Vacuna intranasal para la tos de las perreras

por admin
211 visualizaciones

Cuando he llevado a Uma esta última vez al veterinario, la veterinaria me informó que la vacuna que le habían puesto para la tos de las perreras era intranasal.

¡Me quede muy sorprendida! ¡Menudo avance!

Así que me he puesto a investigar sobre esta curiosa vacuna que evita pinchazos molestos.

Al igual que los seres humanos, los perros requieren de vacunas que pueden ayudarlos a prevenir muchas enfermedades, y entre esas se incluye la gripe.

Es importante conocer que los perros pueden sufrir síntomas similares a la gripe que en ocasiones puede llegar a complicarse y volverse una enfermedad grave de las vías respiratorias.

Esto puede manifestarse como tos o carraspeo, en muchos casos.

Por ello, vacunar a los perros contra la gripe canina intranasal, se convierte en una responsabilidad de cada adoptante.

¿Qué es la tos de las perreras?

La gripe canina también se conoce como tos de las perreras, o traqueobronquitis infecciosa.

Se trata de una enfermedad provocada por microorganismos, como lo es el virus del moquillo o influenza. 

Estos microorganismos llegan a provocar en los perros un grado de tos seca persistente, que puede llegar a ser sumamente contagioso entre otros perros.

En algunos casos los perros pueden ser susceptibles a la infección por el virus de la influenza y pueden propagarse en perros que se alojan en perreras y refugios. 

Se cree que la influencia canina puede transmitirse entre los perros a través de pequeñas gotas producidas al toser o estornudar; estas viajan en el aire desde el perro infectado y contaminan otras zonas.

Por lo tanto, los adoptantes siempre deben observar detenidamente a su mascota, de modo que, si presentan problemas para respirar, pueden tener una enfermedad respiratoria grave. 

Causas de la tos de las perreras

Los agentes principales de la tos de las perreras son el virus de la parainfluenza, adenovirus canino y una bacteria conocida como bordetella bronchiseptica.

También algunos microorganismos que pertenecen a la flora del aparato respiratorio, que pueden aprovecharse para sobrecrecer y complicar cualquier cuadro clínico que tenga el perro.

Generalmente, existen muchas vacunas que protegen a los perros de la mayoría de ellos, sin embargo, es necesaria la aplicación de una que pueda proteger a las mascotas, de la Bordetella bronchiseptica, ya que es la responsable de los cuadros clínicos más graves.

El virus que produce la influenza canina es sumamente contagioso, y se propaga con mucha facilidad. De hecho, no se requiere de un contacto directo para que un perro pueda ser receptor del virus.

Por este motivo, si se adoptan mascotas de perreras, o de algunos sitios donde no exista una correcta higiene, puede ser posible que el perro se encuentre infectado. 

tos de las perreras

Síntomas de la tos de las perreras

Al ser una enfermedad contagiosa, muchos perros pueden llegar a contraer el virus.

Es importante mencionar que cerca de un 50% no presentan síntomas y solo son portadores del virus.

Los síntomas de la tos de las perreras pueden ser muy variados pero para los adoptantes, determinar que el perro se encuentra resfriado puede ser muy fácil. 

Es común que ante un cuadro de gripe el perro, presente: tos, letargo y fiebre.

También es posible que manifiesten dolores en sus articulaciones.

Cuando los perros que sufren de gripe canina, comienzan a presentar los síntomas, pero la tos y abundante secreción nasal pueden ser los más comunes. 

Los síntomas que los perros pueden presentar pueden semejarse a la gripe humana y algunos de ellos, son:

  • Tos:

La tos irritativa es muy común en los seres humanos, sin embargo, esto no quiere decir que un perro no pueda presentar molestias en su garganta. De hecho, su garganta puede llegar a sufrir de inflamación.

  • Dolor al tragar:

En ocasiones, las molestias al tragar pueden conocerse como disfagia, esto puede inducir al perro a dejar de comer y que comience un cuadro de anorexia.

  • Fiebre:

Aunque es poco frecuente, la fiebre puede ser un síntoma común en la gripe canina. Cuando los perros presentan fiebre como síntoma a esta gripe, puede complicarse hasta afectar a las vías respiratorias.

Nota importante: Lo grave de la influencia canina es que puede variar entre síntomas muy graves a unos que simplemente no son tan evidentes.

Pero para aquellos adoptantes que notan malestar en su perro, lo más responsable es asistir a un centro veterinario lo más pronto posible, para descartar.

Muchos de estos perros son asintomáticos y pueden terminar la gripe sin inconvenientes.

Un porcentaje muy bajo de los perros infectados por la influencia canina llega a morir.

Tratamiento para la tos de las perreras 

Acudir al veterinario ante la sospecha de que el perro está sufriendo los síntomas de la tos de las perreras, es algo que todo adoptante debe considerar una prioridad.

No se debe nunca automedicar. El médico podrá determinar el tratamiento adecuado.

  • Aislar al perro enfermo:

Es correcto que se aísle al perro enfermo, sobre todo, si en casa se tienen otros perros.

Esto ayudará a que no contagie a otros.

Aislar al perro enfermo es una medida importante de prevención mientras se confirma el diagnóstico con el médico veterinario. 

  • Terapia de líquido intravenoso:

En estos casos, la terapia de líquido intravenoso es una de las acciones que se realizan, pero el médico veterinario podría usar otras tácticas con el fin de mejorar por completo el estado de salud del perro.

  • Pañitos húmedos, si hay fiebre:

Si el perro presenta fiebre podrá ayudarlo colocando pañitos húmedos en su cabeza y patas, pero jamás debe envolverlo por completo.

Sin embargo, hay que llevarlo al veterinario. 

Pueden existir ocasiones donde el perro sufra de infecciones pulmonares paralelas, en este caso deberá ser necesario introducir un antibiótico recetado por un veterinario.

Nota: La gripe canina es un virus como otros, por lo que no existe una cura específica, sino que es necesario que como todo patógeno, cumpla su ciclo y muera por sí solo.

Asimismo, ocurre con la gripe en los seres humanos.

Vacuna intranasal contra la tos de las perreras 

Las vacunas son fundamentales en la vida de un perro.

Esto los ayudará a protegerse de enfermedades e infecciones que pueden poner en riesgo su salud y llegar a contagiar a otros perros integrantes de la misma familia.

La vacuna para la gripe canina intranasal es conocida como Nobivak KC, y está modificada para ser suministrada de manera intranasal.

Esta contiene el virus atenuado de la parainfluenza canina y la cepa cornell. 

El procedimiento para suministrar esta vacuna es sencillo y cualquier veterinario puede realizarlo. 

A cualquier perro puede suministrársele la vacuna. Además, es un procedimiento sencillo y muy efectivo.

Ventajas de la vacuna intranasal contra la gripe canina: Nobivac KC

La vacuna para la gripe intranasal Nobivac KC brinda la protección adecuada contra la Bordetella bronchiseptica y el virus de la parainfluenza canina.

Una vez que la vacuna es aplicada, 72 horas después, el perro recibirá la inmunidad y tendrá 1 año de completa protección.

Es una vacuna que puede ser utilizada en perras en gestación y en cachorros desde sus dos primeras semanas de vida en adelante. 

Consejos antes de aplicar la vacuna intranasal 

  • Es importante que la vacuna se mantenga en temperatura ambiente. El diluyente deberá de tener la misma temperatura. 
  • No se deberá de presionar el aplicador dentro de la nariz del perro, además tampoco se requerirá tener contacto directo con la nariz. Solo es necesario que la solución entre en la fosa nasal para que comience a hacer su función.
  • Debe asegurarse de que el perro esté en calma y sentado en la camilla. Si el perro no se mantiene quieto, puede colocarse de pie o en el suelo, esto ayudará a que el veterinario puede realizar el trabajo más fácil. En algunos casos, hay perros que si no ven lo que sucede se mantienen calmados, por lo que un asistente veterinario puede cubrir los ojos del perro. 
  • Si el perro requiere de otros procedimientos, será conveniente que sean realizados primero, por ejemplo, si necesita de vacunas inyectables u otro tipo de intervención médica. De esta manera, si el perro se altera luego de la vacuna intranasal, no existirán inconvenientes ni se interpondrá con el resto de los procedimientos.

Otros consejos: 

  • Distraerlo con ayuda de una golosina.
  • Sujetar el premio en alto con el fin de que el perro se distraiga y sea más sencilla la aplicación.
  • Sujetar la nariz, o usar una correa, si el perro se nota molesto.

