Puertas para perros: cómo elegir la perfecta para tu perro

por admin

Las puertas para perros ayudan mucho a que el adoptante no tema olvidar levantarse constantemente cuando el perro necesita salir de casa a hacer sus necesidades.

Sin duda, la comodidad de ambos no se discute y mucho menos cuando existen estas puertas que pueden ayudar a que un perro y su adoptante tengan la tranquilidad que les permite cierto grado de libertad. 

Las puertas para perros son elementos perfectos para las viviendas donde existe un jardín.

Por lo tanto, el perro podrá salir siempre que lo requiera para realizar sus necesidades o jugar, aún cuando no se encuentre su adoptante en casa. 

Puertas para perros, ¿qué son?

las puertas para perros están especialmente adaptadas para que las mascotas puedan salir y entrar a la vivienda con total facilidad.

Por lo general, suele estar instaladas justo en la parte inferior de las puertas de la casa, o en las que dirigen hacia el jardín. Estas tienen una cierta similitud a las puertas gateras, pero con un tamaño mayor. 

A pesar de todo, estas tienen un cerrojo para que puedan cerrarse cuando sea necesario, además de que existen diferentes modelos y tamaños.

puertas para perros

Diferentes tipos de puertas para perros

Existe una gran variedad de puertas para perros, entre las cuales se clasifican dependiendo del tamaño del perro, entre otros factores:

  • Puertas para perros con chip: Este tipo de puertas solamente permite que pueda entrar o salir el perro, además de que son mucho más seguras y resistentes. Tienen la opción de programar un cierre automático. 
  • Puertas con sensor: Estas puertas funcionan con ayuda de un chip que se encuentra en el collar del perro o entre su piel, y es el que da acceso a la vivienda. Son totalmente programables y cuentan con sensores de humedad.
  • Puertas con variación de tamaño: Tienen variación de tamaño, se pueden seleccionar y ajustar de acuerdo al tamaño de su mascota.
  • Puertas automáticas: Las puertas automáticas utilizan un cierre magnético o electrónico y son muy seguras. También cuentan con un cierre con solapas magnéticas.
  • Puertas aislantes: Las puertas aislantes pueden proteger al perro del clima, es decir, del frío y del calor. Sin duda ninguna, son mucho más eficientes que otros tipos de puertas, debido a que utilizan múltiples solapas magnéticas.
  • Puertas de diferentes materiales: Estas puertas suelen variar de precio, por lo general las de aluminio y madera tienen costes menos elevados que las de vidrio.

Beneficios de las puertas para perros

Las puertas para perros proporcionan múltiples beneficios a sus adoptantes y mascotas, como:

  • Libertad: Una puerta para perros puede ayudar a la mascota a entrar y salir cuando le apetezca, sin necesidad de que tenga que estar presente para ayudarlo. Cuando se queda solo en casa podrá salir al jardín a jugar, hacer sus necesidades o descansar. 
  • Comodidad: El adoptante dejará de levantarse cada vez que el perro necesite salir, por lo que podrá continuar tomando su descanso o continuar haciendo lo que hacías antes.
  • Seguridad: Ni a través de las puertas para perros más grandes cabe una persona. Con este tipo de puertas es más simple evitar que la puerta se quede abierta y ocurran accidentes. Además, existen múltiples modelos que cuentan con cerrojos, entre otros sistemas de seguridad.

Nota: Gracias a que se trata de un sistema seguro para los perros, la mascota se sentirá más cómoda y estará en libertad. Todo eso sin tener que sentirse nervioso, motivo por el cual el perro no ladrará con tanta frecuencia.

Consejos de seguridad útiles para usar una puerta para perros

Aunque estas puertas son de gran ayuda, es muy importante que se sigan una serie de pautas o consejos de seguridad que serán útiles para los adoptantes. 

Ubicación de los alimentos

Colocar la comida del perro fuera o dentro de la casa, pero cerca de la puerta puede ser un problema de sanidad, debido a que pueden atraer animales no deseados como las cucarachas que fácilmente podrán entrar a la vivienda, entre otros. 

Pero, uno de los peores inconvenientes es que dejarán la vivienda infestada de gérmenes, microbios y enfermedades.

