Viajar con perro en barco Ibiza – Denia – Ibiza

viajar con perro en barco

Era la primera vez que íbamos a viajar con perro en barco y ésta era una de las cosas que más nos preocupaban del viaje que hemos hecho a la aventura con Uma.

Viajar con perro en barco de Ibiza a Denia

Viajamos de Ibiza a Denia con el ferry Cecilia Payne de la compañía Balearia. Habíamos elegido el ferry por su rapidez: en tan solo 2 horas llegaríamos a destino.

Antes de comprar los billetes preparé todo lo que leí en su web que me haría falta en el momento del embarque: el pasaporte de Uma, un bozal para cuando pasáramos por cubierta y el collar y la correa, obviamente, sin embargo, ni a la ida ni a la vuelta nos pidieron ningún tipo de documentación del perro y mucho menos nos dijeron nada sobre el bozal.

En el viaje de ida, el trayecto de Ibiza a Denia, salimos de la isla a las 11 muy puntualmente y llegamos a las 13 horas a destino. Afortunadamente tuvimos muy buen viaje, sin embargo, he de confesar que estuve intranquila al no saber cómo estaba Uma.

Embarcamos por el acceso de pasajeros, Uma siempre andando con correa por el barco hasta la zona de jaulas. Esta zona está ubicada en cubierta y me tranquilizó que la temperatura estuviera bien, ya que en pleno julio hacía mucho calor, pero esta zona al estar resguardada del sol, mantenía una temperatura óptima para los perros.

Las jaulas considero que son bastante estresantes para los perros, sobre todo, para aquellos que no están acostumbrados, como Uma, a estar dentro de una. Encima, cuando llegamos, estaban casi todas las jaulas llenas y había perros de todos los tamaños y temperamentos: la mayoría ladraba o lloraba y cuando puse a Uma en una de las jaulas se quedó muda, rollo “no entiendo nada”.

viajar con perro en barco

Las jaulas vienen preparadas con un cuenco de agua para que el perro pueda hidratarse durante todo el trayecto.

Le preguntamos al personal de tripulación que se encargaba de esta zona si sería posible salir a mitad de trayecto para ver el estado de Uma y nos dijo que no, ya que los perros se estresaban más, así que aguantamos el tipo todo el viaje. ¡Qué intranquilidad!

Desde aquí hacemos la petición a Balearia que dispongan de una zona en la que los perros y sus humanos puedan viajar juntos. A nosotros no nos importaría pasar frío o calor con tal de ver que Uma está en todo momento bien y con menos estrés.

Cuando llegamos a Denia, yo me tuve que quedar con las maletas en el interior del barco, así que mi chico fue a por Uma, y se la encontró bien pero sedienta perdida… Y es que, cabezonería suya, no quiso beber del cuenco que le pusieron… ¡Será posible! Cuando la vi con la lengua de lado como una loca, le di en su cuenco portátil agua, y se lo bebió del tirón…

viajar con perro en barco

Viajar con perro en barco de Denia a Ibiza

La vuelta de Denia a Ibiza fue muchísimo mejor. Primero, porque ya teníamos la experiencia de la ida, y lo que hicimos fue en vez de comprar la acomodación normal, compramos la acomodación bussiness, que atención, solo vale 2 euros más, por la sencilla de razón de que desde la acomodación bussiness hay una ventana que da a la zona de los perretes, así que imaginaos qué tranquilidad poder ir asomándonos a lo largo del trayecto para ver cómo estaba Uma.

Salimos a las 17 horas y a las 19 horas ya estábamos en la isla de nuevo. Además, el responsable de los perretes era otro diferente al de ida y era mucho más majo y comprensible.

Éste sí nos permitió salir una vez a ver a Uma, pero con el cuidado de que ella no nos viera para no alterar al personal perruno. Como teníamos la ventana en nuestra zona, no nos hizo falta salir.

