Viajar con perro: Bilbao y alrededores

viajar con perro a Bilbao

¡Qué sorpresa ha sido descubrir Bilbao! Qué ciudad más Pet-Friendly… Nos quedamos muy sorprendidos por el trato y la convivencia de los perros en una ciudad tan maravillosa como Bilbao (y digo convivencia porque me llamó la atención la cantidad de perros paseando con sus dueños sin correa).

Encontrar alojamiento en Bilbao ha sido más difícil que en otros lados. Nosotros no buscábamos un hotel, si no un apartamento y que además, aceptaran perros y, aunque había donde elegir, los precios eran sumamente elevados. 

Afortunadamente, encontramos un apartamentito la mar de apañado a muy buen precio, con terraza y hasta jardín, ¡en Bilbao ciudad! Estuvimos de lujo porque no estaba en medio de la ciudad sino muy cerca de la entrada desde la autopista y pegado al casco viejo, y nosotros que no parábamos en coche nos fue de lujo. Y qué decir de su propietario que hasta nos consiguió plaza de garaje para poder tener el coche. Así que si vais a viajar con perro a Bilbao, ¡os recomiendo el apartamento de Maikel!

En Bilbao estuvimos tres días estupendos, y digo estupendos porque no nos llovió ni un día, y este fue nuestro itinerario:

Paseo por la ría de Bilbao con perro

El primer día amanecimos bien temprano para conocer Bilbao desde uno de sus paseos más emblemáticos: el de la ría del Nervión

viajar con perro a Bilbao
Ría del Nervión abrazada por edificios a cuál más bonito

El paseo nos encantó y duro prácticamente 4 horas entre ir y volver al alojamiento. 

Empezamos el paseo desde el mercado de la Ribera por la parte derecha de la ría y encontramos edificios tan espectaculares como el de la estación de Ferrocarril.

viajar con perro a Bilbao
Embelesadas nos hayábamos

Os aseguro que el paseo por la ría es una delicia… Te embelesa ver los edificios, los parques por los que pasas, su gente, la cantidad de perros… 

Y, poco a poco, vas llegando al Puente Zubizuri (obra de Calatrava), que hay que cruzar para ir al Museo Guggenheim donde hay un ambientazo espectacular.

viajar con perro a Bilbao
Puente Zubizuri

Allí disfrutamos de esculturas como “Mama”, la araña gigante, “Puppy”, el perro de flores, el edificio espectacular de Guggenheim, disfrutamos como locos de los diferentes espectáculos callejeros que se daban alrededor… y aprovechamos para descansar y comer algunos pintxos junto al Guggenheim.

viajar con perro a Bilbao
Exterior del Museo Guggenheim

Continuamos nuestro paseo para disfrutar de los edificios señoriales del campus de la Universidad de Deusto, la torre de Iberdrola con unos jardines en los que Uma se volvió loca, continuamos hasta darnos de bruces con el edificio del Palacio Euskalduna, inspirado en el casco de un buque de acero, hasta llegar a lo que antiguamente eran los astilleros, cuya protagonista absoluta es la grúa Carola.

De vuelta, variamos nuestra ruta para ir al Parque de Doña Casilda, un parque de más de 10.000 metros cuadrados de zonas verdes, estanques, fuentes… ¡Una delicia! Yo vi que había mucho perro suelto, así que solté a Uma para que disfrutara, y se lo pasó en grande. No paraba de correr, ¡con el kilometraje que llevábamos ya hecho!

viajar con perro a Bilbao
El parque Doña Casilda es una delicia para cualquier perro

De camino al apartamento, nos adentramos a callejear por el casco viejo, conocido también como “Las Siete Calles” y estaba repleto de gente.

Fuimos al apartamento a ducharnos y cambiarnos para hacer una escapada a Cantabria, concretamente a Castro Urdiales, situado a unos 20 minutos de Bilbao en coche, pero la excursión a Castro Urdiales ya os lo contaré en otro post, porque vale la pena mucho explicarlo con detalle.

Esa noche, caímos todos redondos en la cama.

Excursión con perro por la costa vasca

Al día siguiente, nos despertamos con tranquilidad después del tute de andar que nos pegamos el día anterior, y decidimos coger el coche para descubrir la costa vasca.

Empezamos nuestro recorrido por Getxo, donde aprovechamos para callejear por sus calles y visitar a nuestras amigas de Dog Vivant de las que somos embajadoras.

