mental, y el juego se convierte en la mejor herramienta para sociabilizar. Si os dais cuenta, cuando dos perros se caen bien no tardan nada en ponerse a jugar entre ellos.  Aquí también fallan muchos adoptantes. Durante los 2 y los 4 meses se da en los perros el periodo de sensibilidad social, un periodo en el que es fundamental que el perro se relacione con otros perros, animales, personas de todo tipo… El problema es que este periodo coincide con el periodo de vacunación y muchos veterinarios desaconsejan sacar al cachorro de casa. Al evitar que salgan de casa, no se lleva a cabo el periodo de sensibilidad social de forma adecuada, y luego tenemos a perros que de adultos son antisociales con otros perros y personas.

En un cuarto escalón encontramos las necesidades de entrenamiento amable, es decir, la educación. Antes he comentado la necesidad de hacerlo con el adiestramiento en positivo, utilizando el refuerzo positivo siempre mediante recompensas para conseguir que el perro asocie esa buena conducta con algo positivo para que se repita con el tiempo, mientras que con las conductas negativas ignoremos la conducta o utilicemos el NO y la orden siéntate para que el perro asocie algo aburrido con una mala conducta para evitar que se repita. Pero como podéis ver en la pirámide hay varios métodos a aplicar según el punto donde se encuentre el perro: si es un perro con problemas conductuales, un perro con miedos, un perro desconfiado, etc. Lo importante aquí es utilizar la educación para equilibrar su comportamiento.

Y en un quinto y último pero no menos importante escalón encontramos las necesidades cognitivas, es decir, la estimulación mental del perro porque un perro aburrido puede ser un perro problemático. ¿Cómo podemos evitar que se aburra? Pues a través de paseos por lugares donde no acostumbra a ir (así ponemos en marcha su olfato, no hay nada más estimulante que los olores nuevos y diferentes), a través de juegos interactivos o de habilidad mental, a través de los retos que podemos encontrar en muchos parques caninos mediante la superación de obstáculos, etc.

perro feliz

Como ves, cubrir todas estas necesidades no es nada complicado y parece lógico, sin embargo, una pirámide de estas características nos puede ayudar a conocer si nuestro perro es o no feliz.

En lo que respecta a Uma tenemos claro que cubrimos todas sus necesidades, además, de forma diaria. Las necesidades biológicas las tiene más que cubiertas, las emocionales también, las necesidades sociales lo mismo, tanto con perros, con personas como con gatos, las necesidades de entrenamiento amable también, es muy inteligente y aprende rápido, jamás le hemos pegado ni gritado (menos cuando jugamos y hago que me enfado y entonces ella disfruta como una cosaca, es decir, que ella ha asociado que cuando levanto la voz es porque me ha robado un calcetín y eso le sube la adrenalina) y la cognitiva igual, porque tanto dentro como fuera de casa siempre la retamos (a buscar juguetes escondidos, cuando vamos de excursión por sitios desconocidos, cuando aprendemos trucos nuevos, etc.)

Así que somos felices porque Uma sabemos que es feliz y su felicidad es la nuestra.

¿Conocíais esta pirámide?

¡Comparte!

2 comentarios en “¿Tu perro es feliz? Descubre si lo es con la pirámide de las necesidades caninas”

  1. hola familia:
    que gran post!!! me ha gustado mucho! doy por seguro que Logan es feliz, es mas, creo que es mas feliz que yo jeje. Lo primero que hice cuando adopte a Logan con 5 meses fue empezar con largos paseos, que se fuese acostumbrando y sociabilizarlo con cualquier especie animal e humana. Al criarse con un hurón también ha servido en su proceso asi que cualquier animal que ve, solo quiere jugar y creo que eso es muy bueno. Eso si, que no lo ataquen que entonces si que se defiende….
    No se que mas añadir, solo que cuando lo tengo el fin de semana ( no se si comenté que Logan lo tengo en custodia compartida) siempre intento llevarlo a la montaña que es donde mas le gusta y si es verano a la piscina, y la racion de mimos está garantiza. Una buena comida ya sea echa por mi o una nueva marca que he descubierto muy buena y equilibrada que le encanta…
    Quiero a mi perro y sobretodo quiero que sea feliz, amable y simpático conmigo y con el resto, es por ello que puedo llevármelo a cualquier sitio sin problemas, porque Logan sabe estar en cualquier espacio, ya sea una tienda, un centro comercial o en la playa, asi que creo que aun esté mimado, está bien educado.
    como dije: su felicidad es mi felicidad ( creo que me habéis robado la frase jeje “Así que somos felices porque Uma sabemos que es feliz y su felicidad es la nuestra).

    un beso y lametones

    1. Es que así da gusto! Cuando el perro está bien educado es feliz, siempre lo digo. Así podemos disfrutar de él allá donde vayamos.

      Un abrazo Celeste!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *