Subproductos animales en piensos: ¿por qué evitarlos?

por admin
74 visualizaciones

Elegir una alimentación correcta para tu perro es una tarea muy difícil para la gran mayoría de adoptantes.

Nos bombardean con publicidad por diferentes medios de comunicación y muchos desconocen los beneficios o efectos dañinos que puede llegar a tener la comida canina.

La responsabilidad de los adoptantes es aprender cómo se valora la calidad en los piensos que le ofrecen a su perro.

Es importante que estos favorezcan la salud de la mascota y estar veterinariamente comprobados, de no ser así, es recomendable que se suspenda su uso inmediatamente.

Nota: Que un perro muestre señales de tener buena salud, no siempre es señal de que está bien, puesto a que muchas dolencias no manifiestan síntomas tan visibles.

En muchos casos suelen presentarse problemas dentro de su organismo, tales como la diabetes, malas digestiones y/o evacuaciones blandas; síntomas que muchas veces pasan desapercibidos. 

¿Qué son los subproductos animales?

Los subproductos animales son los desechos que las compañías alimentarias utilizan para los alimentos de los animales.

Estos productos son los causantes de un gran porcentaje de las alergias que llegan a presentarse en los perros. Más de un 95%. 

Es importante resaltar que, muchas alergias, normalmente no se encuentran asociadas a los cereales o el pollo que se incluye en los alimentos, sino a los subproductos que se encuentran dentro de su composición.

Tipos de subproductos animales 

Los subproductos animales pueden clasificarse en tres (3) tipos:

  • Subproductos de origen animal:

Es el tipo de subproducto más común de encontrar en los alimentos especializados para perros.

Este subproducto de origen animal, está elaborado en base a harinas cárnicas, por ello son lo más conocidos.

Los subproductos de origen cárnico son los más comunes y utilizados en los piensos para las mascotas.

Este tipo de subproducto puede aportar en gran cantidad las proteínas y grasas que son comúnmente utilizadas en la fabricación de alimentos para mascotas.

Estos sirven para poder alcanzar los valores nutricionales necesarios, pero de una manera más económica. 

El problema surge cuando este tipo de subproducto comienza a causar problemas digestivos en el perro.

La digestibilidad de este tipo de productos es realmente baja, debido a que las grasas y proteínas que contiene son muy difíciles de asimilar. 

Por lo tanto, es necesaria una mejor alimentación para lograr alcanzar el valor nutricional correcto para el crecimiento del perro o de cualquier mascota.

Es común que este tipo de harinas cárnicas, cuando se adquiere un pienso para perros, especifique en su etiqueta que contiene alimentos, como:

  • Harina de carne.
  • Harina de hueso.
  • Proteína animal deshidratada.
  • Carnes y subproductos.

Cuando se realiza el proceso de fabricación para este tipo de harinas, se comienza con la recolección de los huesos que son desechados en carnicerías y mataderos.

Estos huesos, naturalmente tienen pequeños trozos de carne pegados, además de los tendones. 

Es por ello que, en las fichas técnicas de las harinas, se especifica que el producto contiene entre un 70/30 de ingredientes.

En consecuencia, quiere decir que tienen alrededor de un 100% de harina cárnica.

Ese porcentaje se divide en 70% que pertenece a huesos y el otro 30% a restos de carnes.

  • Proteínas para aves deshidratada:

Este segundo subproducto también puede encontrarse frecuentemente en los piensos para perros, sin embargo, este subproducto tiene cualidades especiales, debido a que proporciona altos niveles de proteína.

Además, es un ingrediente sumamente económico cuando se compara con carnes deshidratadas sin subproductos; esta es la razón del porque son tan utilizadas.

Este tipo de subproducto se caracteriza por ser de un color oscuro, que le da color a las croquetas para perros.

Una vez que se preparan, estas obtienen un color marrón oscuro que se asemeja a la carne.

  • Proteína patrón (huevo):

El tercer subproducto hace mención al huevo.

Este incluye una gran cantidad en grasas y proteínas, además de muchos otros nutrientes que son esenciales para el organismo de los perros.

 La diferencia radica en que este alimento es utilizado en su presentación deshidratada, no con el huevo entero, sino basado en la harina obtenida al triturar las cáscaras.

