Alimentación natural para perros con problemas de estómago

por admin

Hoy en día hay muchos perros con problemas de estómago que requieren una alimentación que se adapte a sus necesidades.

Esta sensibilidad puede venir determinada por varias patologías: 

  • Pancreatitis: el páncreas se encuentra en contacto con el estómago y por tanto tiene relación directa con las digestiones; fabrica jugos digestivos que segrega al intestino delgado. Una pancreatitis es una inflamación del páncreas.
  • Enteritis: inflamación del intestino. 
  • Colitis: inflamación del colón. 
  • IBD: desorden inflamatorio crónico que se produce a nivel del intestino delgado.

Formular una dieta para perros con problemas digestivos, no es una tarea complicada y acabará beneficiando a nuestros peludos al no contener aditivos ni químicos.

Seguramente nuestros perros tendrán una digestión notablemente mejor y no existirá tanta secreción gástrica, ya que esta alimentación hace trabajar lo mínimo posible el aparato digestivo. 

Los ingredientes recomendados a incluir en las dietas naturales son:

  • Pollo.
  • Pavo.
  • Conejo.
  • Pescado blanco. 
  • Frutas. 
  • Tubérculos de fácil digestión.
  • Caldos caseros.
  • Verduras (calabaza, calabacín, zanahoria, acelga, brócoli, alcachofa, judías verdes) 
  • Probióticos.

Las características principales de dichos alimentos, que son las que nos van a ayudar a una dieta correcta para los problemas mencionados anteriormente, son:

  • Alimentos bajos en grasas. 
  • Ingredientes hervidos o pasados por la plancha sin aceites.
  • Están libres de condimentos.

¿Cómo se ofrecen estos alimentos para perros con problemas de estómago?

Escogeremos el modelo cocinado porque los alimentos son mucho más sencillos de digerir y seleccionaremos las carnes que mejor le sienten a nuestro peludo. 

Al ofrecer comida cocinada, esto también puede ayudar a hacer que el alimento resulte más palatable que si estuviera crudo, ya que se intensifican los olores y también el sabor de los menús.

perros con problemas de estómago

Este hecho puede producir que les apetezca más comer, tarea a veces complicada si existen enfermedades en el tracto digestivo. 

Si sucede a menudo el hecho de que nuestro perro no quiera comer, podemos utilizar algunos trucos, como poner una cucharadita de aceite de coco o aceite de salmón sobre la ración, mezclar fruta, cambiar la temperatura con la que solemos ofrecer los menús, etc. 

Otro tip para conseguir que nuestro perro coma con más apetito, sería ofrecer la comida en varias tomas más pequeñas. 

Remedios infalibles contra problemas digestivos 

Sopa de moro

Si nuestro perro sufre una crisis y tiene varios episodios de diarrea, el remedio casero infalible es la sopa de moro, que es básicamente una crema de zanahoria.

Se puede añadir algunas especias como perejil o romero, que aportan protección a la mucosa intestinal.

Esta sopa es apta para perros diabéticos y ayuda a combatir la deshidratación.

Caldo de huesos

Otro remedio natural que podemos ofrecer es el caldo de huesos, que se compone por ingredientes de fácil absorción y sus nutrientes tienen buena digestibilidad.

Este caldo es rico en colágeno, pero también en glucosamina y condroitina.

Además, puede ayudar a fortalecer el sistema inmune y sus articulaciones porque actúa como condroprotector.

También es estimulante del apetito, y nos sirve para hidratar en caso de que a nuestro perrito le cuesta beber agua.

Para preparar este caldo, necesitaremos huesos de vacuno o pollo, agua y vinagre de manzana (acidificará el estómago mejorando la digestión, y, además, ayudaremos a nuestro peludo a protegerse contra parásitos externos).

Podemos añadirle algunas verduras para hacerlo más nutritivo.

Este caldo deberá cocerse a fuego lento durante 24 horas.

Pueden tomarlo frío o caliente, aunque también podemos congelarlo en moldes y dárselos como cubitos de hielo para que los laman. 

Manzanilla

Es uno de los mejores remedios contra los problemas digestivos crónicos.

Tiene propiedades antiinflamatorias, estimula el sistema digestivo y mejora las digestiones. 

Probióticos

También resulta fundamental el papel que desarrollan los probióticos, vitales para recuperar la normalidad en la flora intestinal.

Es muy recomendable el yogur natural o el kéfir (1 cucharada por cada 10kg del animal) o en su defecto, vegetales fermentados.

De esta forma, aportaremos bacterias buenas a su tracto digestivo, las cuales ayudarán a nuestro perro a repoblar las colonias de bacterias ya presentes y competir con las patológicas. 

Como a mucha gente le puede resultar complicado compaginar con el ajetreo del día a día, existen algunas opciones para perros con problemas de estómago.

Nos referimos a Dogfy Diet que, a diferencia de otras marcas comerciales de dieta BARF, elaboran comida casera para perros cocinada a fuego lento y formulada por veterinarios, contando también con un equipo de nutricionistas que adaptarán las dietas a las necesidades concretas de los perros.

Uma hace ya 3 años que solo consume Dogfy Diet y no podemos estar más contentos.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.