Mi perro huele mal aunque lo bañe: ¿por qué puede ser?

por admin

Durante toda nuestra vida, hemos asociado el buen olor a perfumes, jabones o suavizantes.

Esto tiene mucho que ver con las campañas publicitarias que vemos a diario y al aprendizaje que hemos asociado al buen olor. 

Esto ha provocado que nos alejemos cada vez más de nuestro yo más primitivo, haciendo complicado de entender que nuestros animales no tienen que oler tan bien como podemos oler los humanos, que seguramente usamos productos como perfumes y desodorantes. 

En el ADN de nuestros perros está el hecho de revolcarse con barro y en heces ajenas

Para nuestros perros, el olor corporal es una forma de comunicarse, ya que lo hacen a través de secreciones corporales.

Gran parte de estas glándulas secretoras de estas sustancias las tienen entorno a los oídos, el ano y las almohadillas

Así, el olfato es el sentido más importante, primario y que más caracteriza a un perro.

El sentido olfativo del perro se encuentra infinitamente más desarrollado que el de un humano, teniendo en concreto 220 millones de receptores olfativos en la nariz. 

Por ello, no es de extrañar que nuestro perro quiera estar olfateando constantemente todo, pues siempre están descubriendo sensaciones nuevas al tener este sentido tan desarrollado.

Ahora bien, es importante que diferenciemos el olor natural de nuestro perro de una posible afectación que podamos estar pasando por alto.

Posibles afecciones reflejadas en el mal olor: por qué mi perro huele mal aunque lo bañe

Una causa muy común del mal olor derivado de una enfermedad es el caso de la dermatitis atópica.

Ésta se produce cuando las bacterias y hongos característicos de esta enfermedad habitan en la piel de nuestro peludo, creando irritación, heridas muy molestas y eczemas.

En el caso de perros con arrugas prominentes, como pueden ser los Shar Pei, el olor es más evidente, ya que este problema habita dentro de estas grandes arrugas, pasando muchas veces desapercibidas. 

Posiblemente la afección que está más relacionada con el mal olor es la halitosis.

Esta puede estar causada por la acumulación de sarro en los dientes, por infección en las encías y en un gran porcentaje también tiene relación con la dieta.

Es un problema grave puesto que una mala higiene dental puede desembocar en la enfermedad periodontal canina.  

¿Cómo podemos evitar esto?

Una alimentación equilibrada, con productos frescos y de calidad, una buena aportación de Omega 3 y Omega 6 en su dieta y una higiene controlada con productos que respetan su PH, favorecerá que disminuya su olor corporal. 

mi perro huele mal aunque lo bañe

Cuando optamos por una dieta natural y aportamos alimentos sin procesar, ayudamos a que su sistema inmune esté fuerte y sano para combatir procesos infecciosos.

A su vez, la higiene bucal se mantiene favorecida, puesto que no estamos aportando químicos, saborizantes ni procesados a su alimentación, y, en conclusión, reducimos el sarro y el mal olor.

¿Qué productos ricos en ácidos grasos podemos ofrecer? 

Pelo más suave, sano y bonito

Los perros tienen una capa gruesa de grasa subcutánea para mantener el aislamiento del calor y el frío.

Esta capa tiene un gran número de glándulas sebáceas productoras de una cera natural llamada sebo.

Esta cera puede desprender un olor que a algunas personas les resulta desagradable, aunque es necesario para mantener el brillo del pelaje.

La solución no pasa por bañar a tu perro con más frecuencia.

Cada vez que repetimos este acto, dañamos la capa de sebo que protege la piel y el pelo y en contrapartida, se produce el efecto adverso: se produce más sebo para reparar la erosión causada y, por tanto, más olor.

De hecho, lo recomendable es bañar a nuestros perros como máximo una vez al mes.

Cuando optamos por una dieta natural para perros, no solo ayudamos a que su salud esté en una condición óptima, sino que además ayudamos a que la capa de su piel se mantenga sana y evite posibles problemas cutáneos como los mencionados en este post.

En conclusión, lo ideal es que:

  • Cepillemos a nuestro perro cada día e intentemos bañar a tu perro lo menos posible y con productos específicos que respetan su PH. 
  • Elijamos una dieta adecuada para nuestro peludo. Podemos añadir alimentos ricos en Omega 3 y Omega 6, que son ácidos grasos esenciales que potencian la salud de su pelo y piel.
  • Mantengamos una higiene bucal correcta, hecho que puede ser clave para evitar muchas enfermedades. 
  • Revisemos y limpiemos periódicamente sus oídos para evitar que puedan sufrir otitis.
  • Hablemos con nuestro veterinario/a de confianza si observamos cualquier problema que desconozcamos. 

Comida casera para perros, una opción cada vez más en auge

Dogfy Diet apuesta por ofrecer una dieta cocinada para perros a bajas temperaturas.

Sus ingredientes son 100% naturales, frescos y aptos para el consumo humano.

Las recetas se encuentran perfectamente equilibradas y balanceadas para que al perro no le falte de nada.

Además, un equipo de expertos nutricionistas te podrán asesorar en lo que necesites saber en cuanto a la alimentación de tu peludo. 

Además, con el cupón UMA20 tendrás un 20% de descuento en Dogfy Diet

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.