Viajar con perro en barco

Viajar con una mascota no es fácil, pero tampoco es tan complicado.

Viajar en un vehículo puede ser mucho más sencillo que viajar en un barco, pero con los siguientes consejos y detalles, no será difícil lograrlo. 

Las mascotas, en especial los perros, son una parte importante de la familia; y salir de viaje sin ellos muchas veces no es una opción, pero sí una preocupación para sus adoptantes.

No obstante, dicha preocupación crece, si el viaje es en un medio de transporte un poco diferente, como un barco. 

Consejos para viajar con perro en un barco de uso familiar

Algunas familias tienen perros y también barcos pequeños en los que pasan vacaciones o algún fin de semana.

También pueden ir de vacaciones a algún lugar y alquilar uno para pasar un día diferente; y es muy común que lleven a sus mascotas de paseo.

Siempre hay que tomar algunas precauciones de seguridad al viajar con ellos en un barco, incluso, si el viaje es corto. 

  • Es importante que el perro esté familiarizado con el mar. Si el perro no lo conoce o es la primera vez que sube a un barco, podría ponerse nervioso en el viaje y puede ser contraproducente. 
  • Cuando el perro conoce el mar, es recomendable enseñarlo a nadar. Al viajar en un barco puede ocurrir algún accidente, y si el perro cae al agua, podrá nadar y mantenerse a salvo. 
  • Si el perro no está acostumbrado a viajar en un barco, es importante iniciar poco a poco. Primero que conozca el barco y sienta que no es nada malo. Luego, si es posible, hacer uno o varios viajes cortos para luego hacer el  verdadero viaje.
  • Antes de iniciar el paseo, es importante que el perro haga sus necesidades y un buen paseo. 
  • Si el perro se marea durante los viajes en coche, es muy posible que también se maree en un barco. Por ello, se deben tomar algunas medidas, como algún tipo de medicamento que lo ayude. 
  • Es de vital importancia tener un chaleco salvavidas para perros. Si es un barco propio debe tenerlo y si es un barco alquilado, preguntar si disponen de uno o comprarlo. 
  • Otra manera de hacer el viaje en barco más seguro es contar con una red perimetral. Esa red permite que el perro caiga en ella en caso de algún descuido, evitando que caiga directamente en el agua. 
  • Llevar durante el viaje el transportín es importante, sobre todo en caso de que el perro se ponga muy nervioso o que ocurra alguna tormenta. 
  • Al estar en un barco, tanto las personas como los perros se exponen al sol y es importante evitar un golpe de calor. Es necesario llevar agua fresca y darles un espacio que tenga algo de sombra. 

Viajar en barcos grandes o cruceros  con un perro

En muchas ocasiones nos vamos a encontrar con que vamos a tener que coger un barco para viajar con nuestro perro.

Actualmente podemos viajar con las navieras Balearia, Grimaldi o Transmediterranea, y en dos de ellas, hasta en camarote.

En nuestro caso es casi obligatorio, ya que vivimos en una isla viajar en barco: te contamos nuestra experiencia cuando viajamos con Uma con Balearia de Ibiza a Denia y viceversa.

  • Contactar a la compañía del barco para conocer su reglamento:

Si el adoptante tiene el viaje planificado con tiempo es mucho mejor coordinar cómo sería el viaje con un perro.

Contactarlos será fundamental para conocer si se debe cumplir alguna regla específica antes de viajar, para que todo salga bien. 

  • Reserva con tiempo y tarjeta de embarque:

Al hacer una reserva con tiempo y notificar que entre los pasajeros hay una mascota, será más sencillo planificar el viaje con tu mascota.

De esa manera se adquiere también la tarjeta de embarque del perro, la cual podría ser un requisito, según el barco. 

  • Correa y bozal para el perro: 

Es muy común que en los viajes en barco el perro deba ir con su correa y un bozal. Por ello la importancia de contactar a la compañía y conocer si eso para ellos es un requisito de viaje. 

La correa y el bozal, normalmente es para el momento de subir y bajar del barco, sin importar cuál sea la raza del perro.

