Cáncer en perros: prevención, síntomas y tratamiento

cáncer en perros

Me he animado a escribir este artículo sobre cáncer en perros a raíz de la experiencia que tuve con mi anterior perro, Nit.

Nit murió a los 15 años por un cáncer difícil de diagnosticar. Era un perro mestizo que llevaba prácticamente un año cojeando de una de las patas traseras. A Nit le dimos cortisona, lo llevamos incluso a un fisioterapeuta canino para que hiciera su rehabilitación ya que tenía osteoartristis y la veterinaria sugirió que la cojera podía ser de ello, le hicimos radiografías, análisis de sangre, hasta que llegó el momento de operarle para hacerle una biopsia al tejido de su pata.

Aunque el resultado llegó tarde, ya que tuvimos que recurrir a la eutanasia porque el sufrimiento para Nit era insoportable, en una semana nos dieron el resultado de la biopsia y el pobrecito tenía toda la pata repleta de tumores cancerosos que ya se estaban extendiendo por todo el cuerpo.

Hasta la veterinaria se sorprendió del tipo de cáncer, porque es más común sufrir cáncer en algún órgano importante del cuerpo, que en una pata, de ahí que el diagnóstico fuera complicado.

síntomas de cáncer en perros

 

Síntomas del cáncer en perros

  • Falta de apetito. Es lo que más nos hacía sufrir además de escucharle quejarse: que no comiera.
  • Pérdida de peso. A raíz de no comer o comer muy poco, la pérdida de peso se hizo notable y eso nos rompía el corazón.
  • Apatía. Nit dejó de tener gradualmente ganas de salir a pasear cuando siempre se moría de ganas cuando llegaba la hora de su paseo.  Con el cáncer se pasaba los días sin ganas de pasear, de moverse ni si quiera para salir a hacer sus necesidades. Teníamos que cargarlo y dejarlo en el jardín para que hiciera sus cositas y animarle a que al menos diera algunos pasos.
  • Dolor. En el caso de Nit la cojera era evidente y el sufrimiento de dolor también, de ahí que tuviéramos que tomar la decisión más dura de nuestras vidas: despedirnos de él de la forma más digna y acabando con su inmerecido sufrimiento ya que ni la medicación más fuerte (morfina) podía paliar el dolor.
  • Fiebre.
  • Abultamiento de alguna zona.

Hay más síntomas que pueden llevar a pensar que lo mejor es acudir cuanto antes al veterinario para hacer las pruebas pertinentes y tratar al perro lo antes posible.

Causas del cáncer en perros

Muchos nos preguntamos cómo es posible que los perros, al igual que los humanos, desarrollen cáncer. Pues bien, sabemos que perros y humanos tenemos muchas cosas en común y compartimos muchas enfermedades (diabetes, artrosis, epilepsia, obesidad, cáncer…) y hay algunas causas que no distan mucho de las causas de cáncer humanas:

  • Una mala alimentación. Sabemos que somos lo que comemos y aquello de que nuestro alimento será nuestra medicina. El problema es que personas y perros comemos muy mal, sobre todo por la cantidad de comida procesada, por eso, tanto en el mercado humano como en el mercado canino cada vez podemos ver, afortunadamente, más alimento ecológico y natural. Alimentar a nuestro perro con ingredientes de calidad libres de químicos (conservantes, colorantes y aditivos varios), así como libre de cereales y ricos en proteína animal es fundamental. Huye de alimentos que se venden en grandes superficies y supermercados y apuesta por alimentos que aunque caros, a la larga te van a salir rentables, ya que tus visitas al veterinario se reducirán considerablemente.
  • La falta de actividad física. El sedentarismo también afecta a nuestros peludos. Una actividad física diaria es fundamental para oxigenar su cuerpo, reforzar sus articulaciones, fortalecer su corazón pero también oxigenar su mente. Así que no prives a tu perro de actividad física, acompáñale en la aventura de disfrutar juntos de largas caminatas y paseos que para tu salud también será favorecedor.
  • El sobrepeso. Nos pensamos que cebando a nuestros perros serán más felices cuando no es así. El sobrepeso es una causa seria de desarrollo de cáncer, así que relacionado con los puntos anteriores: una alimentación equilibrada ajustada  su peso y una buena actividad física es perfecto para evitar el sobrepeso.
  • La raza del perro. ¿Significa que los mestizos no pueden desarrollar cáncer? Por supuesto, sin embargo, es un hecho comprobado que perros cuya consanguinidad no se “renueva” son más proclives a desarrollar tumores. Las razas que más sufren de cáncer son el Boyero de Berna, Gran Danés, Rottweiler, Cócker Spaniel, Golden Retriever, Pastor Alemán, Bóxer, Dóberman, Caniche o el Schnauzer Gigante. Los mestizos son menos proclives porque la falta de consanguinidad o herencia genética.

causas de cáncer en perros

Prevención del cáncer en perros

Como he comentado con anterioridad, empezar por una buena alimentación y permitir a nuestro perro una actividad física diaria y mantenerlo en el peso ideal es fundamental, pero también hay que tener en cuenta varios puntos importantes:

  • Evitar que pase muchas horas al sol.
  • Evitar un ambiente tóxico de humos proveniente del tabaco y/o de coches, en definitiva, de la contaminación.
  • La esterilización temprana evitará cánceres de mama y ovarios en hembras y de testículos en machos.
  • Una correcta higiene bucal libre de sarro evitará cánceres bucales.

Tratamiento del cáncer en perros

Desafortunadamente no llegamos a tiempo para diagnosticar el cáncer de Nit, pero un diagnóstico temprano puede salvar la vida de tu perro.

A partir de aquí, debes saber que va a depender del tipo de tumor y de su localización para que el tratamiento sea uno u otro: desde cirugía, a radioterapia y/o quimioterapia, fármacos, tratamientos inmunes, etc.

El veterinario será tu mejor aliado y el que te mantendrá en todo momento informado de los pasos que debes dar para poder ofrecer a tu perro una mejor calidad y esperanza de vida.

¡Comparte!
  • 143
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    148
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.