Sobre el ser humano y los animales

Durante el confinamiento a causa del coronavirus en nuestras casas hemos podido observar cómo nuestra ausencia ha invitado a animales salvajes a pasearse por calles, jardines, puertos… Incluso muchos han visto un cielo azul que hacía años que no veían tan vivo.

Y esto, a unos pocos nos ha hecho reflexionar.

Todos los animales del mundo merecen respeto, son seres vivos que sufren y sienten el amor o el maltrato que reciben de las personas, tal y como los seres humanos lo sentimos. 

Cuando una persona ama a los animales y los respeta, quiere decir mucho de sus valores y principios, de su educación.

Respetar a los animales, demuestra esos valores que las personas tienen como sociedad, incluso, es una manera de mostrar la forma en que entre las mismas personas se tratan y conviven. 

Los animales no son unos objetos que se pueden tener y desechar en cualquier momento, son seres que sienten las cosas buenas, pero también las malas. 

Tratar con amor a los animales es una manera de crear conciencia en todos los sentidos.

Es una forma de promover la paz, alejar la violencia, el odio y la intolerancia del mundo entero.

¿Qué es maltrato animal?

Maltratar a un animal es algo tan común, que da miedo ver como se ha vuelto parte de una sociedad sin valores y respeto mutuo.

Muchas personas no son capaces de amar a un perro o un gato, pero sí son capaces de encadenarlos y golpearlos sin ningún motivo y si lo hubiera, el maltrato no es ni debe ser una opción.

Maltratar a un animal no solo se trata de un maltrato físico evidente, va más allá.

Un animal es capaz de sentir muchas emociones: sufrimiento, tristeza, alegría, frustración, dolor, miedo… y ser los provocadores de esos sentimientos, convierte al ser humano en un maltratador. 

Que una persona ignore o no le interese las necesidades que un animal requiere, es una forma de maltrato.

Un animal necesita cuidado, alimento, agua, baño, cariño y, si no lo tienen, es un claro maltrato hacia su vida y sus derechos.

Aquella persona capaz de maltratar a un animal, es una persona sin empatía hacia otros seres vivos, incluyendo a los seres humanos. 

derechos animales

El especismo hacia los animales

El especismo es una manera de discriminación, donde a los animales no se les da el valor que se merecen y simplemente se utilizan como un objeto sin importar si sufren o no. 

Los animales requieren atención, cuidados y respeto en general.

Por lo tanto, necesitan de la protección del hombre, quien debe estar consciente de que ellos son más que un objeto para un fin.

Los animales son parte del mundo, ellos necesitan y merecen tener una vida feliz.

Día Internacional de los Derechos de los Animales

Con el propósito de crear conciencia, desde el día 10 de diciembre de 1997, se inició el Día Internacional de los Derechos de los Animales

Este día se conmemora, con el único objetivo de intentar que muchas personas reflexionen y comprendan el respeto hacia los animales que todos los seres vivos merecen ser respetados.

La declaración de los derechos de los animales incluye algunos artículos que indican cómo deben ser tratados los animales.

Algunos de esos puntos que se tratan son:

  • Todos los animales tienen derecho a la existencia. 
  • Derecho a ser respetados.
  • El hombre no puede sentirse con el derecho sobre los animales para su explotación o exterminio. 
  • Los animales tienen el derecho a ser atendidos, cuidados y protegidos por las personas. 
  • Los animales no deben ser maltratados ni ser tratados con crueldad por parte del hombre. 
  • Cuando un animal debe morir, el hombre debe garantizar su tranquilidad; evitar que el animal sufra en ese proceso. Al morir, también deben ser tratados con respeto. 
  • Cuando un animal muere sin ningún motivo, se considera un crimen a su vida. 
  • Los animales salvajes tienen el derecho de vivir en su espacio natural. También a reproducirse en su propio ambiente. 

El respeto a los animales se inicia en la niñez

El respeto es algo que se fomenta en el hogar, desde la niñez, pero no solo el respeto hacia otras personas, sino hacia los animales. 

Cuando un niño crece en un entorno libre de violencia, donde el respeto es parte de su vida y cotidianidad, será un ser humano capaz de respetar los derechos que todos los animales tienen. 

Educar a los niños y enseñarles desde pequeños el respeto a los animales, logrará que sean adultos buenos.

Además, es algo beneficioso para su desarrollo personal, ético, afectivo y cognitivo.

Es importante que las familias fomenten la educación respetuosa entre todos los seres vivos, tanto con los animales como con la naturaleza.

De esa manera, se logrará un mundo donde la empatía, la compasión y el respeto sean los protagonistas. 

Ya lo dijo Ghandi:

“Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.