La mochila de Uma para las excursiones

Últimamente, aprovechamos los fines de semana para ir de excursión y practicar senderismo con Uma. Con 11 meses que tiene ya, no habíamos tenido oportunidad hasta hace bien poco. Entre que la adoptamos en enero y era demasiado pequeña, luego los problemas de las operaciones de los ojos y la esterilización y luego el calorón del verano, desconocía la pobre lo que era una buena excursión.

Como nosotros somos bastante aficionados al senderismo, nos moríamos de ganas de que Uma nos acompañara. Hemos empezado muy light para que vaya acostumbrándose a las largas distancias, haciendo una media de 5 kilómetros. Estas han sido las tres primeras salidas:

Ruta por acantilados – Pou des Lleó

senderismo con perro

Ruta por playas – Santa Eulalia

excursión con perro

Ruta por costa – Punta Arabí

senderismo con Uma

¡Se lo pasa bomba! Pero para ir de excursión, también tenemos que ir preparad@s con una pequeña mochila:

  • Bolsas para la caca. En ninguna excursión le ha dado por hacer sus necesidades pero las bolsas son imprescindibles. ¡No me extraña que prohíban la entrada a los perros a la playa! ¡Hay mucho propietario guarro! Luego lo pagamos los que sí recogemos todos los desperdicios pero sentí vergüenza ajena de ver tantas cacas de perro en la playa. ¡Vergonzoso!
  • La correa. Está muy bien que vaya a su aire, pero por las zonas de playa donde hay gente el perro debe ir atado, y en nuestro caso que pasábamos por bastantes acantilados, también. Y es que Uma no le tiene miedo a las alturas, asomándose muchas veces más de la cuenta, por lo que decidí en ciertas zonas asegurarla. También es importante en el caso de perros no muy sociables, atarlo donde haya perros. No es el caso de Uma, que se lleva genial con todos, pero en una de las excursiones se topó con una perra muy malhumorada que se le tiró encima. ¡Pobre Uma! Empezó a chillar y a correr asustada sin dirección, ¡menos mal que salió el dueño a reprenderla! Al final fue solo un susto y no le hizo daño, pero la cola baja le duró un buen rato.
  • Dispensador de agua. Hay de muchos tipos, yo llevo un botellín que se rellena de agua y que está unido a un recipiente, de forma que cuando presionas el botellín sale el agua en el recipiente y Uma puede beber cómodamente. El agua es fundamental para que el perro esté hidratado.
  • Snacks para perros. Parece una tontería, pero los snacks funcionan a la perfección cuando quieras que el perro te haga caso. Hay veces en los que el perro, por muy educado que esté, se resiste a obedecer porque está demasiado excitado con otra cosa. Por ejemplo, a Uma le pierden los niños. Nos hace caso a todo, pero en cuanto ve a niños jugar, se vuelve sorda. Por eso, cuando escucha la palabra “chuche” desenfoca la atención y viene corriendo. Las golosinas o premios son un método muy socorrido para estas situaciones.
  • Un pequeño botiquín. Depende por las zonas en las que te muevas, es importante llevar un pequeño botiquín para el perro. En nuestro caso, nos llevamos unas toallitas y el suero fisiológico para los ojos, porque Uma en cuanto toca la arena, el agua o las algas se restriega que da gusto. Hemos llegado a quitarle trocitos de alga de dentro del ojo, ¡y lo que cuesta! Por eso, las ampollitas de suero vienen siempre con nosotros cuando vamos a la playa.
  • Un identificador. Uma lleva ya su Cody Pet, pero es fundamental que el perro esté identificado con su plaquita, porque nunca se sabe qué puede pasar. Cuando Uma fue atacada por esa perra malhumorado empezó a correr sin fin, pobrecita, y se paró a lo lejos a esperar que fuéramos en su búsqueda, pero perfectamente podría haberse perdido. Pasa muchas veces que el perro huele a una perra en celo y si te he visto, no me acuerdo. Por eso, una plaquita con el teléfono es lo ideal para localizar al perro lo antes posible.
  • El teléfono de urgencias veterinarias. Es importante que llevemos encima el teléfono de urgencia por si el perro sufriera algún accidente. Nunca se sabe lo que puede pasar, por eso, tener el teléfono a mano es muy tranquilizador. Una llamada a tiempo para una consulta rápida, y ganamos en salud.
  • Algún juguete. Esto es opcional. Muchas veces no hace falta pero, por ejemplo, en el caso de ir a la playa es divertido jugar a la pelota, al frisbee, o a cualquier otro juguete con el que el perro pueda divertirse.

Y esta es la mochila de Uma para ir preparada cuando vamos de excursión y/o de senderismo. ¿Y tú? ¿Vas de excursión con tu peludo?

¡Comparte!
  • 24
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    32
    Shares

3 comentarios en “La mochila de Uma para las excursiones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.