Otitis en perros: cómo actuar

por admin

La otitis en perros es una afección muy común en las consultas veterinarias, afección que si se agrava y no se atiende, puede incluso llevar a la muerte del animal.

Y es que uno de los puntos más propensos de infección en los perros son sus orejas.

Por lo que, es común que puedan ser un candidato ideal para sufrir de otitis, y más aún, cuando son razas predispuestas, o cuando la higiene que se le proporciona no es la adecuada. 

Otitis en perros y su clasificación

Aunque también suele ser llamada como una infección, es la inflamación que se produce en el canal auditivo.

Es posible que se produzca con o sin la presencia de una infección, aunque puede ser originada posteriormente a la inflamación.

En muchos casos, esta dolencia puede ocasionar diferentes molestias en el perro, las cuales van desde dolores, molestias, entre otras. 

Está clasificada en tres tipos:

  • Externa: Es más frecuente y se caracteriza por la afectación del pabellón auricular, sobre todo, del conducto auditivo de la zona externa.
  • Media: Cuando la infección comienza a avanzar a través del canal auditivo, se genera una penetración en el tímpano.
  • Interna: Como su nombre lo indica es aquella que se manifiesta en toda la estructura interna del oído y puede generarse debido a un mal tratamiento contra la media. 

Nota: Es indispensable que cuando se determine el primer tipo, se haga un chequeo en ambos oídos con el médico veterinario debido a que puede ocurrir que solamente se manifieste en uno de ellos. 

Causas principales de la otitis en perros

La gran mayoría de los oídos de los perros se encuentra en forma vertical, siendo diferente al de los seres humanos que se encuentran de forma horizontal.

Es una de las características que facilita que haya una acumulación de deshechos y humedad, las cuales comienzan a quedarse retenidos, por lo que la enfermedad inicia a prosperar rápidamente. 

Los perros pueden tener diferentes causas y factores que se deben analizar en cuanto aparece.

Es importante que el veterinario que se encuentre a cargo de la situación sea el responsable de hacerlo.

Solo el profesional está capacitado para atacar el problema como debe ser y así acabar con la enfermedad.  

Las causas primarias son aquellas que por sí solas son capaces de provocar la aparición de la enfermedad, siendo las más comunes las siguientes: 

  • Se ha introducido un cuerpo extraño en el oído del perro.
  • Alergias alimentarias, atópicas, entre otras.
  • Hongos, hipotiroidismo y tumores.
  • Hipersensibilidad. 

Por otro lado, las causas perpetuantes son aquellas que no permiten que esta enfermedad se cure en su totalidad, además de que llegan a agravar el estado de la misma.

otitis en perros
Ejemplo de otitis en perros

En la mayoría de los casos, estas causas se deben a la presencia de hongos y bacterias que se alojan dentro del canal auditivo y logran aprovechar la debilidad del mismo, por lo que comienzan a colonizar en su interior con total facilidad.

También están los factores predisponentes, que son todos aquellos que permiten que la enfermedad se desarrolle sin ningún tipo de problema. 

Alguno de ellos, son:

  • Conducto auditivo muy estrecho.
  • El perro tiene fiebre.
  • Se producen enfermedades que alteran la salud del perro.
  • El canal auditivo se encuentre sumamente húmedo.

Principales síntomas de la otitis canina

Los síntomas más comunes que se pueden presentar, son:

  • Dolor en la zona de las orejas.
  • Enrojecimiento.
  • Aparición de costras.
  • Secreciones abundantes acuosas y con un fuerte olor.
  • El perro comienza a ladear la cabeza frecuentemente.
  • Tiene pus dentro de su canal auditivo.
  • Malestar general.
  • Presenta fiebre. 

En algunos casos de media o interna es posible que los síntomas que se han descritos más arriba se manifiesten en mayor magnitud, además de añadir algunos otros, como lo es la afectación del sistema vestibular del perro (encargado del equilibrio), además de alterar el sistema nervioso. 

Tratamiento de la otitis en perros

La otitis en perros primaria cuenta con una serie de variaciones que deben ser identificadas para que se corrijan con éxito.

  • Oído de nadador:

Para los perros que practican deportes acuáticos, sería necesario que se realice una maceración del conducto auditivo a través de la instalación profiláctica con un agente secante.

Se hace posteriormente a que el perro se moje.

Esto puede ser utilizado de dos a tres veces por semana, dependiendo de qué tan húmedo se encuentre el clima. 

  • Alérgica:

Para este tipo de otitis, el tratamiento tiene una mayor duración en el caso de tener que controlar todas las alergias subyacentes.

La mayoría de veces, el tratamiento a la secundaria suele realizarse con la limpieza del oído del perro de 3 a 7 días aproximadamente. 

En algunos casos donde no es posible controlar este tipo de alergias, es necesario que se identifiquen y sean controladas por completo.

  • Leve o aguda:

Los adoptantes deberán de proporcionar una limpieza cada dos a siete días con ayuda de un agente ceruminolitico para evitar que los desechos o el cerumen comiencen a acumularse.

También es necesario que el adoptante haga la limpieza de oídos con frecuencia, pero sin emplear el uso de hisopos o algodón para prevenir una nueva recaída. 

  • De grave a crónica:

Es necesario que se realice una limpieza profunda por parte de un veterinario con la finalidad de eliminar todos los residuos que se acumulan dentro del canal auditivo del perro.

En algunos casos es necesario que se suministre un sedante para evitar dolor o molestias en su mascota.

Además, es un tratamiento que debe repetirse, de ser necesario, cada 2 a 3 días.

Razas predispuestas a sufrir de otitis

Los perros que tienen mayores posibilidades de sufrir otitis son aquellos que tienen las orejas caídas, como Uma.

otitis en perros

Aunque también es posible que existan otras razas propensas a tener la enfermedad como los perros que tienen una mayor acumulación de pelo en los alrededores de sus orejas.

Incluso existen casos donde puede producirse debido a una alergia. 

Sin importar cómo se produzca, hay razas que tienen la posibilidad de sufrir la enfermedad, bien sea por genética o por una simple infección que ha evolucionado y ha pasado a ser otitis.

Por ello, es importante que los adoptantes conozcan cuáles son las razas de perros que tienen mayores posibilidades de sufrir otitis para que siempre esté más atento al cuidado de sus oídos.

  • Cocker spaniel.
  • Beagle.
  • Basset hound.
  • Perro de agua español.
  • Labrador retriever
  • Yorkshire terrier

¿Cómo prevenir la otitis en perros?

Dado que se trata de una afección que se repite con cierta frecuencia en algunos perros es importante que los adoptantes conozcan cómo se puede prevenir su aparición:

  • Revisión continua:

Revisa los oídos de tu perro regularmente y comprueba si desprende mal olor o si está hinchado o tiene alguna herida o síntoma extraño. Si es así, debe ir rápidamente a su veterinario.

  • Limpieza constante:

Si tu perro tiene tendencia a sufrir la enfermedad en su oído es aconsejable que se limpien regularmente con aquellos productos que le haya indicado su médico veterinario.

No utilices algodón absorbente, bastoncillos u otros objetos que dejen residuos en el conducto auditivo.

Lo mejor es utilizar gasas estériles y suero fisiológico u otros productos que se encuentran en las tiendas destinadas a productos de mascotas.

  • Elimina el pelo cerca de sus oídos:

Es importante remover el pelo que impide el acceso al oído para que haya una buena ventilación y se reduzca la humedad y la temperatura dentro.

Ten en cuenta que hay perros que tienen más pelo dentro del conducto auditivo, como es el caso de los caniches, por lo que habrá que prestar atención a esto con más frecuencia.

  • Ten precaución durante los baños:

Asegúrate de que las orejas del perro no se mojen durante el baño.

Lo más adecuado es limpiar sus oídos con productos específicos para esta higiene.      

  • Inspecciona cualquier objeto extraño dentro de sus orejas:

En caso de que te encuentres cualquier elemento extraño en el conducto auditivo de tu mascota, lo mejor es que acudas al veterinario para que los retire.

Considera que el perro puede necesitar anestesia para extraer estos objetos para evitar que tenga cualquier tipo de molestia y dolor.

Remedios caseros para tratar la otitis canina

Estos son algunos remedios calmantes que puedes utilizar para proporcionar alivio, picor y las molestias.

Luego hay otros pasos a seguir si quieres controlar las infecciones de oído de tu perro a largo plazo.

Té verde

Se deben hervir 8 onzas de agua y añadir dos bolsas de té verde.

Dejar que el té se disuelva durante unos minutos y enfriarlo un poco hasta que esté tibio.

Se necesita una esponja o jeringa para agregar la solución en el oído.

Tintura de caléndula

La caléndula puede ayudar a aliviar el dolor y reducir la inflamación.

También tiene propiedades antimicrobianas que ayudan a prevenir la infección.

Para utilizar la caléndula, es necesario adquirir una tintura de caléndula a base de hierbas y añadir de 5 a 10 gotas de a una taza de agua.

Es importante que el agua esté filtrada y tibia. A continuación, se requiere un cuentagotas o una esponja para poner un poco en los oídos.

Extracto de semilla de pomelo

El extracto de semilla de pomelo (GSE) es un potente antioxidante natural.

También es antibacteriano, antiviral y antimicótico.

Para usarlo de forma tópica para la limpieza de los oídos, se mezclan 10 gotas de GSE con ½ onza de jugo de aloe vera puro. 

Aceite de orégano

Es un antibiótico natural, muy recomendado para las infecciones que se originan en los oídos de los perros.

Se debe añadir una gota a ½ onza de jugo de aloe vera puro y tibio, para luego limpiar las partes visibles del oído con una bola de algodón con la mezcla.

Vinagre de sidra de manzana

Este tiene la capacidad de reducir el picor y las molestias de una infección de oído.

Mezclar 1 parte de vinagre y 1 parte de agua filtrada.

Luego se procede a limpiar las partes visibles del oído con un algodón empapado en la mezcla.

Asegúrate de que el líquido entra en el canal auditivo mientras mantienes sujeta la oreja de tu perro.

Después se debe masajear con suavidad por debajo de la oreja.

Gotas de gordolobo

Una mezcla de gordolobo funciona para la mayoría de las infecciones del oído.

Puedes hacer tu propia infusión o comprar una en las tiendas de alimentos saludables. 

Para hacer tus propias gotas, debes llenar un frasco de vidrio con hojas y flores de gordolobo y cubrir con aceite de oliva.

Para aumentar la eficacia antibiótica, se le puede añadir un diente o dos de ajo.

Deja reposar la mezcla durante 2 o 3 semanas. Después se aplica varias gotas del aceite por varios días.

¿Una infección de oído de un perro puede desaparecer por sí sola?

La otitis en perros externa puede progresar a la media y, en algunos casos, pasar a convertirse en interna.

Por lo tanto, es importante tratar las infecciones del oído con prontitud antes de que se compliquen.

En casos graves, tu perro podría desarrollar parálisis facial, sordera o síntomas de enfermedad vestibular. 

Si la infección llegara al cerebro podría incluso provocarle la muerte.

Los adoptantes deben ser pacientes con el proceso de curación cuando se trate de problemas de oído crónicos en su mascota.

Como el perro libera toxinas a través de sus oídos, recuerda que esto es una parte importante de la curación.

Los oídos son una de las formas en que el propio poder curativo de tu perro se deshace de las toxinas. 

Es importante que, en caso de no observar ninguna mejoría con los puntos expuestos anteriormente, se debe recurrir con prontitud con el especialista cualificado.

Un veterinario será el encargado de determinar el tipo de afección que se encuentra sufriendo el perro, además de proporcionar un tratamiento efectivo. 

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más