Son complementos que no deben faltar y deben estar muy bien colocados y ajustados. 

  • Viajar junto a perro:

Algunas compañías permiten que el perro viaje junto a su adoptante dentro del transportín, dependiendo el tamaño del perro, pero eso solo lo permiten muy pocas compañías de barcos. 

  • El transportín

Lo más normal es que cada perro viaje en un transportín  que la misma compañía ofrece al adoptante para que su perro viaje cómodo y tranquilo; en un espacio acondicionado para que no tengan frío, calor, ni lluvia. 

Algunos adoptantes tienen sus propios transportines, pero en muchas compañías, eso tiene un coste extra.

Para ello, al momento del embarque se debe contactar a alguien del barco y esta persona colocará el transportín en el lugar destinado para ello. 

Factores importantes a tomar en cuenta  antes de viajar en un barco con perro

Antes de viajar, el adoptante debe garantizar que el viaje será bueno para el perro, sobre todo si el viaje fuera de más de cuatro horas.

Los adoptantes cuidan y protegen mucho a sus mascotas, y saber que estarán bien en el barco hará que el viaje sea más tranquilo para ambos.

  • Espacio donde el perro estará:

Una de las grandes preocupaciones de los adoptantes es si el perro estará cómodo durante el trayecto.

Muchos perros se estresan con los cambios y un viaje puede ser algo traumático para ellos.

Su seguridad y comodidad debe estar garantizada por la compañía del barco en la que se decida viajar.

Debes ser un espacio limpio, amplio y con la temperatura adecuada.

  • Alimentación durante el viaje:

Muchos recomiendan que el perro vaya en ayunas, pero si es muy largo el viaje puede ser contraproducente.

Es necesario hablar con la compañía del barco para saber qué política o regla tienen al respecto, pero siempre el adoptante debe llevar su comida habitual y coordinar la manera de dársela al perro en el trayecto. 

  • Visitar al perro:

Algunas compañías permiten que los adoptantes vean a sus perros cada cierta cantidad de horas, acompañados por alguien de la tripulación.

Por lo tanto, es una pregunta importante de realizar a la compañía antes de viajar. Saber que el perro viaja bien y tranquilo es importante para los adoptantes.

  • Paseo del perro en el barco:

En algunos barcos se puede pasear al perro, pero lo más habitual es que los perros permanezcan durante el viaje en su espacio.

Cuando es permitido, debe ser obligatoriamente con la correa y el bozal.

De ser así, preguntar cuáles son los espacios permitidos y cuáles no son, para evitar romper las normas. 

viajar con perro en barco

¿Qué hacer antes del viaje en barco con un perro?

  • Visita con el veterinario:

Antes de cualquier viaje, es importante que el adoptante lleve al perro al veterinario.

El perro debe estar bien de salud para soportar un viaje en el mar, también para consultar si es necesario o no la administración de algún tipo de medicamento para el mareo. 

Muchas mascotas pueden necesitar algún ansiolítico o tranquilizante para estar en el viaje un poco más tranquilos. 

El perro debe estar sano para poder viajar y eso incluye su desparasitación interna y externa. 

Las navieras, de hecho, obligan a que la cartilla veterinaria del perro esté actualizada.

  • Paseo antes de abordar:

El paseo no es solo para que pueda hacer sus necesidades antes de subir al barco, un buen paseo lo ayudará a relajarse y a estar más tranquilo durante el viaje. 

Si es un perro muy activo, agótalo para que, durante el trayecto, se dedique a descansar y dormir.

  • Viaje en ayunas:

Es recomendable que antes de viaje, el perro esté en ayunas para evitar que se maree y vomite.

Por supuesto es importante su hidratación, por lo que es necesario que beba agua durante el tiempo que esté en el barco. 

  • Su juguete favorito:

La mayoría de los perros tienen algún juguete favorito, ese con el cual pasan más tiempo jugando y mordiendo, de ser así, no se puede olvidar durante el viaje en el transportín.

El juguete le dará algo familiar al perro, se podrá entretener un poco y se sentirá mejor.

