La picadura de garrapata en perros

por admin
742 visualizaciones

Uno de los principales problemas de muchos adoptantes es la picadura de garrapata en perros, conocidas como parásitos chupa sangre.

Se trata de un parásito que puede debilitar y hasta causar la muerte de un perro, debido a que es la portadora de múltiples enfermedades. Es muy frecuente encontrarlas en Europa. 

En ese sentido, es importante conocerlas, detectarlas y saber cómo actuar para eliminarlas y evitar que hagan daño al perro o a algún miembro de la familia. 

Últimamente, son varios los casos de picaduras de garrapatas en humanos que han provocado desde enfermedades crónicas a la muerte de personas aquí en España, por tanto, mucho ojo con ellas.

¿Qué es una garrapata?

En ocasiones, se refieren a las garrapatas como ácaros, que parasitan a otros vertebrados que contienen sangre caliente.

Su principal objetivo se basa en encontrar una fuente de alimento constante que las pueda mantener con vida. Existen dos tipos de garrapatas: las duras y las blandas.

Las garrapatas de piel dura se caracterizan por su caparazón y pueden encontrarse en todos los países alrededor del mundo pero, las segundas, no poseen el mismo escudo, por lo que necesitan ocultarse en zonas como las orejas de los perros, a fin de establecerse y vivir dentro de ella.

picadura de garrapata en perros
Garrapata alimentada de sangre

Importante: Las garrapatas suelen aparecer durante las épocas más calurosas del año. La primavera es la bienvenida a un nuevo surgimiento de estos parásitos, que buscan dónde alimentarse y reproducirse.

¿Cómo llegan las garrapatas a los perros?

Las garrapatas no tienen la capacidad para volar ni saltar y en su gran mayoría, pueden sobrevivir en la naturaleza, zonas rurales, campos y bosques.

Incluso, pueden estar en jardines y parques que cuenten con vegetación y cercanía a zonas urbanas. 

De esta forma, es cuando aprovechan para infestar a los perros que caminan a sus alrededores, accediendo por sus patas.

Enfermedades que transmiten las garrapatas

Algunas de las enfermedades que transmite la picadura de garrapatas en perros son las siguientes:

  • Anaplasmosis:

Esta enfermedad canina se trasmite por las garrapatas del género Anaplasma, que también puede afectar a las personas.

Esta enfermedad es asintomática, esto quiere decir, que los animales o personas que la presentan, no manifiestan indicios de signos clínicos.

En casos de que llegasen a existir, algunos de los síntomas más comunes serían fiebre, diarrea y letargo.

  • Babeasis o Babesiosis:

Es una enfermedad parasitaria que se asemeja a la malaria y es provocada por el género de la Babesia gibsoni. 

Esta enfermedad, afecta principalmente a los perros, pero también a otros animales domésticos. Al igual que la Anaplasmosis, también es asintomática.

  • Hepatozoonosis:

Esta enfermedad, con frecuencia, afecta a perros débiles, o con restos de otra enfermedad o patología. 

Puede presentar algunos síntomas como fiebre, adelgazamiento, dolor general, diarrea, parálisis posterior, entre otros. 

  • Erliquiosis canina:

Aunque afecta a los perros, también es una enfermedad capaz de dañar a los humanos.

Es causada por una bacteria de nombre Ehrlichia, la cual afecta al sistema inmune de los perros causando cuadros de anemia y afectando la médula ósea.

  • Fiebre maculosa:

La fiebre maculosa es una enfermedad de origen bacteriano, que puede transmitirse a los humanos.

Esta fiebre es potencialmente mortal y pude ocasionar múltiples síntomas, como lo es fiebre alta, dolores de cabeza y erupciones.

  • Enfermedad de Lyme:

También conocida como Borreliosis canina, es una enfermedad que se transmite por las garrapatas y puede afectar el sistema nervioso central de los perros. En casos graves, hasta puede ocasionar la muerte.

Esta enfermedad ocasionada por la garrapata del genero Ixodes, manifiesta diferentes síntomas que son los más frecuentes, así como fiebre, depresión, dolor en las articulaciones, anorexia, dolores en general y cojera. 

Son muchas las celebridades que han pasado por esta enfermedad y a quienes les trastocó mucho la vida cuando la padecieron: Thalía, Justin Bieber, Avril Lavigne, Ben Stiller, Bella Hadid, etc.

¿Las enfermedades de las garrapatas pueden contagiarse?

Las enfermedades antes mencionadas no se transmiten entre los perros, pero si una persona tiene garrapatas y también tiene mascotas, estos podrían infestarse muy fácilmente.

Por ello, es importante desparasitar siempre a todas las mascotas que convivan dentro del hogar. 

En el caso de los seres humanos sucede lo mismo, debido a que los perros no pueden transmitirles las enfermedades a sus adoptantes, pero las garrapatas sí pueden hacerlo.

Al igual que en las mascotas, estos parásitos pueden adherirse a la piel humana y, al tener contacto sus glándulas salivales con la sangre, pueden infectar el sistema inmune. 

¿Se pueden curar las enfermedades de la garrapata en los perros?

Todas las enfermedades pueden ser tratadas de manera intensiva e incluso con el uso de corticoides, los cuales se usan para poder detener la anemia hemolítica.

Aunque es posible una cura para alguna de las enfermedades, es importante que se haga hincapié en la prevención, ya que muchos perros no logran superar las enfermedades.

Por ejemplo, la Hepatozoonosis, puede ser tratada con antiprotozoarios, pero no existe una cura.

En todo caso, es importante que los tratamientos con antiparasitarios sean prescritos por un médico veterinario. Estos deben administrarse por todo un año. 

¿Cómo se reconocen los síntomas de la picadura de garrapata en perros?

Cuando las infestaciones de picadura de garrapata en perros son continuas y constantes, pueden desencadenar diversos síntomas en el perro, algunos más severos que otros, capaces de ser reconocidos por el adoptante.

Algunos de los síntomas, son:

  • Pérdida de sangre.
  • Anemia.
  • Irritación de las zonas afectadas.
  • Comezón.

Nota: Ambos tipos de garrapatas (duras y blandas), pueden provocar enfermedades tanto en perros como humanos, siendo una de las principales la enfermedad de Lyme.

Esta enfermedad ocasiona las peores consecuencias e incluso la muerte del perro, en casos donde no se detecta a tiempo.

Algunos otros síntomas que pueden presentar los perros que son afectados por las garrapatas, pueden depender del tipo de enfermedad que posee.

Por ejemplo, la babesiosis puede ocasionar fatiga, pérdida de apetito, sangrado nasal y fiebre.

Por otra parte, la Babesia puede pigmentar la orina, llegando a tornarla de un color más oscuro y con las mucosas mucho más claras, debido a la anemia.

Tratamientos preventivos contra las garrapatas

Para proteger correctamente a los perros de las garrapatas, existen múltiples tratamientos preventivos y posteriores a la desinfección de ese molesto parásito.

Los compuestos científicamente comprobados en contra de estos parásitos son las pipetas, collares con distintas sustancias y efectos y los comprimidos de tipo masticable.

No obstante, existen otros métodos que pueden emplear los adoptantes para proteger a sus perros de las garrapatas.

Algunos métodos, son:

Examinar constantemente el pelaje

Para reducir las posibilidades de infestación de garrapatas en un perro y las enfermedades que estas transmiten, es importante revisar su pelaje luego de cada paseo de manera minuciosa.

En caso de que el adoptante detecte la presencia de una garrapata que no se haya anclado a la piel del perro, se debe proceder a retirarla inmediatamente antes de que encuentre su punto de ataque.

Si se pasea al perro por zonas infestadas de garrapatas es importante hacer un chequeo del pelaje una vez se encuentre en casa a fin de eliminar cualquier posible garrapata que se adhiera a su pelaje.

No retirar a la garrapata si se encuentra anclada

Si el perro ya tiene la garrapata anclada a la piel, es importante no extraerla bruscamente.

Estos desagradables parásitos succionan la sangre, y puede llegar ocasionar inconvenientes en el perro si la garrapata ancla sus glándulas salivales en su piel.

Las garrapatas son capaces de transmitir enfermedades a través de su saliva, por lo que, si se tira de ella, puede vaciar el contenido de sus glándulas salivales en la mascota. 

Por lo tanto, una de las técnicas más efectivas para retirar una garrapata es utilizando pinzas especiales que permiten su fácil extracción.

Con la herramienta correcta, se puede ayudar a evitar que la saliva del parásito se fusione con el perro. 

Utilizar productos de protección antiparásitos

Existen geles y champús específicos que pueden ayudar a evitar que un parásito infecte a un perro.

Es importante y responsabilidad de cada adoptante, consultar previamente con el médico veterinario el producto que se utilizará en el pelaje del perro.

Es mejor consultar y no elegir el incorrecto que pueda empeorar la situación. 

Emplear uso del peine para pulgas

Los peines para pulgas son efectivos para eliminar parásitos del pelaje de los perros.

Se trata de un utensilio que puede atrapar a las ninfas y garrapatas adultas que no han empezado a picar al perro.

Es un método laborioso de llevar a cabo, pero que ahorra picores y molestias en el perro.

picadura de garrapata en perros

Dos sencillos pasos para eliminar las garrapatas de un perro de manera manual

Cuando se detecta la presencia de una picadura de garrapata en perros, retirarlas de manera manual puede ser un proceso complejo.

Sin embargo, es importante seguir los pasos correctamente para evitar lastimar al perro; y al final tener éxito.

  1. Con unas pinzas “extrae garrapatas” se atrapa al parásito. Es importante engancharlo lo más cerca de su boca. Una vez la garrapata está enganchada, es momento de tirar hacia arriba pero no debe hacerlo bruscamente ni torcer el movimiento, debido a que la garrapata puede quedarse enganchada de la piel del perro.
  2. Tras extraer la garrapata, deberás desinfectar la zona de la picadura. Puedes utilizar agua tibia y jabón neutro. Posteriormente, lo más recomendable es asistir con un especialista veterinario. De esta manera, el médico podrá confirmar si se ha retirado correctamente la garrapata y si el perro ha sido infectado de alguna patología o todo está bien. 

Remedios naturales para prevenir la picadura de garrapata en perros

Aunque los remedios naturales son menos efectivos, para aquellos adoptantes que no quieran dar químicos a sus perros tienen estos remedios naturales para evitar la picadura de garrapatas en perros:

  • La manzanilla: La manzanilla es un tipo de remedio casero que tiene gran eficacia frente a las garrapatas. El olor de su infusión, es capaz de desprender a estos animales del perro sin ocasionarle ningún problema. 
  • Cítricos: Los frutos cítricos pueden ayudar a eliminar las garrapatas. Estos funcionan como repelentes caseros. El limón y la naranja son los principales frutos que tienen esta gran eficacia con estos parásitos. 
  • Vinagre de manzana: El vinagre de manzana es un producto con sabor amargo que funciona perfecto contra las garrapatas en los perros. Esa amargura del vinagre hace que las garrapatas se vayan. Para usarla con éxito, se debe mezclar con agua en partes iguales y, con un paño limpio, pasarlo por la piel del perro poco a poco. Y con cuidado de no tocarle sus ojos o su boca. 
  • Aceites naturales: Los aceites naturales son productos que pueden ayudar a eliminar los parásitos, tanto pulgas como garrapatas. El aceite debe ser totalmente natural, es decir, que no tenga ningún tipo de compuestos químicos, debido a que pueden alterar la salud de los perros. 

Nota: Aunque son remedios naturales que han demostrado ser buenos contra las garrapatas, siempre es recomendable utilizarlos con precaución, para no causar inconvenientes en las mascotas. 

Ciclo de vida de las garrapatas

Las garrapatas tienen diferentes fases de vida.

Estos parásitos inician cuando una hembra adulta deposita sus huevos en el medio ambiente. Los pequeños huevos eclosionan y dan paso a las larvas, las cuales pueden esperar pacientemente a un hospedador para alimentarse.

Posteriormente, es momento de mudar a ninfas y alimentarse de un nuevo hospedador a través de la picadura de garrapata en perros.

Por último, las garrapatas regresan al exterior para transformarse en adultas.

Cuando las garrapatas adultas alcanzan un hospedador adecuado, por ejemplo, gatos, perros o el ser humano, comienzan a ingerir su sangre y se reproducen.

Cuando las hembras ya están listas con sus huevos, los depositan y así pueden cerrar el ciclo.

Nota: Las garrapatas cuando están en su fase de larvas, pueden durar hasta 8 meses sin alimentarse y en la fase de ninfa y adultos, hasta 19 meses.

Conclusión

Las garrapatas son parásitos que han existido durante muchos años, pero hoy en día continúan siendo uno de los problemas más grandes de los adoptantes. 

Por lo general, depende de la estación del año en que nos encontremos, debido a que es un factor clave para determinar la actividad de estos parásitos.

La primavera es una de las estaciones con mayor presencia de las garrapatas, en cambio, durante el invierno, la mayoría de especies de garrapatas optan por hibernar, quedando solo una minoría capaz de mantenerse activa por todo el año.

Siempre es importante que se cumplan con las normativas de los veterinarios.

Por lo tanto, es responsabilidad de los adoptantes, cumplir con las desparasitaciones reglamentarias, con el fin de prevenir y evitar las dichosa picadura de garrapata en perros.

Con Uma, en casi 7 años que tiene, jamás se le ha enganchado una garrapata. Sí, hemos visto sobre su pelaje, pero gracias a la prevención (collar Scalibur durante un año y pipetas Bravecto cada tres meses) nunca se le han terminado de enganchar.

La prevención sí funciona y sí es eficaz y es indispensable para evitar enfermedades terribles.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más