¿Qué productos para perros puedes encontrar en una farmacia?

por admin
216 visualizaciones

¿Sabías que hay ciertos productos para perros que puedes encontrar en farmacias?

Las farmacias comunes para personas no sólo venden productos exclusivos para humanos. Hay ciertos productos que pueden ser consumidos o utilizados para los perros como, por ejemplo, los probióticos, vitaminas e, incluso, materiales para el kit de primeros auxilios.

Por lo tanto, si tienes un perro, es importante conocer que algunos productos que tu perro podría necesitar, se encuentran en tu misma farmacia.

Productos para perros que puedes encontrar en farmacias

Probióticos

Son microrganismos vivos que, al ingresar al huésped o perro en cantidades correctas, aportarán muchos beneficios. Estos probióticos se encuentran en algunos alimentos, medicamentos y en suplementos dietéticos. 

Son un gran beneficio para la salud intestinal del perro y se les pueden administrar a través de alimentos secos, complementos o cápsulas.

Algunos probióticos de farmacia recomendados para los perros, son: 

  • Lactobacillus acidophilus.
  • Bifidobacterium lactis.
  • Enterococcus faecium.
  • Lactobacillus casei, entre otros.

Por supuesto, antes de acudir a la farmacia en busca de probióticos, es importante la previa visita con el veterinario, para que indique cuál es la mejor marca y la dosis que tu perro necesita.

Prebióticos

Los prebióticos son muchas veces confundidos con los probióticos, sin embargo, son diferentes, pero se complementan. Los prebióticos sostienen y alimentan a los probióticos. 

Los prebióticos son ese alimento de las bacterias, es decir, los probióticos, que en su mayoría son fibra fermentable.

Esta fibra se descompone y, al hacerlo, liberan ácidos grasos que ayudan a la función del colon.

Los prebióticos son buenos para el sistema inmune, aumentan la absorción de minerales y alejan a los microbios dañinos. 

productos para perros que puedes encontrar en farmacias

Suplementos vitamínicos

¿Qué son las vitaminas? Las vitaminas son sustancias orgánicas esenciales para el desarrollo del metabolismo de los seres vivos.

Las vitaminas son necesarias para que los perros se desarrollen correctamente, es decir, que su crecimiento sea normal. Estas ayudan a la regulación de ciertas funciones del cuerpo como el corazón, su piel, riñones, entre otros. 

No todos los perros necesitan tomar suplementos, sino que depende de diferentes factores.

Por eso es importante que el perro tenga una adecuada alimentación acorde a su tamaño, edad, actividad física, para que no tenga que tomar nada extra que complemente lo que no tenga, con los suplementos. 

En cambio, si un perro no tiene una correcta y equilibrada alimentación, es necesaria la ingesta de vitaminas para complementarla. Estos suplementos dan energía al perro y estimulan sus defensas.  

Por ejemplo: un suplemento muy beneficioso para los perros es el aceite de pescado. Éste contiene omega 3 y omega 6. El aceite de pescado protege el corazón, hace que el pelaje sea más fuerte y brillante y su piel más saludable. 

Hay diferentes tipos de suplementos, como:

  • Fortificantes y reconstituyentes.
  • Antiinflamatorios.
  • Multivitamínicos, entre otros. 

Las vitaminas más importantes que un perro necesita, son:

  • A: para la vista, piel y pelo. También para que los cachorros puedan tener un sano y correcto crecimiento.
  • D: para los huesos. 
  • E: cumple la función de un antioxidante natural, para la formación de las membranas celulares.
  • K: Para la coagulación de la sangre, y también ayuda a la formación de costras que protegen.
  • B2: para el crecimiento del perro, mantener su buena musculatura y su pelaje saludable.
  • B5: ayuda a obtener energía.
  • B (hidrosoluble): para la formación de huesos y dientes. 

Artículos para el botiquín de primeros auxilios

Los primeros auxilios, son esa atención inmediata que se requiere ante una posible emergencia o accidente con tu mascota. Por ejemplo, si salís de paseo y se lastima con algún cristal en su pata. 

El kit de primeros auxilios, como su nombre indica, es esa primera ayuda que el perro puede recibir para mejorarse, por supuesto, sin sustituir la atención que solo un médico veterinario puede darle.

Por lo tanto, para estar prevenidos ante cualquier posible accidente, en las farmacias para humanos se pueden conseguir todos los artículos que un kit o botiquín necesita para cumplir su función:

  • Gasas: son para controlar sangrados o hemorragias. También para proteger alguna herida de infecciones.
  • Tijeras: Se recomienda que sean tijeras de punta redonda, debido a que son útiles para contar las gasas y las vendas.
  • Pinzas: En este caso, las pinzas son para quitar garrapatas, o algún objeto como un trozo de vidrio, otros. 
  • Guantes: Con el fin de proteger al perro y atenderlo de una forma aséptica.
  • Jabón neutro para lavar las heridas.
  • Toallitas de limpieza sin alcohol.
  • Pomadas o cremas cicatrizantes.
  • Algún producto para los oídos del perro.

Con el botiquín de primeros auxilios, se puede actuar rápido y a tiempo ante la emergencia o eventualidad que se presente con el perro.

Algunas posibles emergencias, son:

  • Mordeduras de otros perros o algún insecto.
  • Envenenamiento.
  • Caídas o lesiones.
  • Quemaduras.
  • Accidente con un vehículo.

Medicamentos peligrosos para perros

A pesar de que en las farmacias pueden encontrarse productos aptos para perros, hay muchos medicamentos que no lo son y que pueden ocasionar envenenamiento, e incluso consecuencias fatales. 

Muchos adoptantes por desconocimiento, les dan a sus perros medicamentos del botiquín de humanos, sin saber lo peligrosos que pueden llegar a ser.

También pudiera ocurrir que el perro los ingiera accidentalmente. Ante cualquiera de los dos casos, las consecuencias pueden ser muy graves.

Algunos medicamentos peligrosos para los perros, son:

  • Ibuprofeno o naproxeno: tan solo la ingesta de uno o dos comprimidos ya puede ser peligroso para ellos. Estos pueden provocar úlceras estomacales e intestinales e, incluso, insuficiencia renal.
  • Paracetamol: puede provocar insuficiencia hepática si el perro lo consume en dosis pequeña, pero si es mucha cantidad, puede hacerle daño en los glóbulos rojos. 
  • Aspirina: esta puede causar trastornos estomacales. 
  • Benzodiacepinas: algunos medicamentos tranquilizantes contienen benzodiacepinas. Si el perro lo ingiera, puede causarle daño en su riñón y sistema digestivo. Pero no solo es eso, debido a que tienen en ellos el efecto contrario. En vez de tranquilizarlos, podría aumentar su nerviosismo, provocarles taquicardia y otras afecciones consideradas peligrosas. 

Como ves, no siempre tienes que estar pendiente de que tu centro veterinario esté abierto para adquirir estos productos para perros que puedes encontrar en farmacias para humanos.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más