Agresividad en perros que conviven en la misma casa

A los que amamos a los perros, nos encantaría adoptar más de uno, ¿a que sí?

Y hay afortunados y afortunadas que tiene dos, tres, cuatro perros… Sin embargo, en algunos casos, lo que parecía una “manada” ideal, se vuelve una auténtica pesadilla.

Y es que, por alguna razón, hay uno de los perros que suele tener constantes peleas con otros, peleas que incluso pueden a ser muy graves.

Ante esta situación muchos adoptantes están desesperados porque no saben cómo actuar.

Tanta es la desesperación que incluso se plantean donar en adopción al perro en cuestión.

Por eso, hoy quiero ahondar en este problema: el problema de la agresividad en perros que conviven en la misma casa.

¿Por qué se produce la agresividad canina? ¿Por qué se producen las peleas y cómo atajarlas? ¿Hay solución?

Vamos a ello.

¿Qué es la agresividad canina?

La agresividad de un perro es algo natural en ellos, forma parte de su naturaleza canina, pero no significa que sea un comportamiento que el adoptante deba tolerar.

La agresividad canina es algo que requiere atención y cuidado para evitar que sea algo grave. 

La agresividad que manifiesta un perro es su respuesta ante una amenaza o ataque y la usa como tal a través de gruñidos, ladridos o mordiscos.

Cuando la razón de su agresividad no es una respuesta a dicha amenaza es ahí donde la agresividad puede llegar a ser un problema, sobre todo, si es una agresividad fuera de control. 

Importante: Cuando un perro manifiesta agresión a otros perros, lo más seguro es que se trate de un problema de conducta.

Si es así, es importante que el adoptante esté alerta para intentar detener ese comportamiento. 

Es fundamental tomar en serio cualquier tipo de episodio agresivo que tenga el perro con otro perro.

Si no se detiene, podría pasar la agresividad a las personas. 

Por ello, el adoptante debe siempre estar muy atento y actuar rápido. 

Agresividad entre dos perras

Las hembras pueden manifestar agresividad o pelear entre ellas, sobre todo si van a vivir en la misma casa.  

Algunas posibles causas de las peleas o ataques entre perras son:

  • Problemas en el primer encuentro:

Lo recomendable es ubicar un espacio neutral para la presentación, es decir, que no sea el espacio común de ninguna de ellas. De esta forma el primer momento es más tranquilo para ambas perras.

Antes de la presentación, es recomendable hacer paseos para que ambas perras coincidan en un mismo lugar y la experiencia sea agradable.

En esos encuentros, el adoptante debe estar preparado con algún snack para ayudar a reforzar positivamente el acercamiento entre ambas.

Cuando alguna de las perras tenga algún comportamiento positivo con la otra, se debe premiar y felicitar.

  • Perras mayores Vs cachorras:

No es común que una perra adulta manifieste agresividad a una cachorra, pero sí ocurre.

Las perras adultas son más tranquilas y según su edad podría tener alguna dolencia.

Por lo tanto, la perra huirá de la extrema energía de una cachorra y por eso podría mostrarse un poco agresiva.

Será su manera de expresar que necesita su espacio. 

agresividad en perras
Uma con Lucca
  • Cuestión de hormonas:

Se trata específicamente del celo, una etapa donde las perras pueden ser un poco más sensibles y por ello más propensas a la agresividad.

No es muy común que el celo influya en el carácter y personalidad de las perras, pero no es algo imposible. Puede suceder tras el primer celo. 

Nota: Si las perras conviven en el mismo hogar, el adoptante debe siempre tratar a ambas perras del mismo modo.

Los perros son muy inteligentes y pueden sentir cuando no es así.

El amor, paciencia, y cuidados, deben ser exactamente los mismos para las dos perras. 

Agresividad entre machos y hembras

Muchos creen que las peleas de perros ocurren solo entre los machos, sin embargo, también pueden ocurrir peleas entre los machos y las hembras.

No obstante, no es algo muy habitual. Normalmente un macho y una hembra pueden convivir sin ningún tipo de problema. 

A pesar de que parece difícil pensar que un macho y una hembra siempre se llevan bien, es cierto, debido a que la hembra no se impone sobre el macho.

Es decir, la hembra acepta la territorialidad del macho y su dominancia. Todo esto de una manera natural. 

Por supuesto, al final mucho depende de la educación que tengan ambos perros.  

Uma y Jacky

Agresividad entre dos perros machos 

Es necesario reconocer la causa de la agresividad en los perros.

Lo más habitual es que se trate de una escasa socialización o problemas de socialización

También puede ser por territorialidad, falta de reglas y/o límites en casa.

Pero también puede ser que el perro tenga un carácter fuerte y dominante. 

De igual manera, hay muchas peleas que ocurren por problemas de jerarquía, es decir, que los perros se imponen y pelean para ser los primeros. 

Algunas causas de agresividad, son:

  • Problemas en la socialización:

Para evitar problemas de socialización en el futuro, es importante hacer que el perro se relacione con otros perros, sobre todo, desde que son pequeños.

La clave para que un perro sea equilibrado, sin duda, es la socialización: es tremendamente importante.

También es importante que la socialización incluya a personas y si es posible, otros animales.

La socialización es importante para que el perro crezca saludable mentalmente.

La socialización hará que el perro, mientras crece, sea un perro feliz y, por supuesto, sociable. 

  • Agresividad en perros maltratados: 

Muchos adoptantes maltratan a sus perros y eso hace que ellos se defiendan con agresividad.

El maltrato puede ser golpearlo o pegarle cuando no hace algo bien. Otra manera es mantenerlo atado o encerrado. 

El maltrato solo hará que el perro tenga conductas erróneas y miedo. 

  • Agresividad por territorialidad en los perros:

Todos los perros son territoriales, pero la gran diferencia es que no todos son agresivos por eso.

Se trata simplemente de una manera de comunicarse con otros animales e incluso los humanos.

Por ello, muchos perros orinan en diferentes lugares para marcar su territorio. 

Por este motivo, los perros que son en exceso territoriales, tienden a ser agresivos cuando otro perro o animal invade su espacio.

Una conducta que sin duda se debe controlar desde su primera aparición.

  • Celo:

Cuando hay perros y perras con celo, el macho puede manifestar agresividad, sobre todo, si hay otro perro macho en el mismo lugar. 

  • Miedo:

Cuando un perro tiene miedo, su manera de enfrentarlo y defenderse es con agresividad.

Es importante que el adoptante reconozca cuándo su perro tiene miedo para intentar calmarlo antes de que se ponga más difícil.

Esto normalmente ocurre cuando el miedo se convierte en algo peor, pánico. 

  • Juegos agresivos:

Muchos adoptantes, sin darse cuenta, promueven la agresividad jugando.

juegan a que el perro tire de una tela o algún objeto y no lo suelte, o simplemente juegan para que el perro se moleste y les parece algo divertido.

No obstante, para el perro eso no es un juego, es de verdad y, por eso, más adelante, si no se corrige, pueden manifestar agresividad a sus adoptantes u otros perros. 

  • Protección:

Un perro puede ser agresivo con la intención de proteger. Puede ser por proteger a su adoptante, o algún otro perro. Todo con el fin de defenderlo. 

  • Salud

Si un perro tiene alguna dolencia, eso podría hacer que manifieste agresividad. Al no sentirse bien, será su forma de expresarse. 

  • Mala educación:

Otro gran factor desencadenante de la agresividad en los perros es la mala o errada educación. Sin duda, es la causa principal.

Con una correcta educación se podrán prevenir muchos comportamientos. Así, el perro tendrá una vida feliz y tranquilo. 

Recomendaciones para presentar a dos perros que vivirán en la misma casa

Es necesario hacer un encuentro antes de compartir la misma casa. Así, el impacto no será tan fuerte, debido a que los perros no serán completos desconocidos. 

Algunas recomendaciones para ese primer momento antes de compartir la casa, son:

  • Buscar un lugar neutral y tranquilo. Una opción puede ser un parque. 
  • Es importante que ambos perros lleven su correa. La idea es permitir que ambos se vean y se acerquen poco a poco, pero que el adoptante pueda tener todo controlado. 

Cuando se conocen por primera vez y todo sale bien, es momento de ir a casa.

 En ese sentido, se recomienda:

  • Entrar a la casa al mismo tiempo. La finalidad es evitar que el que entre primero marque su territorio.
  • Solo si el adoptante lo considera, dejar que el nuevo perro vea y olfatee la casa por algunos minutos y luego dejar que se encuentren ambos perros. 
agresividad en perros
Uma y Lucky

Señales de la agresividad en los perros

Un perro puede manifestar su agresividad de diferentes maneras. Pero, muchas veces el adoptante o cualquier otra persona no se da cuenta. 

El gran error de muchos es pensar que un perro agresivo es un perro que muerde y listo.

No se trata solo de eso.

Los perros dan algunas señales que ayudan a reconocer su agresividad. 

Algunas señales de agresividad, son:

  • Gruñidos.
  • Mordiscos.
  • Boca cerrada y con tensión.
  • Mantener su mirada fija.
  • Cola alta y tensa.
  • Pupilas dilatadas.
  • Cuerpo rígido.

Consejos para evitar un ataque o pelea entre los perros

Es importante añadir que la ayuda profesional en estos casos, es responsable e importante considerar.

La agresividad no es algo que se controla fácil y podría ser algo peligroso para los adoptantes. 

No obstante, hay algunos consejos que los adoptantes pueden seguir en el hogar.

Algunos consejos para los adoptantes, son:

  • Si el adoptante reconoce el momento en que es visible la agresividad, debe evitar que la situación se vuelva a producir. Por ejemplo: si el perro se pone agresivo cuando el otro se acerca a su cama, se debe evitar que eso ocurra.
  • Si el perro gruñe, se debe evitar regañar. Gruñir es una manera que usan los perros para avisar un posible ataque. Por lo tanto, si el perro es regañado en ese momento, podría entender que puede atacar directamente y no avisar. 
  • Si el adoptante observa alguna reacción extraña en alguno de los perros y cree que podría ocurrir alguna agresión o ataque, es necesario desviarlos de esa atención. Lo mejor es hacer algún ruido fuerte que los haga quitar su atención de la situación que puede ser detonante de la agresividad. 
  • Si hay alguna pelea entre los perros por algún juguete u algún otro objeto, es necesario retirarlo. Al hacer eso, los perros estarán más tranquilos y se evitará algún enfrentamiento. 

¿Existen diferentes tipos de agresividad en los perros?

  1. Agresividad animal: 

Esta es la agresividad que manifiesta un perro a otros perros, gatos o también a las personas. 

  1. Agresividad pura: 

Este tipo de agresividad puede ser desencadenada por cualquier cosa. Es una agresividad totalmente impredecible. 

  1. Agresividad aprehensiva: 

Si el perro se expone a mucho miedo y ve que no puede salir de esa situación, es ahí donde deja salir su agresividad. 

Reforzar la buena conducta entre los perros

A pesar de que se deben evitar ciertas conductas para mantener la paz entre los perros en el hogar, es muy importante reforzar las buenas conductas que los perros manifiesten.

No solo se trata de evitar, sino felicitar las buenas conductas que ya tienen. 

Cuando los perros estén tranquilos, relajados, juntos o hagan algo que sea bueno para ellos y su convivencia debe reforzarse con algún premio o caricias.

También es importante que el adoptante utilice algunas palabras de felicitaciones como, por ejemplo: “¡Muy bien!”, al mismo tiempo que se le acaricia.

Muy importante: Si a pesar de todo, la agresividad continua, es momento de acudir a un experto, es decir a un etólogo.

Recordemos que el etólogo es un profesional capacitado para estudiar el comportamiento de los animales.  

Lo importante es ayudar a los perros a convivir de la mejor manera. Sin duda, no solo será bueno para ellos, sino para toda la familia.

agresividad en perros
Uma y Woody

Nuestra experiencia

Los que nos conocéis ya sabéis que Uma convive sola con nosotros.

No tenemos otros perros.

Sin embargo, vienen muchos perros a casa, ¡nuestro hogar es un hogar dogfriendly!

Y, ¿qué hemos notado? Que cuando ha venido un perro por primera vez a casa sin conocer a Uma, ésta ha estado a la defensiva siempre: le ha gruñido, ladrado y ha estado muy desconfiada.

Por eso, cualquier perro que no haya conocido a Uma, lo presentamos en un paseo, aprovechadno que tenemos campo muy cerquita.

Tras el paseo, nunca ha habido problema de que entraran en casa y compartieran con Uma juguetes, agua y, en definitiva, espacio.

Han venido Woody (un anciano carlino), Cora (una hembra muy juguetona), Lucca (una perra mestiza de tamaño mediano), Jacky (un macho del mismo tamaño de Uma que se quedó una semana viviendo en casa), Sammy (un macho algo más grande que Uma), Lucky (un mix de chihuahua con mucho carácter), Tipo (un mix de chihuhua muy simpático), Siro (un perro de aguas), etc.

Independientemente del tamaño, sexo o edad, con una buena presentación, la convivencia, aunque sea breve, siempre es exitosa.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.