Como la otra vez no quiso beber del cuenco de agua que no era suyo, le pusimos el cuenco portátil suyo y cuando fuimos a sacarla al llegar a Ibiza… ¡se lo había tirado todo encima! Pero salió eufórica porque viajó súper fresquita y nada que ver con el primer trayecto…

Ella creo que captó que volveríamos a buscarla, cosa que no captó en el primer viaje, así que muy contentos con viajar con perro en barco.

Podemos decir que nuestra experiencia ha sido positiva, mejorando obviamente dos puntos que nos parecen importantes: el que he comentado de poder viajar con ellos porque reduciría mucho tanto su ansiedad como la nuestra y, por otro lado, que pidan la documentación del perro, también por la tranquilidad de que Uma viaja segura, porque yo sé cómo llevo a Uma de vacunada y desparasitada, pero no tengo ni idea del resto de perros.

De una forma u otra, tenemos claro que volveremos a repetir en próximos viajes.

¿Habéis podido viajar con perro en barco? ¿Qué tal ha sido vuestra experiencia?

¡Comparte!
  • 69
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    69
    Shares

8 respuestas a “Viajar con perro en barco Ibiza – Denia – Ibiza”

  1. Qué gran aventura han vivido. Los estuve siguiendo por instagram 😉 A mí me da un poco de pendiente viajar con mi pequeño. La primera parte es en avión, no le veo mucho problema porque puede ir en cabina conmigo, pero después son tres horas en autobús y debe ir en el compartimiento del equipaje. No me gustaría que fuera encerrado tanto tiempo.
    Saludos desde México.

    1. Hola Hayde! La verdad es que da mucho miedo que viaje en ese compartimento… ¿No te permiten entrar en el bus con un transportín? Aunque sean 3 horas, seguro que viajará mucho mejor contigo que allí solo encerrado… Me parece peligroso, incluso. Infórmate bien, a ver si te pueden dar la posibilidad.
      ¡Un abrazo, Hayde!

      1. Uy, aquí en España (o por lo menos en Andalucía) también tienen que viajar en el “maletero” en autobuses que hagan rutas. Por eso jamás se me ocurrió viajar con Kenzo en autobús: alguna vez los he visto subir y me daba una pena impresionante. Bueno, y no te cuento un viaje por la serranía de Ronda. Mi trayecto era el más largo, el de la señora, por suerte, muy corto, pero lo tuvo que meter en el maletero y el perrito, el pobre, lloró como un descosido todo el trayecto. La gente del autobús intentamos convencer al conductor para que lo dejara en los asientos, pero fue inflexible: es la ley…
        Por cierto, que me ha hecho gracia: Kenzo era otro que no bebía ni una gota si no era en su bebedero o alguno que le pusiera un familiar cercano!!!

        1. Eva, pero con el calor que pasan ahí dentro… ¿cómo es posible? Si se pueden morir!!! Qué horror, no tenía ni idea del tema buses… Madre mía, si me he encontrado yo a personas que esas sí deberían viajar en el maletero de un bus de lo mal que olían…
          Qué curioso lo del bebedero! Nos salieron escrupulosos los peludos! 😀
          ¡Un abrazo!

  2. […] de Ibiza a Denia en barco, y desde Denia a Teruel en coche. Previamente, hicimos parada en Valencia, para dar un paseíto por […]

  3. […] horas antes de viajar en barco evitaré darle comida y agua, así me aseguraré que no vaya a […]

  4. […] por finalizadas las vacaciones tras 18 días recorriendo la península en coche dirigiéndonos a Denia para volver a coger el barco que nos llevaría a casa, no sin antes, hacer parada en Murcia para conocer a @pinto_dachshund y en […]

  5. […] decía, esta tendencia ha cambiado, afortunadamente. Si bien es cierto que hay que planear bien el viaje con perro para no encontrarte con sorpresas, hay que tener información veraz para saber a qué […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.