Joyas con ADN: un recuerdo de por vida de tu mascota

por admin

Hoy quiero hablaros de algo muy especial: joyas con ADN para tener un recuerdo de por vida de tus seres más queridos.

Y es que ya de por sí, una joya, ya sean pendientes, una pulsera, un anillo o un collar, por el mero hecho de haberlo llevado alguien especial para ti, o por el mero hecho de que esa persona especial te la regale, ya es un recuerdo de por vida, con un valor sentimental que no lo paga el dinero.

Pues, si a esa joya le sumas el ADN de esa persona o animal tan especial… El valor es incalculable.

Por eso, yo he querido tener esa joya tan especial con el ADN de Uma, para llevarla siempre conmigo.

¿Quieres saber cómo?

Joyas con ADN para llevar contigo siempre a tu mascota

En España, Orygen Experiencies son los responsables de conseguir estas joyas tan especiales a través del ADN y del ámbar.

Como sabrás, el ámbar (que no es más que resina de árbol) ha sido el mecanismo natural de conservación de muchas especies milenarias: mosquitos, hormigas y otros insectos, con los que se ha podido recuperar ADN de seres que existieron hace más de 135 millones de años.

¿Cómo crean ellos las joyas? Extrayendo el ADN de la persona o animal y conservándolo en resina mediante una joya.

Increíble, ¿verdad?

Lo hacen de forma muy sencilla: una vez tienes clara la joya que quieres para ti o que quieres regalar, la encargas a través de su web y empieza el proceso de elaboración de la joya.

Puedes elegir entre anillos, alianzas, pulseras, colgantes o amuletos, entre diferentes medidas, colores y acabados, así como el color de la cápsula que contiene el ADN.

Una vez elegida y comprada la joya, se manda a tu casa un kit de recogida de ADN.

Se ordena la recogida cuando las muestras ya estén tomadas, adjuntado un formulario, y ¡listos!

El laboratorio se encarga de extraer el ADN, conservarlo en ámbar, los artesanos joyeros montan la joya elegida y ya está lista para su envío.

En un par de semanas la joya llegará a su destino final.

Nuestra experiencia con las joyas de ADN de Orygen Experiences

Jamás me hubiera imaginado que sería posible extraer el ADN de Uma y llevarla conmigo de por vida.

Cuando descubrí que era posible, no dudé en investigar y elegir la joya a conciencia: una pulsera de cuero con cápsula de color turquesa.

El proceso fue tan sencillo y rápido a la vez que súper emocionante e ilusionante.

Siempre pensé en hacerme un tatuaje para llevar a Uma conmigo pero nunca di el paso. Al descubrir esta forma tan especial de llevarla conmigo, no tuve dudas.

Tras tener claro que quería una pulsera de cuero rosa, con la cápsula contenedora de ADN en turquesa, me mandaron el kit para la extracción de ADN.

El kit contiene todo lo necesario para la extracción de ADN y tendrás que seguir 4 pasos:

  • Con la ayuda de los hisopos o bastones, recoger muestra de saliva de la persona o animal. En nuestro caso, Uma nos lo puso muy sencillo. Pusimos 60 segundos cada hisopo en el interior de su boca (30 segundos en la parte inferior de cada mejilla).
  • A continuación, mojamos ambos hisopos en el bote preservador para escurrir el ADN en su interior.
  • Tapamos el bote y lo introdujimos junto a los dos hisopos en el sobre.
  • Rellenamos el formulario, lo introdujimos en el sobre junto al tubo y los dos hisopos y ordenamos la recogida.

Como ves, un proceso la mar de sencillo.

En cuestión de dos semanas, recibes la joya en casa.

Cuando llega la joya a casa lo hace en una caja con un acabado estético muy elegante.

Al abrir la caja, lo primero que se ve es un certificado de autenticidad y garantía de la joya así como una toallita para la limpieza de la joya, siempre que haga falta.

Ten en cuenta que esta joya no debe sumergirse en agua, pues si entrara humedad en la cápsula se podría alterar el ADN, por tanto, siempre que tengamos que entrar en la ducha o en caso de llevar anillo, lavarse las manos, mejor quitarla y volverla a poner.

En su interior, espera en una bolsita la ansiada joya. ¡Preciosa!

Te darás cuenta de que en la cápsula se ve una nube blanca en el centro: eso es el ADN.

El ADN es una molécula muy fina de 2.3nm de diámetro, invisible al ojo humano, pero en cambio la longitud de todo el ADN de una célula humana es de 2 metros, esto hace que cuando se entrelazan las miles de cadena que hay en tu muestra se forme una asombrosa nube de ADN de color blanquinoso que será la que verás dentro de tu joya.

Además, puedes mandar también que graben el nombre de la persona o mascota en la joya.

Evidentemente, yo elegí también que se grabara el nombre de Uma.

¡No puedo estar más contenta con mi joya!

¿Quieres una joya con ADN?

Si quieres una joya con ADN de tu mascota o de algún ser querido (vivo o fallecido, hay otras formas de conseguir ADN de alguien que ya no está entre nosotros), ya sea para ti o para regalar, te aseguro que esta joya es un regalo de lo más especial.

Sin duda, ahora es mi joya más preciada por el significado que para mí tiene.

joyas con ADN

Si es para ti, puedes comprar directamente tu joya en la página web de Orygen Experiencies, y si es para regalar, también tienes a tu disposición la Gift Box, que no es más que una caja regalo preparada para que sea toda una sorpresa súper especial para quien reciba ese regalo.

Y, por si fuera poco, he conseguido un cupón de descuento con el que podrás aprovechar un 10% de descuento sobre el valor de compra: UMA10 (escribe este cupón en el recuadro de cupón descuento y se aplicará automáticamente).

Yo ya tengo pensado regalar alguna joya muy especial con ADN, no tengo dudas de que será una sorpresa muy emotiva.

Por San Valentín, por un cumpleaños, por un aniversario, como regalo de Reyes o Navidad… y si es para ti, porque te lo mereces.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.