Es decir, la cáscara la convierten en harina. 

Es importante añadir que, aunque la proteína patrón puede aportar grandes proteínas y nutrientes, es un producto de menor calidad.

subproductos animales
Aléjate de los piensos y snacks de colorines… Son los de peor calidad

Los subproductos animales y la salud del perro

Es importante que se tenga en consideración todos los procesos por el cual estos subproductos antes mencionados deben pasar.

Existen adoptantes que se fijan más en el aspecto carnoso que tienen las croquetas y los piensos, que en la letra pequeña de la etiqueta, es decir, en lo que contiene.

Los ingredientes que se utilizan dentro de los piensos de mala calidad, pueden ocasionar problemas de evacuaciones severas en el perro.

Es recomendable que el adoptante le suministre al perro un pienso que sea de calidad, donde el arroz integral y otros productos para consumo animal estén presentes. 

Es importante que se le dé al perro un pienso que incluya en su elaboración, extracto de achicoria, un prebiótico natural que ayuda a que el perro tenga una evacuación más suave, entre otros importantes beneficios.

Evitar que un perro consuma piensos de mala calidad con subproductos animales es difícil actualmente.

Para los adoptantes, el tener a su mascota sana es lo más importante para ellos, pero el problema radica en que los piensos de buena calidad son altamente costosos.

Muchas veces los adoptantes no pueden incluirlos en su presupuesto mensual.

Por otra parte, evitar usar piensos donde exista presencia de subproductos es vital por la baja calidad que estos contienen.

Para los creadores de piensos de baja calidad, es más factible utilizar la harina del pico de un animal, que la carne. 

El principal problema de los subproductos animales es que no aportan un valor nutricional ni biológico.

Contienen proteínas, pero estas son de baja calidad y no aportan lo necesario.

Para el organismo del perro esto puede ser perjudicial ya que no podrá ni aprovechar o asimilar correctamente las proteínas que son digestibles.

Nota: Para tener una idea menos compleja de los subproductos, si se toma por ejemplo un pico de pollo, este tendrá muchas proteínas para ofrecer al perro, el problema es que su organismo no podrá aprovecharlas correctamente.

Es por esto, que se conoce por ser un alimento sin valor nutricional.

Algunos fabricantes de piensos utilizan aditivos químicos, como lo son los conservantes y saborizantes, esto es con el fin de poder garantizar la conservación del pienso.

También usan dichos químicos para normalizar correctamente las características y apariencia del alimento.

Estos aditivos no aportan ningún valor nutricional y la mayoría representan graves problemas de salud en los perros.

subproductos animales

¿Qué problemas se presentan en los perros que consumen subproductos animales? 

Cuando un perro consume proteínas que son de baja calidad, estas pueden representar problemas severos en su organismo.

De igual manera, se pueden generar algunos problemas estéticos por la carencia de proteínas de calidad.

  • Problemas en la piel y pelaje del perro:

Uno de los inconvenientes más frecuentes que se presenta en los perros cuando su alimentación no es correcta, es el pelaje quebradizo.

El pelo del perro es el principal indicador externo cuando algo no está marchando correctamente.

Si el perro tiene su pelaje quebradizo o de un color diferente, así como apagado posiblemente se deba a la ingesta de la dieta baja en proteínas y de mala calidad, es decir, que el alimento puede contener subproductos.

  • Problemas en la digestión del perro: 

Los subproductos pueden ocasionar severos problemas al momento de digerir los alimentos. 

Si se le proporcionan piensos de bajos valores nutricionales, las heces del animal podrían ser duras y con rastros de sangre.

Esto puede ocasionar problemas de hernias o úlceras con el paso del tiempo.

Los piensos de calidad aportan valores nutricionales que el organismo del perro puede absorber fácilmente.

Con un buen pienso de calidad, el perro podrá realizar evacuaciones sin dolor y compactas. 

Nota: Por otro lado, el organismo de los perros se encuentra diseñado para ingerir alimentos que contengan alrededor de un 70% en humedad, esto se incluye en los alimentos frescos.

En muchos casos la comida seca y los piensos solo tienen un 8% de humedad, es por ello que los perros alimentados con este tipo de comida, tienen más necesidad de ingerir agua.

¿Cómo saber si un pienso contiene subproductos?

La mejor forma para poder determinar si un pienso contiene subproductos, es leyendo las etiquetas.

Estas etiquetas aportan la lista de ingredientes que contiene el alimento.

No solo basta con leer la etiqueta que indica el sabor del pienso, sino saber qué contiene.

subproductos animales
En este ejemplo podemos ver la muy mala calidad del pienso

Es fundamental analizar estos puntos dentro de la tabla nutricional que ofrece la bolsa del pienso.

Como mencionamos anteriormente, muchas veces los adoptantes se centran en los sabores que contiene y no realmente el proceso de elaboración.

Importante: Siempre pueden existir listas engañosas que ofrecen que el alimento no contiene subproductos, pero en muchos casos esto es falso.

Por tal motivo, conviene que se busquen marcas confiables que declaran abiertamente que no utilizan subproductos en sus piensos. 

Evitar subproductos, para una buena nutrición

Los perros deben ser cuidados de la misma forma que los humanos.

Evitar que consuman alimentos que contengan altos niveles de colesterol, grasa de palma y grasas saturadas, es importante para que la salud del perro esté muy bien.

Por tal razón, evitar el consumo de los subproductos en los piensos de los perros es de suma importancia.

En la actualidad realizan subproductos con gran variedad de tipos de desechos. 

Existen subproductos que se realizan con desperdicios, como:

  • Huesos molidos.
  • Cabezas de aves.
  • Grasa.
  • Vísceras.

Algunos de los desperdicios antes nombrados, pueden proporcionar proteínas y alto valor, pero al ser utilizados los tuétanos y huesos en grandes cantidades, estos no pueden compensar lo indispensable que se necesita en una dieta balanceada que todo perro debería tener.

También existe una gran cantidad de proteína como lo es el B2, estas pueden causar una contaminación microbiana con altas posibilidades de dañar al organismo del perro. 

Nota: Es importante tener en consideración que, los subproductos que están elaborados con base de harinas de origen animal, son delicados a la hora de manipular en una fábrica.

Por esa razón, lo más sano y correcto, es evitar las harinas de subproductos.

Es importante resguardar la salud del perro y su rendimiento físico.

Si el adoptante utiliza piensos que contienen este tipo de subproductos, debe eliminarlos de la dieta de su perro para poder observar una mejor vitalidad, energía y aspecto en su mascota.

Además, esto puede alargar la vida de su mejor amigo.

Beneficios de usar piensos de calidad 

Los piensos de muy buena calidad tienen la singularidad de que se encuentran elaborados con ingredientes 100% naturales y de primera calidad.

Esto es sumamente importante, ya que proporcionan al perro los componentes que son esenciales para mantener una correcta salud. 

Los piensos de calidad ayudan en varios aspectos:

  • Aportan el valor nutricional necesario para el perro.
  • Ayudan a tener un pelaje sedoso. Esto gracias a los ácidos grasos y el omega 3-6.
  • Refuerzan el sistema inmunitario y ayudan a prevenir enfermedades de las mascotas.
  • Desarrollan y fortalecen el sistema nervioso.
  • Aportan proteína para fortalecer músculos, huesos y articulaciones.

Nota: Es necesario que se controle la ingesta de proteínas y carbohidratos en los piensos. Por lo tanto, es necesario elegir un pienso de calidad y que no se esté sobrecargado.

Los piensos de calidad deben contener:

  • Proteínas en alta cantidad.
  • Grasas.
  • Carbohidratos.
  • Vitaminas y minerales. 

Si un pienso incluye todo esto, se considera de verdadera calidad y perfecto para la mascota.

Breve conclusión

Los subproductos forman parte de la producción alimentaria, pero no son aptos para el consumo de las mascotas, ya que pueden producir graves problemas.

Para reducir los riesgos, es necesario que se clasifiquen correctamente los subproductos y cómo son aplicados en los piensos para perros.

Además, es necesario aplicar las medidas de control, como la correcta limpieza y la desinfección de las superficies utilizadas para procesar el producto.

La importancia de una correcta alimentación en los perros repercute en su crecimiento y nutrición, esto es fundamental para su correcto desarrollo y que mantengan un óptimo estado de salud.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más