¿Qué le pasa a mi perro?

Qué le pasa a mi perro es lo que nos preguntamos ante ciertas conductas de nuestros perros que nos sorprenden.

Son conductas que, en ocasiones nos pueden preocupar, y en otras nos pueden parecer algo graciosas a las que restamos importancia, y al final tienen más gravedad de lo que imaginamos.

Seguramente habrás vivido alguna de estas conductas con tu perro preguntándote ¿qué le pasa a mi perro?, así que vamos a ver si podemos darle algo de luz.

Mi perro hace cosas raras

Voy a listar las 10 conductas más comunes y que más dudas suscitan entre los adoptantes de perros para que puedas darle solución si observas alguna de ellas en tu perro.

¿Por qué mi perro arrastra el culo por el suelo?

Esta conducta suele parecer cómica a muchos adoptantes, pero la verdad es que cuando un perro arrastra el culete por el suelo es que algo malo está pasando.

Hay tres importantes razones por las que un perro necesita arrastrar el culete para calmar la molestia o picor de esa zona y que no debemos dejar pasar:

  • Podría tener restos de heces en el culete. Suele pasar, en ocasiones, que el perro ha defecado en la calle, pero se ha quedado algo de zurraspilla pegada en esa zona. Cuando llega a casa el perro intenta zafarse de ese trocito en el suelo, alfombras, etc. No es peligroso, pero sí molesto y bastante poco higiénico para nosotros, así que es mejor mirar siempre el culete de nuestros perros cuando acabe de hacer sus deposiciones para evitar esta conducta.
  • Podría ser síntoma de parásitos intestinales. Esto ya es más preocupante. Ya sabes la importancia que tiene la desparasitación interna del perro (Uma se desparasita cada tres meses con una pastillita: Milbemax, ¿te suena?). Tener parásitos intestinales puede ocasionar graves problemas de salud en tu perro, por eso, descarta esta posibilidad con tu veterinario.
  • Hay necesidad de revisar las glándulas anales. Las glándulas anales se encuentran en ambos lados del culete de nuestro perro y albergan en su interior un líquido (súper pestilente, por cierto), con la información del perro. Sí, como oyes. Por eso los perretes se huelen el culo para conocerse, porque oliendo ese líquido pueden obtener información sobre el sexo, temperamento, enfermedades, etc., del otro perro. ¿A que es curioso? Pero aquí el tema es que, a veces, el líquido se densa más de lo normal y se queda atrofiado causando no solo molestias sino dolor en la zona. El veterinario será el encargado de vaciar las glándulas, porque de lo contrario, podrían crearse hasta fístulas con el peligro que eso conlleva para el animal.

Mi perro da mil vueltas antes de tumbarse, ¿es normal?

Totalmente normal. Lo hacen todos los perros y es un comportamiento totalmente instintivo que queda de sus ancestros.

Dando vueltas antes de dormir podían echar un ojo a su alrededor ante posibles atacantes, de paso acomodaban la cama y se abuñuelaban para proteger sus zonas más desprotegidas y vulnerables ante posibles ataques, y conservaban el calor que tanto necesitaban cuando se dormía al raso.

Nuestros perros conservan esta conducta instintiva, y a nosotros nos encanta, ¿a que sí?

A veces mi perro vomita amarillo, ¿debo preocuparme?

No. El vómito amarillo es un vómito de bilis. Eso significa que tu perro tiene el estómago vacío y no tiene nada que vomitar.

La causa del vómito amarillo hay que buscarla en el ayuno.

Los perros vomitan amarillo cuando están demasiadas horas sin comer.

Si es el caso de tu perro, intenta darle de comer más seguido. Por ejemplo, en vez de hacer una comida al día, que haga dos.

Ahora bien, si el vómito amarillo viene tras otros vómitos y dura más de 24 horas, no dudes en llamar al veterinario.

Una cosa es vomitar por hambre, que se da una sola vez en el día y muy de vez en cuando, y otra es que haya un problema de salud que haya que diagnosticar.

¿Es normal que mi perro sacuda los juguetes con su boca?

qué le pasa a mi perra

Muy normal, y el origen lo debemos buscar también en su instinto.

Cuando un perro cazaba una presa, la acababa de rematar y la despedazaba sacundiéndola violentamente en el aire, contra árboles o contra el suelo.

Algo así como nosotros cuando preparamos pulpo que le damos unas buenas tundas para que la carne quede más tierna.

Nuestros perros han conservado ese instinto y lo replican con sus juguetes.

¡Maravillosos! Mirad a Uma en plena acción de sacudidas.

Todos los perros que he tenido han tenido la costumbre de perseguirse la cola. ¿Es para jugar?

Eso es lo que piensan muchos adoptantes. Que cuando los perros se persiguen la cola es para jugar.

Esta conducta tan común en muchos perros es un síntoma claro de ansiedad por falta de actividad física.

Mi vecina tiene una perra, mezcla de chihuahua con Jack Russell Terrier, y nunca la sacan a pasear. Se escudan en que tiene un jardín grande donde poder jugar.

La perra está desquiciada: no solo da mil vueltas cada ratito intentando morderse la cola, sino que tiene sobrepeso y tiende a ladrar en exceso.

Una perra con una energía tan alta, no puede vivir sin salir a correr, a explorar otros sitios, en definitiva, a agotar energía.

Aunque ya he hablado con ellos, siguen cerrados diciendo que la perra es muy feliz y que lo hace para jugar…

Una costumbre muy repetitiva que tiene mi perro es lamerse las patas constantemente, ¿es un ritual de limpieza?

No. Como el caso anterior, es un síntoma también de exceso de energía y ansiedad que libera con conductas repetitivas como la de lamerse las patas sin parar.

Mi anterior perro se lamía las patas para luego limpiarse los ojos. Era como un gato.

Eso sí era un ritual de limpieza. Pero hay perros que se lamen tanto las patas que llegan a hacerse sangre.

Por tanto, estos perros están pidiendo a gritos que se les cubra esa necesidad de actividad física.

De lo contrario no solo no eliminaremos esta conducta sino que podrá desarrollar otras.

Odio que mi perro se monte en cojines, juguetes o incluso en las piernas de personas que vienen a casa. ¿Tiene solución?

qué le pasa a mi perro

La conducta de monta responde a cuatro causas:

  • A una conducta sexual. Es muy común en cachorros y perros jóvenes que se “entrenan” de alguna manera para el futuro apareamiento y reproducción.
  • A la inseguridad del perro. Es muy común cuando hay visitas en casa y el perro monta sobre cojines, piernas, etc. porque no sabe gestionar esta inseguridad de otra forma.
  • Para llamar la atención. Los perros aprenden cómo llamar la atención de las personas. Sin duda, esta conducta es bastante regañada por las personas o bastante reída por otras, por tanto se convierte en un recurso valioso para atraer la atención (esto lo hace mucho el perro de mi hermana: siempre que hay visitas va a buscar su cojín, lo lleva ante la visita y empieza el espectáculo, ante la cara de circunstancia de todos los presentes).
  • Debido a ansiedad o excitación. En este sentido, cuando un perro está muy ansioso puede liberar un exceso de energía montando cosas, y por otro lado, si está jugando y está muy excitado en el juego puede realizar esta conducta, tanto en personas como en otros perros.

La conducta de monta no es una conducta de la que debamos preocuparnos, a no ser que la causa sea el exceso de energía, por tanto habría que poner solución cuento antes, y a no ser que sea un perro que necesite montar a otros, donde puede haber broncas, en ese caso, si tu perro es de los que montan a otros perros, evítalo para desviar peleas innecesarias.

Por ejemplo, Uma odia que la monten. Si alguna vez un perro ha intentado montarla, les ha montado un pollo.

¿Qué le pasa a mi perro para que coma caca?

Ya sea la propia o la de otros animales o humanos, la ingesta de caca es algo bastante común en cachorros y menos común en adultos.

Que sea común no significa que sea normal, ya que es síntoma de un problema.

La ingesta de caca solo es normal cuando la madre se come las deposiciones de sus cachorros para mantener el “nido” limpio.

Cualquier otra motivación responde a un problema.

El origen de la ingesta de caca puede ser orgánico o conductual y debe ser tratado cuanto antes, no solo por el tema desagradable y repugnante, sino porque nuestro perro puede contraer enfermedades.

Para que te hagas una idea: una vez me contaron que un perro estuvo a punto de morir por haber ingerido una caca humana. Tenía el corazón a mil, convulsionaba…

Cuando analizaron la caca contenía altas dosis de cocaína.

Por estas razones, es fundamental evitar que nuestro perro coma cacas.

Por suerte, Uma no le ha dado nunca por comer, ni cuando era cachorra.

Como es un tema muy extenso os voy a derivar al blog de Cómo educar a un cachorro donde lo explican muy detalladamente.

Me inquieta que mi perro se quede mirando a la pared fijamente e incluso le ladre a la nada

qué le pasa a mi perro

Esta conducta la hace mucho el perro de mi hermana.

El tío es un personaje y asusta a la gente en plan “Cuarto Milenio” porque no saben si es que ve caras al estilo Bélmez o qué cuando se queda fijo mirando la pared blanca y empieza a ladrarle.

Esto es para preguntarse seriamente qué le pasa a mi perro.

Bueno, pues esta conducta es muy normal, y que nosotros no veamos nada no significa que él no lo vea, lo sienta o lo huela.

Puede que sea una pelusa, el reflejo de una luz instantánea o a saber qué, pero es justificado, palabrita.

Otra cosa es que el perro se ponga a mirar fijamente la pared y empuje con su cabeza sobre la misma.

Ahí estamos hablando de un problema de dolor importante y que debe tratarse con máxima urgencia por el veterinario.

En el blog de “Encantador de Perros” lo explican muy bien.

Tengo la sensación de que mi perro se ahoga en ocasiones, al realizar inspiraciones sonoras. ¡Me asustan!

Pues no te preocupes porque se trata del estornudo inverso.

Es aquel que se produce cuando nuestro perro aspira hacia dentro el aire con la nariz, y hace ruido con la garganta.

Sí, ya sé que no tiene nada que ver con los estornudos normales, que también realizan nuestros perros cuando están muy contentos o excitados o cuando huelen algo demasiado fuerte.

El estornudo inverso es algo muy común y natural, sobre todo en razas pequeñas, al tener la tráquea también más pequeña.

Como he comentado es algo natural que suele durar entre unos segundos y un minuto y que no tiene mayor importancia.

Tiene lugar cuando hay un cambio brusco de temperatura, hay irritación, etc.

¿Cuándo debes preocuparte? Cuando no es algo puntual, sino que es lago que sucede con relativa frecuencia.

Para evitar problemas mayores, la visita veterinaria está más que aconsejada. ¡Más vale prevenir que curar!

¿Te sigues preguntado qué le pasa a mi perro?

Otras conductas que también hemos tratado aquí es el robar ropa, el revolcarse en cosas malolientes, el por qué hay perros que les da por lamer a las personas y otros pasan de todo, el hábito de acompañarnos siempre al baño, etc.

qué le pasa a mi perro

Comenta alguna conducta que te perturbe, te inquiete o te atormente de tu perro que no haya salido aquí para ver qué variedad de comportamientos nos sorprenden de nuestros perros.

8 respuestas a “¿Qué le pasa a mi perro?”

  1. Holaaa. Mi perrita LINA es un bodeguero y ahora le encanta entrar en su casita del patio, y antes no le gustaba nada. Ha sido después de castrarla…tiene algo que ver o es que se aburre y allí le da el solete. Ains…me da pena que esté sola en el patio aunque sea en su casita..

    1. ¡Hola Francisca! No creo que tenga nada que ver, yo creo que como dices tú se siente más segura o más cómoda.

      ¡Un saludo!

  2. Holaaaa…. POR FIN un sitio dónde encuentro cosas interesantes y con respuestas a mis preguntas y incógnitas. Tengo una perrita mezcla de Yorki – 1 año y 5 meses, adoptada de hace 7 semanas y… bueno… mi vida ha cambiado. Creo que ha sido criado un un circo porque es de lo más curiosa y salta …23 veces seguidas. Si en vez de NELI tendría que llamarla “Salterina”. Se parece un poco a UMA. Ya he leído sobre el pienso porque comer es muy difícil. De momento come COSBY y…. no le gusta en absoluto….. Para que come algo tengo que ponerle un poco de atún en aceite de oliva y…. brocoli! Brocoli al vapor porque hervida no quiere y crudo tampoco…. Antes comia Hill´s y lo mismo. Por la mañana… mete el hocico, saco 1 granito y lo esconde por casa…. Le gusta la piña fresca, las almendras y la manzana deshidratada. Pero de ahi no sale. En fin….. tengo para leer de momento… Enhorabuena por toda la información!!! Tienes una nueva seguidora!

    1. ¡Muchísimas gracias, Ana! ¡Me hace muchísima ilusión tu escrito!

  3. Hola, me han regalado un Bulldog inglés, Jagger, no hay manera de sacarlo de casa. Ya sé que esta raza son my caseros y les cuesta caminar, pero, Jagger es un cachorro de siete meses, está mas bien delgado porque se aburre de los piensos y como tenemos terraza grande, se ha acostumbrado a hacer sus necesidades en la terraza y no tiene necesidad de salir.
    He leido sobre la comida, que has probado muchos piensos españoles, intentaré cambiar y darle de los mejores ya que me preocupa el tema dermatitis/alergias, muy común en esta raza. Creo que Jagger es un poco especial…. jejejejeje.
    Gracias por tu información, nos ayuda un montón a todos los papis principiantes en el mundo perruno.

    Un saludo.

    Ana.

    1. Ana, ¿qué tal? A lo mejor si sales de paseo con él premiéndole con sus chuches favoritas es una buena manera de habituarlo a querer salir. Además, es muy importante para que pueda socializar con otros perros.

      ¡Un saludo!

  4. Me he dado cuenta que…. somos vecinas……Vivimos en …. Mallorca!!!!!

    1. Pues si viajamos con nuestros respectivos peludos, habrá que conocerse! 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.