Errores que cometemos cuando damos de comer a nuestro perro

La mayoría de personas juega un poco a la lotería cuando da de comer a su perro. Y yo estuve en su día entre estas personas, también he cometido errores garrafales pero, con la experiencia de los años (algunas malas que son de esas de las que más se aprenden), casi tengo un máster en alimentación canina. Porque sinceramente: ¿alguien se ha preocupado alguna vez de informarse antes de darle de comer alguna cosa a su perro? (y no me refiero a leer las etiquetas de los envases alimenticios).

errores al dar de comer a un perro

Por eso, gracias a toda las experiencias que he pasado con los más de 8 perros que he tenido a lo largo de mi vida, las consultas veterinarias y la información que he buscado, puedo listarte una serie de errores que muchos cometen de forma habitual a la hora de alimentar a su perro.

Errores que cometen muchos a la hora de alimentar a su perro

  • ¿Qué comida dar? Me ha costado muchísimos años darme cuenta de lo que afecta la comida a los perros. Mis perros han pasado de comer sobras de comida a comer comida natural sin aditivos específica para perros. El cambio ha sido radical. Los primeros perros que tuve, aquellos que comían sobras porque apenas había alimentación para perros en el mercado, estaban hechos polvo. Cuando no tenían una cosa tenían otra y la esperanza de vida fue cortísima. Luego, ya me preocupé de hacerles yo la comida, y les preparaba arroz con pollo, albóndigas, etc. Claro, yo pensando que hacía un bien, y lo que hacía es no tenerlos nutridos como toca, causarles sustos innecesarios fruto de la ignorancia (darle alimentos que no metabolizan, darle huesos y causarles perforaciones, etc.), hasta que por fin, durante los últimos años he tenido clarísimo que la mejor opción para no tener sustos es apostar por comida natural sin aditivos para perros, ya sea en pienso o en comida deshidratada o húmeda, sin cereales y alto en proteínas. El cambio es brutal: se nota en el brillo y suavidad del pelo, en la energía que rebosa, en el buen humor, en la ausencia de problemas de piel (ni caspa, ni picores, ni granitos ni nada).
  • Mezclar pienso con comida normal. Mucha gente comete el error de mezclar el alimento seco como el pienso que tarda muchísimas horas en digerirse con comida normal o comida húmeda, para que el perro tenga más ganas de comerse el pienso. Esto es un error muy común que puede llevar al perro a sufrir desde molestias digestivas que pueden causar dolor, diarreas, etc. hasta problemas muy graves como la torsión estomacal que puede incluso llevar a la muerte al animal en cuestión de horas. Dos tipos de alimentos que tienen dos digestiones muy diferentes: una una digestión muy lenta mientras que el otro una digestión muy rápida. Esto provoca gases que pueden provocar que el estómago se hinche tanto que gire sobre su propio eje causando que la circulación sanguínea se corte y el perro entre en colapso. Por tanto, ¡nunca mezcléis el pienso con  comida normal! Si se quiere incentivar a que el perro se coma su pienso, es mejor humedecerlo con agua tibia para potenciar su sabor, adquirir aceite de salmón de venta en tiendas de mascotas para que el perro coma a través del olor o especiar el pienso con especiadores para perros (también de venta en tiendas de mascotas).
  • Darle alegremente todo lo que se nos ocurra. Pensamos que el perro puede comer de todo como nosotros y la verdad es que el perro no metaboliza muchos alimentos, pudiendo causarle más mal que bien. Alimentos prohibidos para tu perro: sal, azúcar, chocolate, semillas de frutas, cebolla, ajo, aguacate, nueces de macadamia, levadura, uva, pasas, alcohol, etc. Daños van desde un dolor de barriga hasta fallos renales, hepáticos y, en caso del chocolate, puede llevarlo a la muerte. ¿Lo mejor? Cómprale golosinas naturales para cuando quieras darle un caprichito o premiarle por las buenas conductas.

errores al dar de comer a un perro

  • ¿Huesos? No, gracias. Puede que mi perro fuera un bestia, pero se perforó el esófago al tragarse un hueso. No os podéis imaginar el susto que tuve cuando lo vi vomitando sangre… Yo me tragué aquello de que “los perros toda la vida han comido huesos y no se ha muerto ninguno“, pues menuda bronca me echó la veterinaria. Le di un hueso durísimo de vaca, creo que fue el codo, y aún así pasó lo que pasó. Desde ese día, ya no quiero jugar más a la ruleta rusa. Es cierto que siempre había dado huesos a mis perros, y nunca había pasado nada, hasta que pasó. No hay que esperar a que sea demasiado tarde, por eso, con Uma lo tengo claro: huesos de cuero para roer, algún hueso de jamón enorme bajo mi supervisión y listos.
  • Comida en su justa medida. Sabemos que los envases de alimento marcan una cantidad de comida diaria, sin embargo, muchos dan esa comida y luego premios aparte, y al final, acabamos teniendo perros con sobrepeso. Yo, por ejemplo, le doy diariamente premios a Uma. Pues de la cantidad de premios que le doy, se lo descuento de su ración de comida diaria, de esta forma, mantiene un peso saludable.
  • No descuides la filosofía de vida sana. Lo digo porque muchos alimentan a los perros en sus comidas principales de comida sana y natural y luego le dan golosinas de la peor calidad. Si ya nos hemos preocupado de darle buena comida, no descuidemos las golosinas que le demos. Siempre apuesta por las naturales, y huye de las que están hechas solo de cereales.
  • ¿En qué cuenco le das de comer? Bueno, esto no es tanto un error sino una recomendación. Sin duda alguna, el cuenco de acero inoxidable es el mejor cuenco para dar de comer a un perro. Son más limpios, se evita más la proliferación de mascotas y evita que el perro juegue con él (los de plástico son muy golosos para roer y los de cerámica son muy porosos lo que invita a que las bacterias proliferen)
  • Darle de comer cada vez a una hora distinta. Esto es lo peor que podemos hacer. Si queremos que nuestro perro coma siempre como un reloj y no juegue con la comida (ahora no como, comeré luego y esas cosas que hacen) lo mejor es darle de comer siempre a la misma hora y dejarle el cuenco solo 15 minutos. De esta forma, no solo aprenderá a comerse toda la comida porque luego ésta desaparece, sino que ayudaremos a regular su tracto intestinal. Quizás el primer día pase hambre, pero cuando se acostumbre, verás que comerá todo y no tendrás que preocuparte de si siempre deja el cuenco con comida. Lo peor que podemos hacer es hacer creer al perro que siempre tiene comida disponible. Piensa que en la naturaleza, los perros salen a cazar y hay veces que comen y otras que no. Quitándole el cuenco le ayudamos a preservar ese instintio de superviviencia.
  • Darle de comer mientras comemos. Esa manía de muchos de darle de comer algunas migajas de lo que comemos es una costumbre horrorosa. No solo estamos creando un perro totalmente ansioso y estresado por lo que pueda comer sino que molesta a cualquier persona que se siente en la mesa (además de que le estás dando alimentos que seguro que no son recomendables para él). Si es tu caso, puedes enseñar a tu perro a que deje de pedir mientras coméis.

En fin, espero que estas pequeñas recomendaciones os ayuden a no cometer los errores que vivieron algunos de mis perros en el pasado relacionados con la comida: perforaciones de esófago, parálisis de las patas, atragantamiento por comida, dermatitis crónicas, alergias, etc.

¡Comparte!
  • 139
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    139
    Shares

11 comentarios en “Errores que cometemos cuando damos de comer a nuestro perro”

  1. Creo que el tema de la alimentación en los perros es un tema que daría mucho que hablar pues hay seguidores y detractores.. y yo mas bien soy detractor de la comida seca. Puedo poner mi experiencia de años con perros en mi familia y la verdad que nunca han tenido ningún problema como el que describes en los tuyos, sino todo lo contrario, el animal ha crecido y desarrollado perfectamente con la comida casera que se le ha preparado ( pollo, arroz y verduras). Ahora mismo con Logan, un bulldog francés, que está en perfecto estado, no come pienso, ni me gusta dárselo pues soy de las que piensa que no puede ser muy bueno algo procesado y seco.. y lógico es que si siempre el perro come pienso lo mas lógico que nunca pueda comer otro tipo de comida pues su estómago no está preparado para ello. Es como si nosotros solo comiésemos únicamente sopa, por ejemplo, durante muchos años… que ocurriría si introducimos otro alimento mas difícil de procesar? la digestión se hace insostenible… Logan siempre ha comido comida hecha por mi, y de la mia incluso y huesos. si huesos porque les va muy bien para los dientes pero para que no sufran perforaciones el perro debe estar acostumbrado y es como hice con Logan desde pequeño… huesos pequeños, los mas blandos posibles y que aprendiese a masticar bien. Creo que Logan es de los pocos perros de esta raza que no ha sufrido problemas de estomago, de piel, intolerancias etc y estoy convencida que es gracias a la alimentación. Vitalidad?? al máximo: desde que lo adopté con 5 meses siempre ha tenido grandes paseos y muchos juegos con otros perros, para que corra ( dentro de sus posibilidades) y así su desarrollo ha sido perfecto. Ahora mismo, su comida es unas latas 100% naturales de pollo ( apto para consumo humano) 1 lata de atún o sardinas para el pelo, chuches serrano y lo que caiga… Logan es capaz de, con el bol lleno, solo comer la mitad, y es por como lo he educado. No come con gula, nunca lo ha hecho, y saber decir basta. Si no tiene mas hambre no come mas….
    Podría contar infinidad de experiencias, incluso por parte de veterinarios cercanos, tiendas de animales, que ponen en duda el pienso… que, y esto son palabras textuales de dicho colectivo: ” cada vez hay mas animales con problemas digestivos y de piel y se supone que los piensos de hoy en día, los de calidad, están adecuados para una buena alimentación y evitar problemas”
    Es un tema que da para mucho…. y en el fondo, lo que queremos es que nuestro pequeño goce de una salud de hierro…
    No pretendo poner en entredicho tu experiencia, sino contrastar opiniones. Tu experiencia es muy valiosa y sabes como alimentar a Uma… pero mi experiencia también lo es y seguramente se puede llegar a un término medio 🙂
    un abrazo familia…

    1. Claro que sí! Me encanta la diversidad de opiniones! En efecto, por la experiencia actuamos. Los piensos que yo doy a Uma no son los de supermercados, ni siquiera el que tiene mi veterinario en su centro. Son piensos frescos tratados a muy baja temperatura, sin colorantes y muy estudiados por mí! No doy comida casera porque sé que le faltarían muchos nutrientes, y tendría que ir siempre con suplementos vitamínicos. Yo lo que hago es alternar el pienso con la comida deshidratada y la comida húmeda, así Uma no se cansa de comer siempre lo mismo, además, alterno marcas para ofrecerle sabores nuevos, pero siempre primando la calidad, la forma en la que ese pienso está hecho intentando que conserve todos los nutrientes, que no lleve cereales, que sea natural, etc.
      Un abrazo y un lametón a Logan!!!

  2. Pues mira, yo en todos los puntos he tenido una buena experiencia y he seguido los mismos criterios que tú nos aportas. En lo único que he fallado y, la verdad, no he tenido manera de controlarlo, ha sido en el de ponerse muy pesado cuando estamos comiendo el resto de la familia y ponerse en plan pedigüeño: también es cierto que le ha pasado cuando eran reuniones familiares, porque cuando éramos el núcleo habitual de casa (3 personas)) él estaba muy tranquilo, comiendo de su plato y al terminar se quedaba sentado, sin pedir nada, así que me imagino que es un efecto de la sobrexcitación, más que otra cosa.

    1. Eva! Te entiendo perfectamente! Uma es una santa, pero cuando vamos a casa de unos familiares… se vuelve psicótica perdida. ¿Por qué? Porque es de esas personas que les dices, no les deis nada en la mesa, y lo hacen igual disimuladamente (se me ha caído, no, yo no le he dado nada…) entonces solo en esa casa está ansiosa perdida, pero si está en casa, aunque haya invitados o vamos a restaurantes, ella se acuesta debajo de la mesa y no dice ni mú.
      Un abrazo!!

  3. Una pregunta: No se puede mezclar pienso con comida de lata?

    Siempre tengo latas de diferentes marcas y sabores para mezclar un poco con el pienso y varíe un poco los sabores.

    Gracias.

    1. Luis, no es nada bueno porque las digestiones son muy diferentes de ambos alimentos. Lo mejor es dárselo por separado, yo lo hago así. Por la mañana siempre le doy pienso, y por la tarde, noche, una lata de comida húmeda, así no se cansa de comer siempre lo mismo, y lo pilla con ganas, y lo más importante, sin dañar su estómago.
      Un saludo!

  4. Le mezclo Royal Cannin para digestiones delicadas, con una bola de carne cruda picada, es posible esta mezcla??
    Tiene mal aliento y heces blandas….

    1. Marisol, prueba de darle pienso sin cereales. Y observa si las cacas cambian de consistencia. Lo suyo es que las cacas siempre sean compactas. No mezcles pienso con carne cruda, le puedes causar daños. Un saludo! Y cuéntame si ves cambios!

  5. El articulo es interesante por que da buenos consejos de que no dar de comer y que no hacer; pero en resumen. ¿qué le doy de comer?

    1. Básicamente, alimentos naturales libres de químicos y a poder ser de cereales, ricos en proteína animal. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *