El progreso del problema del lagrimal de Uma

Ya han pasado 4 días desde que Uma está con el tratamiento del colirio y, por ende, con el collar isabelino… No sé si lo pasamos peor nosotros de verla así, o ella teniendo que estar con esa campana las 24 horas del día. Tampoco sé cómo se lo monta para estar siempre con la cola moviéndose… ¡para mí quisiera ese buen humor a pesar de las circunstancias!

Y eso que el primer día lo pasó fatal… al no estar acostumbrada estaba muy de bajón. Prácticamente todo el día tumbada, y es que no tenía calculado el diámetro del collar y chocaba contra todo: marcos de las puertas, sillas, escalones… ¿No me digas que con esta carita no se te parte el corazón?

lagrimal de Uma

Menos mal que con el pasar de los días se ha ido acostumbrando y nosotros intentamos que se divierta como pueda porque con la campana no puede ni jugar con sus juguetes: le dejo más ratos en el jardín donde se lo pasa bomba, hacemos más salidas a la calle…

Uma de paseo

El ojo cereza o prolapso de la glándula del tercer párpado

Lo cierto es que, a día de hoy, no hemos visto ninguna mejoría en la glándula lagrimal de Uma. Su nombre médico real es prolapso de la glándula del tercer párpado. Sigue tan prominente, tan inflamada y tan roja como el primer día. Y eso que nos esforzamos en cumplir con el tratamiento del colirio… ¡3 gotas al día cada 8 horas! Hemos llegado a estar más de 30 minutos para ponerle una gota en el ojo sin usar la fuerza bruta…

Al final no tenemos otra que recurrir a ella… Uno la abraza fuerte para inmovilizarla, y la otra le abre el ojo como puede y atina con la gota… A veces es misión imposible. La mejor forma es cuando llega la noche y ella cae rendida… Entonces esperamos a que empiece a soñar, porque soñando empieza a hacer simulacros de ladrar, mover patas, abrir los ojos, … y es cuando aprovechamos para ponerle la gota sin que se entere. ¡Suerte que sueña con los ojos abiertos!

prolapso gĺandula tercer parpado

La semana que viene volveremos a la consulta veterinaria. En la anterior nos dijo que había una manera manipulando la glándula de meterla en su sitio, aunque no es seguro, pero claro si no se desinflama ni a la de tres, me la veo con la campana durante tres meses… ¡No quiero ni pensarlo!

Lo mejor será sentir más como ella y no como ser humano, porque viéndola ahora mismo intentando jugar con su cerdo de juguete tan contenta… piensas que para ella no existe ninguna preocupación ni barrera para no estar contenta.

Y con eso nos quedamos.

¡Comparte!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

3 comentarios en “El progreso del problema del lagrimal de Uma”

  1. Sí que da cosita, sí… menos mal que su actitud nos saca la sonrisa. Ahora mismo está haciendo el hooligan por toda la habitación jugando con una botella de plástico… lleva liada más de 15 minutos con la botella que lleva de un lado a otro de la habitación… Más mona…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *