Cómo hemos acostumbrado a Uma a quedarse sola en casa

Uno de las cosas que más temíamos era dejar a Uma sola en casa, y más cuando mi pareja y yo trabajamos en ella, por tanto, Uma está acostumbrada a estar prácticamente 24 horas con nosotros.

Si bien al principio le costó un poco quedarse sola, poco a poco va tomándoselo mejor. El máximo de horas que ha estado sola han sido de 6 horas y ha habido un poco de todo.

Cuando fue muy cachorra y tenía los problemas de morder absolutamente todo debido a las molestias de la dentición, decidimos no dejarla nunca sola, así que contamos con la ayuda de amigos y familiares que hicieron de niñeros durante unas horas. Sin embargo, a partir de los 7 meses y cuando la conducta de morder ya la había perdido, empezamos a dejarla durante varios periodos sola. La primera vez la dejamos 2 horas, la segunda 5 horas y el resto de veces ha oscilado entre 2 y 6 horas.

Para evitar que estuviera ladrando sin parar, orinarse dentro de casa o destrozando cosas, hemos seguido unos pasos de forma muy estricta:

  • Antes de salir de casa, la hemos llevado a dar un buen paseo con juegos de buscar la pelota hasta dejarla casi sin aliento. La idea era dejarla lo más relajada posible y que hiciera sus necesidades.
  • Antes de irnos, despejamos muy bien la habitación donde la dejamos: sofá sin cojines, ningún objeto a su alcance, zapatillas recogidas y eso sí: su caja de juguetes.
  • En YouTube hay multitud de vídeos que duran muchísimas horas en las que hay música relajante para perros. A un volumen muy bajo, le dejo puesta la música para que le acompañe. El silencio nunca es buen compañero.
  • El momento crítico es cuando cerramos la puerta: los perros son muy inteligentes y saben perfectamente cuándo nos vamos. Por eso, rompo ese enfoque con algo que le gusta mucho, por ejemplo, una golosina. Yo siempre le dejo un stick mordedor que le puede llevar unos minutos comérselo, así que nos da tiempo de irnos y dejarla en casa la mar de a gusto.

La mayoría de veces hemos llegado a casa y se ha portado genial. Nunca nos hemos encontrado con pipís o cacas, he preguntado a los vecinos y nadie me ha comentado que le haya escuchado ladrar y no ha causado apenas destrozos. Tan solo una vez, mi pareja se dejó un libro encima del sofá y se lo encontró así:

ansiedad por separación

Pero, muy bien, ¿eh? Solo se comió la contraportada. 🙂

Por tanto, no nos quejamos en absoluto, porque Uma se está acostumbrando muy bien a quedarse sola y a portarse de lujo. El episodio del libro pasó la segunda o tercera vez que se quedó sola, y la culpa fue nuestra. Así que, si tienes un perro que sufre mucho al soledad, intenta aplicar estos pasos. ¡A nosotros nos funciona!

 

¡Comparte!
  • 153
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    156
    Shares

8 comentarios en “Cómo hemos acostumbrado a Uma a quedarse sola en casa”

  1. EL SACRIFICIO QUE HACEN ALGUNOS POR LOS ANIMALES ES APREMIANTE. LA PACIENCIA. EL AMOR Y CUIDADO QUE LES DAN, INTERESANTE , MUY BIEN

    1. Beuk, no te rindas, seguro que hay alguna manera de enseñarle, solo tienes que aprender a enseñarle. Todos los perros aprenden a hacer sus necesidades, pero hay que encontrar la manera de enseñarles. No te rindas!

  2. Me encanta este blog, siempre aprendo algo. Antes de traer a nuestro Felipe Tratamos de preguntar todo, averiguar con varios veterinarios conductas y como hacer (por nosotros) para manejar situaciones, pero lo mejor es hacerlo en la marcha. Cada perro conoce y se adapta a la familia, para algunos algunas cosas no las permiten para otros si. Nuestro Felipe nos cambió la vida, somos mejores con Él… Y nada nos hace mas felices… Gracias por compartir tus vivencias con Uma, nosotros seguimos aprendiendo para poder enseñarle a Feli a comportarse. Lo unico que nos falta es un identificador (tipo chip) Para nosotros es un integrante mas de nuestra familia… Un abrazo enorme!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *