El perro que ha bebido cloro

Es totalmente normal que nos asustemos si nuestro perro ha bebido de un cubo con lejía o que tenga la manía de beber del agua de la piscina que tiene cloro.

¿Qué tan malo es?

Al mínimo despiste podemos observar cómo nuestro perro está bebiendo del cubo de fregar, donde no solo hay agua, sino detergente y/o lejía.

Muchas casas tienen un amplio patio e incluso tienen una enorme piscina para compartir entre familiares y amigos.

Aunque parece ser algo inofensivo para el perro, no lo es si lo dejas beber de esa agua o incluso, bañarse en ella sin tomar en cuenta algunas precauciones o cuidados.

El agua de las piscinas requiere un tratamiento especial y eso incluye al cloro, un químico que puede ser muy perjudicial para la salud de tu mejor amigo.

Por ejemplo, nosotros tenemos una pequeña piscina.

A Uma no le gusta nadar en ella, porque a ella le gusta el agua cuando tiene contacto con el suelo, sin embargo, cuando nosotros estamos dentro, ella no para de lamer el agua del suelo que va saliendo.

El cloro y la salud de tu perro

El cloro es muy perjudicial al ser ingerido, y los perros están siempre expuestos a beber del agua de la piscina o de algún cubo de agua con cloro en casa.

Por lo tanto, puede ser muy peligroso para la salud general de tu perro.

Es importante mencionar que la ingestión o inhalación del cloro no solo es perjudicial para tu mascota, sino para toda la familia.

Por ese motivo es importante saber cómo cuidar y alejar las consecuencias al tener contacto con ese químico. 

¿El cloro es nocivo para los perros?

Los niveles de cloro que tiene una piscina normalmente no son muy altos y se considera inofensivo.

Sin embargo, cuando se bebe del agua, es ahí donde está el problema, sobre todo si se bebe mucha cantidad o bebe directamente del cubo de fregar.

Cuando el cloro tiene contacto con animales, se debe usar muy diluido.

No obstante, es necesario mantenerse siempre en alerta y no descuidar al perro de un posible contacto con el cloro ya sea con su piel o al beberlo. 

perro ha bebido cloro

Nosotros siempre regañamos a Uma cuando lame el agua clorada del suelo.

¿Cómo evitar que el perro beba agua con cloro?

A la hora de fregar, jamás dejes el cubo lleno con agua. Inmediatamente tras el fregado, tira su contenido.

¡Más vale prevenir que lamentar!

Si tu perro tiende a beber agua asomando su hocico a la orilla de la piscina, o al nadar en ella, es momento de ayudarlo a cambiar ese hábito que no es saludable.

La mejor manera de lograrlo es dándole otras fuentes de hidratación cercana y de fácil acceso, es decir, que tenga suficiente agua fresca cerca de la piscina.

Además, es importante que reconozca que de la piscina no puede beber, pero de su agua fresca sí.

Utilizar el NO cuando beba de la piscina y elogiarle cuando beba del cuenco es la clave para conseguir buenos resultados.

Síntomas para saber reconocer que un perro está intoxicado con cloro

Si a tu perro le gusta pasar mucho tiempo en el patio o tiene fácil acceso a la piscina, no debes bajar la guardia.

De esta manera, lograrás detectar cualquier mínimo síntoma que indique una intoxicación por cloro.

Algunos de esos síntomas son:

  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Molestia estomacal.
  • Presencia de ampollas en la boca y lengua.
  • Pérdida del apetito.
  • Dificultad para respirar.
  • Tos fuerte (ataque de tos).
  • Edema pulmonar (en casos extremos).

Obviamente, si has observado que el perro ha bebido del cubo de fregar, es mejor acudir al veterinario con urgencia.

El cloro y el posible  daño en los perros: ojos, piel y mucosa 

Las piscinas, la mayoría de las veces tienen gran cantidad de cloro que afectan al solo tocar el agua.

Es por ello que el cuidado de tu perro no debe ser sólo si bebe de su agua, sino si la toca. 

Existen algunos síntomas de intoxicación que puedes detectar muy fácilmente si tu perro disfruta nadar con frecuencia en la piscina y saber si le afecta el agua o no.

El síntoma más evidente es:

  • Ojos rojos: es el síntoma más preciso para determinar qué tan fuerte es el cloro de una piscina. Durante el baño de tu perro obsérvale sus ojos a cada momento, y si detectas un cambio de tono, toma precauciones a tiempo. 

Otros síntomas son:

  • Mucosas irritadas
  • Piel inflamada
  • Piel agrietada.

Medidas generales para que tu perro disfrute de la piscina, y tú también 

Si el calor está presente, será inevitable que tu mascota no quiera meterse a nadar un rato en la piscina.

No debes temer si quiere hacerlo.

Siguiendo algunos consejos, tu perro podrá disfrutar de una tarde de diversión en la piscina sin ningún tipo de problema.

No es necesario cerrar la piscina y mantener vigilancia las 24 horas del día a tu perro pero, tomando algunas precauciones, será muy fácil protegerlo y evitar que algo malo le ocurra.

  • Procura que las salidas al patio o al lugar donde se encuentra la piscina, estén vigiladas. En muchos hogares colocan una reja alrededor de la piscina. 
  • Que el perro beba suficiente agua antes de salir a jugar para que evite tomar de la piscina, es decir, que esté bien hidratado, sobre todo, si es un día muy caluroso. 
  • Si disfrutan del baño en la piscina, la supervisión debe ser del 100%. Que no se bañe solo.
  • Después de la piscina, debes lavar a tu perro con mucha agua limpia. Asegúrate de eliminar toda el agua de piscina de la piel y pelaje de tu perro. Tras ese proceso de lavado obligatorio, debes secarlo muy bien.
  • No olvides limpiar también sus ojos y observar si tienen un tono rojo causado por la irritación del cloro.
  • Ofrécele abundante agua fresca luego de su baño en la piscina. Siempre debe estar hidratado. 
  • Lleva contigo un cuenco con agua o colócale agua cerca de la piscina para que al sentirse cansado pueda beber de ella. 
  • Vigílalo en cuanto sea posible. Si observas que intenta beber agua puedes detenerlo y ofrercerle su agua fresca. 
  • El tiempo de baño en la piscina debe ser controlado. 
  • Algunos expertos recomiendan que los perros no estén solos en el agua, sino con su adoptante.
  • Al estar mucho tiempo en el agua podría tener presencia de agua en sus orejas. Por ello es necesario secar esa zona muy bien al finalizar el tiempo de juego en la piscina para evitar que quede humedad, ideal para el crecimiento de hongos o bacterias. Este secado se puede hacer con el uso de algodones o gasas. 

Algunos beneficios del uso de la piscina para un perro

Los perros son mascotas que tienen mucha energía, siempre quieren jugar, correr y divertirse.

Por tal motivo, nadar en la piscina es algo muy beneficioso para ellos. 

Algunos  beneficios son:

  • Ayuda a la pérdida de peso de los perros. Algunos perros pueden presentar sobre peso y el un buen ejercicio es nadar. 
  • Mejora la capacidad pulmonar y de su corazón, gracias al ser un ejercicio aeróbico. 
  • Perfecto para combatir el estrés. También ideal para la ansiedad. 
  • Ideal para fortalecer sus músculos.
  • Al nadar desarrollan una mayor flexibilidad y su resistencia mejora.
  • Ayuda a mejorar su coordinación.
  • Algunos perros tienen problemas en sus articulaciones. Nadar es un ejercicio ideal para ellos. Por supuesto, en este caso es mejor contar con ayuda de un experto para conocer los ejercicios adecuados que tu perro puede realizar. 

¿Qué hay que intentar? Tener algo más bajos los niveles de cloro en la piscina si queremos que nuestro perro disfrute de ella.

Nota final importante:

Si crees que tu perro bebió agua con una cantidad importante de cloro, y tienes dudas de su salud, lo más recomendables es que acudas al veterinario.

Es mejor descartar cualquier síntoma con el especialista.

Confía en tu instinto protector y no esperes a que algo grave le pueda suceder. Prevenirlo está en tus manos. 

Por supuesto, la idea no es sobreproteger a tu mascota, ni preocuparte a cada segundo. Simplemente se trata de la salud de tu mejor amigo y con eso no se debe jugar nunca. 

La piscina puede ser un excelente ejercicio para tu mascota y un lugar perfecto para su diversión pero, podría presentar problemas digestivos, respiratorios o de su piel.

Por ese motivo el cuidado del adoptante es muy importante. 

2 respuestas a “El perro que ha bebido cloro”

  1. Siempre que estoy cerca de piscinas debo vigilar mucho a mi perra porque tiene tendencia a irse al agua y la verdad es que no sé si acaba ingiriendo el agua o no. En casa de mis padres tiene piscina con agua todo el año, y aún en invierno mi perra se tira de cabeza! Muchas gracias por la información.

    1. Ay, me encantan… Siempre que no ingieran mucha cantidad no es perjudicial, el problema viene cuando beben demasiado del mismo sitio, y con mucho cloro… ¡Un saludo!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.