Dogvivant

Getxo es un municipio de Bilbao. Nos sorprendió lo limpio que estaba todo, los edificios tan pintorescos, el puerto deportivo, el paseo con el puente de Bizcaia al fondo que lo une con Portugalete para salvar la desembocadura del río Nervión…

Tras Getxo, continuamos nuestra ruta por la costa hasta llegar a Plentzia y Gorliz. ¡Cómo nos gustó! Todo tan verde, las casitas tan sencillas y con tanto color, unas playas tan diferentes a las del mediterráneo… No dudamos en hacer un alto en el camino para pasear por el paseo de Plentzia, llevar a Uma a una playa para perros durante un rato para que se bañara y jugara correteando por la arena, y cómo no, para comer pintxos: croquetas de calamares, tortilla, rabas…

viajar con perro

Tras comer, nos dirigimos a San Juan de Gaztelugatxe, ya sabéis, famoso por ser Rocadragón en “Juego de Tronos” pero hacía tanto calor, había tanta gente y se necesitaban como dos horas para bajar y subir, que decidimos volver al día siguiente cruzando los dedos para que saliera el día nublado, eso sí, aprovechamos para hacer unas fotazas.

viajar con perro a Bilbao

Tras esta fugaz visita, nos dirigimos a Bermeo y de Bermeo a Mundaka… Nos quedamos alucinados con Mundaka. ¡Qué preciosidad de playa y de arenal! ¡Espectacular! No habíamos visto nunca nada igual.

viajar con perro
Las fotos no hacen justicia a la belleza real de la playa y el arenal de Mundaka

Nos gustó tanto que decidimos pasear por su costa, puerto, casco antiguo… Hasta Uma pudo corretear por una de las playitas y darse un chapuzón ¡e incluso nos quedamos a cenar! Nos sentamos en la terraza del restaurante Txopos donde lo hicimos mirando al mar y nos comimos una exquisita hamburguesa con patatas.

Eso sí, aparcar en Mundaka fue misión imposible… Cuando ya casi nos dimos por vencidos después de tantas vueltas, un coche nos dejó libre un parking. ¡Y es que descubrimos que Mundaka es destino obligado para surferos, ya que tiene una de las mejores olas del mundo!.

excursión con perro a Mundaka
En el puerto de Mundaka encontramos rincones tan chulos como este

Y qué decir de lo maravillados que quedamos con los edificios… ¡de película!

Paseando por el casco viejo encontrabas edificios coloridos como éste

Queríamos ir a Lequeitio pero anochecía y ya no llegábamos a tiempo, así que tuvimos que volver a Bilbao.

Al día siguiente, afortunadamente, salió nublado, así que pudimos ir a San Juan de Gaztelugatxe, pero como es una excursión muy interesante, la contaremos en un post aparte.

Tras la visita a San Juan de Gaztelugatxe, que nos llevó unas cuatro horas, volvimos a Bilbao para descansar un poco y ducharnos y quedar con @judasthewestie, un perriamigo de Instagram que teníamos muchas ganas de conocer. 

Para ello, quedamos en el parque Larreagaburu, un parque enorme y muy verde para que Uma y Judas se conocieran, y fue un rato maravilloso el que pasamos. ¡Nos reímos mucho!

Judas resultó ser un perro muy parlanchín.
Se trajo su pelota y Uma no la soltó en ningún momento.

Tras una horita en el parque fuimos a dar un paseo por el Casco Viejo de Bilbao y encontrar un sitio donde cenar.

Nosotros no lo sabíamos pero resulta que en Bilbao las terrazas de los bares y restaurantes recogen a las 22 horas por ley, y ya pensábamos que no íbamos a poder cenar en ningún sitio por ir con Uma, y cuál fue la sorpresa que en el primer restaurante donde pedimos al menos sentarnos en la barra, nos dijeron “que qué barra ni qué barra si podíamos sentarnos en una mesa con la perra“. De verdad, qué maravilla…

Por si queréis ir, os lo súper recomendamos, y no solo por permitir el acceso a perros, si no porque la comida está exquisita. Pedimos unos bocatas muy originales y aquello se deshacía en la boca. Se trata del Restaurante Aitxiar, como digo, en pleno casco viejo de Bilbao.

Cenando en el interior del restaurante y pintxos Aitxiar

¡Y estos fueron nuestros tres días en Bilbao! Nos quedaron tantas cosas por ver, que ya tenemos muy claro que volveremos en un futuro.

Dejamos Bilbao para poner rumbo a La Rioja.

¿Vosotros habéis estado? ¿Qué tal vuestra experiencia?

¡Comparte!
  • 149
  •  
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    163
    Shares

6 respuestas a “Viajar con perro: Bilbao y alrededores”

  1. Judasthewestie dice: Responder

    Uma!! Me ha encantado….y gracias por mencionarme! Lo pasamos genial!!! Ya estoy deseando que vuelvas, que algún rinconcito más te enseñaré

    1. Ana!! Muchas gracias por haber querido conocernos!! Por tu tiempo y tu simpatía!! Nosotros nos morimos de ganas de volver porque es cierto que nos faltaron muchísimas cosas por ver, sobre todo de interior, y la costa más oriental, pero, ya sabes que por Ibiza os esperamos también! Un abrazo!

  2. Uma!! Qué bien lo pasamos!!!! Y ya estoy deseando que vuelvas, que algún rinconcito más ya tengo para enseñarte.

  3. […] nuestro viaje a Bilbao con perro, teníamos claro que sí o sí había que hacer una escapada a Castro Urdiales, en […]

  4. […] comenté en el artículo de Viajar con perro a Bilbao y alrededores, fuimos dos veces a San Juan de Gaztelugatxe: la primera vez, vimos que la excursión nos iba a […]

  5. […] nuestro viaje a Bilbao, pusimos dirección a La […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.