Por este motivo, es esencial que se mantengan los alimentos del perro en un recipiente que este alejado de la pequeña puerta de acceso para el perro.

En ese sentido, es necesario que tenga su propio espacio para comer con tranquilidad.

Evaluar todo antes

Es indispensable conocer las medidas correctas de tu perro antes de adquirir una puerta y el tamaño de la puerta donde se colocará.

Por lo tanto, no se debe adquirir una sin antes planificar bien. 

No es necesario que compartas tu puerta con la de tu perro, debido a que existen puertas que pueden ser colocadas en la pared y, en general, suelen ser mucho más seguras. 

Tamaño exacto

La anchura de la puerta debe coincidir con la de los hombros del perro.

No debes adquirir una puerta que no tenga el tamaño correcto, por lo que una más grande será totalmente innecesaria.

Recordemos que pueden ser también la entrada de algunos animales que no son deseados, sobre todo, si la puerta es más grande de lo que debería. 

Utiliza tu panel de seguridad

En su gran mayoría, las puertas para perros tienen un estilo de cerrarse por completo que son más seguras para todos los habitantes del hogar.

Esto puede ser con ayuda de fichas de paneles de gran grosor o con paneles de seguridad más sólidos y que se utilizan en las gomas de cierre.

Siempre debes asegurar la puerta desde ambos extremos y, posteriormente, debes colocar el panel para que no pueda abrirse.

De esta forma, tendrá mayor protección, tanto de día como de noche, debido a que este tipo de paneles de seguridad pueden utilizarse hasta que sea momento de permitirle al perro que salga o cuando no esté en casa. 

Considera utilizar una puerta con bloqueo electrónico 

El principal propósito de este tipo de puertas es poder otorgarle la libertad que necesita el perro cuando se encuentra solo en casa.

Bajo esta circunstancia, debes considerar la posibilidad de elegir una cerradura de tipo electrónica. 

Aunque se trata de cerraduras que pueden ser mucho más costosas, son más seguras que otros modelos.

El perro tendrá en su collar un pequeño chip receptor de infrarrojos en el cuello, lo que permite que la cerradura se abra cuando el perro se aproxime a la puerta. 

Nota: Cuando las puertas para perros son instaladas en la puerta que utilizan otras personas, un ladrón podrá alcanzar la perilla y abrirá la puerta sin inconvenientes.

Esto, sobre todo, si la instalación no se hace bien o la puerta es más alta de lo que debería ser.

Por esta razón y para evitar que algo así suceda, una recomendación es utilizar las instalaciones en paredes.

Aunque son un poco más difíciles de colocar, proporcionan mayor seguridad.

puertas para perros

¿Cómo enseñar a un perro a utilizar la puerta?

Una de las situaciones más habituales que pueden presenciar los adoptantes cuando adquieren una puerta para perros, es la negatividad de la mascota a utilizarla.

En ese sentido, es importante educar al perro desde temprana edad, si es posible, para que aprenda fácilmente cómo entrar y salir de casa siempre que lo requiera.

Algunas pautas que pueden ayudar en su educación son las siguientes: 

  • Tras realizar la instalación, es esencial que se acerque al perro hasta ella para que pueda olfatearla y empiece a reconocerla. 
  • Posteriormente, el adoptante debe salir de la vivienda hacia el exterior y dejar al perro dentro de casa.
  • Debes incitarle a que salga, levantando la solapa para que pueda verte y llamarle con energía para que se anime a cruzar y que no se asuste por lo desconocido. 
  • En caso de que el perro tenga dudas para salir, se puede solicitar la ayuda de un familiar o amigo cercano al perro. De esta manera, podrá ayudarle desde dentro a salir, pero sin forzarlo.  
  • Una vez que logre cruzar la puerta se le deberá premiar, bien sea con una golosina o snack apto para perros, o con muchas caricias. 
  • El mismo ejercicio debe ser repetido en múltiples ocasiones a fin de que el perro se acostumbre a entrar y salir. 

Nota: Aunque se trata de una acción que debe repetirse hasta 3 o 4 veces, es indispensable proporcionarle al perro un descanso posterior a los ejercicios.

Sin embargo, enseñarlo puede ser una tarea que puede tardar, pero mientras se logra, será un proceso divertido.

Lo importante es tener dedicación, esfuerzo y constancia y sin duda en pocos días el perro comenzará a usarla solo sin ningún tipo de problema.

¿Qué considerar a la hora de elegir una puerta para perros perfecta?

Llega el momento de elegir la puerta para tu perro y la importancia de elegir la adecuada ronda en tu cabeza.

Por ese motivo, es importante que tenga en cuenta algunos factores que serán determinantes para poder realizar una correcta elección.

  • Los materiales: Hay diferentes tipos de materiales con los cuales se elaboran las puertas para perros. Hay metálicas, de aluminio, madera, plástico, entre otras. La elección siempre dependerá del gusto que tenga cada adoptante y del estilo de puerta que busca colocar en su vivienda. Por supuesto, no debes olvidar el tamaño, debido a que debe ser el adecuado. 
  • La seguridad: Las puertas para perros deben tener como mínimo un pestillo especial o un cierre manual. No obstante, como mencionamos, las mejores puertas suelen contar un chip que permite que la solapa se abra y cierre de manera automática, además de que se pueden controlar a distancia. 
  • La resistencia: Las puertas que tienen solapas impermeables son mucho más resistentes a los fuertes vientos y a los golpes del perro si sale de casa apresurado o regresa con mucha energía. Son una buena opción cuando lo que se busca es durabilidad y mayor resistencia. Además, la instalación también se incluye en este factor, debido a que la forma de instalarse debe ser básica, mientras menos complicaciones tiene su instalación, es más sencillo.
  • Menos ruido: Existe una gran variedad de puertas que tienen solapas ruidosas y por eso la mejor opción es elegir un modelo que permita que el perro salga y entre a la vivienda de manera silenciosa. 
  • Coste de la puerta: Pueden encontrarse puertas de diferentes precios, pero recuerda que estos valores se determinan de acuerdo a las funcionalidades que tiene. Es decir, si es automática o no y si funciona con mando a distancia o simplemente es una puerta para perros convencional. Por lo tanto, al final su coste dependerá de la calidad que se busque. 

¿Cómo se instalan las puertas para perros?

Si ya has adquirido la puerta para tu perro y es la adecuada, entonces ha llegado el momento de realizar la instalación.

Esta puede hacerse contratando a un profesional, pero también es muy sencillo hacerlo.

Para ello se deben seguir los siguientes pasos: 

  • Dibujar en un papel la plantilla de la puerta con todas las medidas exactas.
  • Fijarla en la puerta utilizando un poco de cinta adhesiva. 
  • Elegir una broca que sea más ancha que la sierra que utilizarás posteriormente. 
  • Colocar la broca en el taladro y abrir un agujero, dibujar cuatro agujeros en la hoja y atravesarlos con la broca. 
  • Con ayuda de la sierra, hacer el corte de una línea por todo el borde de la hoja. Luego limpiar los bordes con la ayuda de una lija. 
  • Colocar la puerta y ajustarla con todos los tornillos que se encuentren dentro del paquete o caja. Debes realizar todas las modificaciones que sean necesarias hasta que ajuste perfectamente. 
  • Si has probado que la puerta se encuentra en la posición correcta, es momento de proceder al ajuste de los tornillos. Debes asegurarte de que cada uno quede bien. Si todo se encuentra en su lugar, la puerta estará lista para que el perro pueda utilizarla. 

Dónde comprar una puerta para perros

Muchos adoptantes dudan de si en España se pueden comprar este tipo de puertas que tan comunes son en Estados Unidos y, además, desde hace muchísimo tiempo.

Si bien no es un producto fácil de conseguir en cualquier tienda, en Amazon tienes a disposición una variedad enorme de puertas para tu perro.

Conclusiones

Recuerda que las puertas para perros son herramientas que deben utilizarse correctamente, es decir, cumplir con las especificaciones tanto de tamaño como dimensiones de la puerta donde se instalará.

No serías el primer ni el último adoptante que compra una puerta a su cachorro y cuando éste crece, la puerta se queda pequeña.

El siguiente paso es educar al perro siguiendo los consejos presentados anteriormente, para que de esa manera pueda disfrutar la puerta y sus muchos beneficios.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más