  • Su manta favorita:

Así como con los juguetes, algunos perros tienen una manta favorita, sobre todo si son perros que sienten mucho frío.

Si es su caso, la manta debe ir en el viaje dentro del transportín.

  • Documentación del perro:

La documentación del perro es importante llevarla en todo momento, pero más si se trata de un viaje.

Aunque no la pidan, es importante tenerla. Muchos barcos solicitan que el perro tenga la cartilla sanitaria y su chip antes de ingresar al barco. 

Preparado para alguna emergencia con un perro en un barco 

No se trata de ser alarmista ni extremista en el cuidado de un perro, pero sí se trata de precaución.

Viajar en barco es muy seguro, pero podría ocurrir que el perro se lastime a bordo o que tenga algún tipo de padecimiento causado por el viaje.

Es importante estar preparados para alguna situación imprevista, con un botiquín de emergencias. 

El adoptante no debe nunca automedicar a un perro. Se le debe notificar al médico, del viaje, para que recomiende qué tipo de medicamentos debería llevar en su botiquín. 

Es importante que cada medicamento haya sido usado previamente en el perro, con el fin de garantizar su seguridad. Así se evita algún tipo de reacción negativa. 

Este botiquín, normalmente, podría llevar lo siguiente:

  • Medicamentos básicos.
  • Crema antinflamatoria.
  • Analgésicos.
  • Antidiarreicos.
  • Para el mareo.
  • Solución antiparasitaria.
  • Agua oxigenada.
  • Gasas.

Perros guía o perros de asistencia, durante el viaje en barco

Muchos barcos no permiten que las mascotas viajen, pero cuando se trata de perros guía es muy diferente.

Los perros que acompañan a personas con discapacidad no son considerados unas mascotas; y por supuesto, deben acompañar a su adoptante en todo momento. Además, no se cancela extra por ellos.

El perro guía también debe tener toda su documentación en regla.

Es importante notificar a la compañía del barco que se viajará con un perro guía para saber si se debe tener algún requisito especial para que no tenga problemas al abordar.

Además, de esa manera los encargados del barco podrán habilitar una zona o espacio para que el perro pueda hacer sus necesidades.

Este espacio, según el barco o la compañía, será compartido con otros perros guías durante el viaje. 

Al ser un perro guía debe acompañar a su adoptante en todo momento, pero siempre es importante preguntar a la compañía para estar seguros.

¿Todos los barcos admiten la entrada de perros? 

Es importante saber que la gran mayoría de barcos no aceptan a ningún tipo de mascota debido a la higiene.

Recordemos que muchos barcos o cruceros son espacios cerrados donde muchas personas, incluyendo a personas alérgicas, pasan largas horas la mayoría de las veces. 

Pero algunas reglas tienen sus excepciones, y por eso algunos sí lo permiten.

En este crucero se permite que viajen perros y gatos sin ningún problema. Además, permiten que el pasajero visite a su mascota en su espacio de viaje. 

  • Grimaldi Lines:

Este barco también permite perros, gatos y otras mascotas como pájaros, conejos e incluso, hamsters.

La ventaja del Grimaldi es que las mascotas pueden estar con su adoptante en alguna zona privada que el pasajero contrate. Solo en ese espacio. 

  • Compañía Armas:  

Si el perro es pequeño y no pesa más de 6 kilos, podrá estar con su adoptante, pero dentro del transportín.

Pero si es una mascota que pesa más, deberá estar en el espacio habilitado por el barco. Sin embargo, permiten visitarlo. 

  • Balearia

Las mascotas en Balearia pueden viajar en un espacio cómodo (casetas) acondicionado para mascotas, o en su propio transportín. También permiten las visitas. 

En cuanto a la cantidad de perros permitida en un barco, depende de las normas de cada uno, debido a que tienen su propio reglamento.

No hay una ley general que maneje las reglas de los barcos con respecto a las mascotas.

Lo más común es que permitan dos mascotas por pasajero, pero lo mejor es confirmar con la compañía antes de adquirir el billete para viajar. 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.