La Flor de Pascua: lejos de tu perro

flor de pascua

Me encantan las plantas, en mi casa intento siempre tenerla llena, por eso, cuando llega diciembre no puede faltar la Flor de Pascua. Siempre que llegan las fiestas navideñas compro una, sin embargo, no ha sido hasta hace unos años que descubrí que la Flor de Pascua es peligrosa para los perros, ¡y no es la única planta navideña!.

La Flor de Pascua (Poinsetia) es en realidad un arbusto con hojas verdes y rojas, la más común, con pequeñas flores que no destacan mucho. Lo más característico de la Flor de Pascua son sus llamativas hojas rojas, pero también la caracteriza esa savia lechosa que aparece fácilmente cuando se quiebra alguna rama u hoja. Bien, pues justamente es esta savia blanca la que es tóxica para nuestros peludos.

Flor de Pascua y perros

Para mayor tranquilidad diré que no es mortal, sin embargo, los síntomas que produce en el perro son muy desagradables. Si la ingiere puede provocarle fatiga, temblores, hipersalivación, vómitos, irritación de esófago y estómago, etc. Si entra en contacto con los ojos puede padecer una conjuntivitis grave y en contacto con la piel, si tuviera alguna herida, podría provocar alguna enfermedad como la queratitis, ampollas y picazón.

Por tanto, es una planta preciosa pero tóxica. Nuestra recomendación es que para perros cachorros o perros que suelen ser muy dados a morderlo todo, es dejar la planta en un lugar lo más alto posible de un mueble. Nosotros, afortunadamente, no tenemos problemas con Uma. Nunca le ha dado por morder ninguna planta (excepto cuando era cachorra), sin embargo, y para prevenir, cuando la dejamos sola en casa no dejo que acceda a la estancia donde está la planta. Cuando menos piensas que puede pasar algo, pasa y de forma inexplicable, por tanto, la prevención es la mejor recomendación.

Flor de Pascua y perros

Aprovechando que trato el tema de la toxicidad de la Flor de Pascua, me gustaría también alertar sobre el muérdago. Aquí en España no es tan común utilizarlo como elemento decorativo como en países como Estados Unidos. El muérdago es muy conocido por ponerlo en un sitio estratégico en el que cuando pasan dos personas tienen que besarse, por tradición. Bueno, pues esto tan romántico no lo es tanto para nuestros peludos y es que el muérdago sí es muy peligroso. De hecho puede ser hasta mortal. Si el perro ingiere muérdago puede provocarle desde vómitos, diarrea, respiración dificultosa y hasta colapso cardiovascular.

Por tanto, si sospechas u observas que tu perro ha podido ingerir algunas de estas dos plantas navideñas, acude al veterinario sin pensarlo. Mejor que se quede en un susto, ¿no?

¡Comparte!
  • 125
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    128
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.