Con Uma fue todo muy fácil. Tanto la aplicación por parte de su veterinario, como después cuando me la entregaron.

Me comentaron que podría tener episodios de estornudos recurrentes, pero no fue así. ¡Perfecto!

¿La tos de las perreras afecta a todos los perros?

La gripe canina afecta solamente a los perros, pero algunos pueden ser más propensos a que la enfermedad ocasione graves problemas de salud, llegando hasta causar su muerte.

Muchos perros pueden recuperarse entre los 10 y 30 días de la gripe canina, pero los perros ancianos y cachorros podrían demorar más.

En algunos casos, pueden requerir ser internados en un centro veterinario, porque corren más riesgo.

La enfermedad afecta a los perros de la siguiente manera:

  • Cachorros:

El sistema inmune de los perros más jóvenes se encuentra menos desarrollado, porque no están vacunados correctamente. Los síntomas de la gripe canina pueden afectarlos por semanas, e incluso meses.

  • Adultos de razas pequeñas:

Los perros de razas como Yorkshire, Pinscher y Chihuahua, son los que se mantienen propensos a sufrir de colapsos traqueales. Esta es una deformidad congénita que se origina en la tráquea y la hace ser más estrecha. Si la tráquea del perro es pequeña, el cuadro clínico puede volverse más grave.

  • Adultos de razas braquicéfalas: 

Los perros como Bulldos, Shih tzu y Carlino, pueden llevar la enfermedad de una manera más grave, esto se debe a situaciones similares a las anteriores, ya que sus vías respiratorias son más estrechas.

Los perros que no pertenecen a estas razas, pero tienen los mismos inconvenientes en sus vías respiratorias, son sensibles a la enfermedad igualmente.

  • Perros senior:

Los perros de edad avanzada tienen un sistema inmunitario más débil, sobre todo, en su aparato respiratorio.

  • Enfermedades crónicas en perros:

Los perros con enfermedades crónicas pueden verse comprometidos ante la tos de las perreras, porque su sistema inmune está debilitado.

Nota: Hay que considerar siempre que, los perros que se exponen a parques y residencias pueden contraer fácilmente la gripe canina.

El contagio puede ser sumamente rápido y muy simple, al verse expuestos al aire y contacto directo con perros infectados. 

Por ello, siempre se recomienda vacunar a los perros que frecuentan los parques y se exponen a compartir con otros perros.

¿La influenza canina afecta a las personas?

Por lo general, la influenza canina es una enfermedad de la que no se conocen casos de contagio en los seres humanos.

No se ha reportado un caso de contagio del virus de perros a personas en los EE. UU, o en algunas otras partes del mundo. 

Sin embargo, el virus de la influenza canina ha tenido constantes cambios y es posible que haya sufrido de modificaciones que lo hagan afectar a seres humanos y propagarse entre las personas.

En los humanos la influenza A resulta preocupante debido a la poca inmunidad que presentan los seres humanos. 

Es por ello, que la OMS ha estudiado las nuevas infecciones en humanos que corresponden al virus de la influenza A de origen animal, pero no se han detectado casos de humanos infectados con el virus de influenza canina A.

¿Dónde se originó el virus de la influenza canina?

El virus de la influenza canina se originó en los caballos, posteriormente los perros llegaron a contagiarse y, hasta la actualidad, no se sabe de otro animal afectado por el H3N8. 

Se sabe que esta enfermedad ha estado por más de 40 años afectando a caballos, sin embargo, no fue hasta el 2004 que se produjo el primer caso de una enfermedad respiratoria extraña que afectaba a los perros.

Una investigación demostró que esta enfermedad era causada por el A (H3N8) y se cree que pasó de los caballos a los perros, esparciéndose entre ellos, principalmente en aquellos que se encuentran en refugios y perreras.

Conclusión

Vacunar a los perros es responsabilidad de cada adoptante, es por ello que, si observas inconvenientes de salud en tu perro, específicamente similares a un resfriado, te dirijas rápidamente a un centro veterinario para un estudio correspondiente.

Actuar de manera rápida puede ser la clave para salvar la vida de un perro.

Por lo tanto, cumplir todas las especificaciones del veterinario ayudará a que la salud del perro mejore y pueda continuar con una vida sana y feliz.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más