El perro más grande del mundo

por admin
80 visualizaciones

A quien le apasionan los perros como a mí, también le apasiona conocer curiosidades sobre los mismos como, por ejemplo, cuál es el perro más grande del mundo.

Si eres de las personas que ama a los perros, debes saber que existen de diferentes tamaños, desde los popularmente llamados “tazas de té” por su diminuto tamaño, pero también los grandes o incluso gigantes por su gran tamaño. 

El perro más grande del mundo, aunque falleció el 27 de enero del presente año, sigue ostentando su récord Guinness: se llamaba Freddy y era tan alto que, como he comentado, obtuvo el Guinness World Records en el año 2016.

Pero, si quieres saber más de este grandioso perro, del cuidado que requieren perros grandes y otras razas grandes, estás en el lugar correcto. 

Freddy, el perro más grande de mundo

Freddy no solo era un perro de gran tamaño, sino de gran corazón como lo describía su adoptante, Claire Stoneman.

Freddy era un gran danés que, aunque son perros grandes, él era mucho más, él era especial.  

El gran danés, Freddy, tenía una altura de 103,5 cm, números que le dieron el pase directo al récord mundial Guinness.

el perro más grande del mundo

Este grandioso perro, estando de pie sobre sus cuatro patas medía 1,3 metros, y solo apoyado en sus patas de atrás pasaba los 2,13.

En cuanto a su peso, era de 95 kilos. Era tan alto, que incluso lo compararon con ser más alto que un jugador de la NBA. 

Un dato muy curioso de Freddy es que cuando nació, era el perro más pequeño de toda su camada. ¡Increíble! ¿no?

Cuidados que requiere un perro grande

Hay muchos perros considerados los más grandes del mundo, entre ellos encontramos al gran danés, el San Bernardo, o incluso el mastín.

Al ser perros de gran tamaño, su cuidado es también grande e importante. 

Por lo que, si eres adoptante de un perro grande, o quieres adoptar a uno, es importante que tomes en cuenta que es una gran responsabilidad cuidarlo bien.

Algunos cuidados que requieren los perros grandes, son: 

Espacio en el hogar

Al ser perros grandes, necesitan de espacios grandes para sentirse cómodos o para esparcimiento.

De igual manera, al tener un espacio cómodo y grande, también se sentirán protegidos. 

Clima

Como todos los perros, los de raza grande también requieren de cuidados cuando se trata del clima, ya sea en épocas de mucho frío o cuando hay mucho calor.

Normalmente estas razas soportan las bajas temperaturas, pero siempre es importante que tengan un lugar de resguardo, ya sea un espacio caliente para cuidarse del frío, o viceversa. 

Alimentación 

Los perros de tamaño grande sin duda ninguna requieren comer mucha más cantidad de alimento que otros perros.

Sin embargo, es necesario que el adoptante no se confunda y evite darle en exceso, o comida que no sea saludable al pensar que por ser grande puede comer lo que sea.

Eso es un gran error.

Los perros grandes o gigantes pueden llegar a comer entre 30 y 40 kilos de comida mensualmente.

Por ejemplo, el perro de la raza San Bernardo, come 1 kilo al día, aproximadamente, pero es importante que coman comida de calidad

Salud de un perro de raza grande 

La salud de un perro, sea del tamaño que sea, es responsabilidad del adoptante.

En el caso de los perros grandes, estos pueden tener tendencia a más enfermedades que otros perros de menor tamaño.

Por eso, el adoptante debe conocer a lo que podría enfrentarse para que pueda cuidar a su perro de la mejor manera. 

Dilatación y torsión gástrica

La dilatación estomacal es una dolencia que requiere de atención médica inmediata, debido a que puede causar la muerte del perro.

Es algo que puede ocurrir cuando menos se espera y en solo un par de horas puede tener consecuencias fatales.

Esta dolencia es común en los perros de tórax profundo y de gran tamaño.

Se trata de una distensión aguda del estómago y está ocurre por los gases y líquidos que se acumulan.

También por los alimentos que no se logran evacuar con normalidad.

Cuando esto ocurre, el estómago crece, se hincha, y gira sobre su propio eje. Al girar provoca la obstrucción del estómago, es decir, su entrada y salida. 

¿Cómo evitarlo?:

Para evitarlo, se recomienda dividir la ración de comida diaria del perro en varias porciones durante el día.

Otra opción, es usar un comedero alto. Esto lo ayudará a disminuir la ingesta de aire al comer, lo que contribuye a la disminución de gases.

Después de comer, es también importante evitar que el perro se active mucho, o que beba mucha agua. 

Que el perro coma más despacio. Los perros que comen muy rápido, prácticamente sin masticar son propensos a hincharse. 

Si el perro está en una situación estresante, no le des comida.

En esos momentos el cuerpo puede afectar la digestión lo que puede provocar una dilatación, la cual es el primer paso hacia la torsión gástrica. 

Displasia de cadera y de codo

La displasia de cadera o de codo es una de las enfermedades que se presenta principalmente en los perros que son de razas grandes.

Las causas principales de esta enfermedad son muchas, debido a que puede ser por factores hereditarios, e incluso deberse a factores ambientales. 

Esta enfermedad se comienza a manifestar cuando el perro es cachorro debido a diferentes síntomas que el adoptante puede notar.

Sin embargo, no es siempre de cachorro, porque también se observa por primera vez en los perros mayores, causada por enfermedades degenerativas en sus articulaciones.

La displasia puede necesitar cirugía o algún tratamiento, según el grado en que se presente y lo que indique el médico veterinario. 

Artritis

Todos los perros que son de raza grande tienden a ser más propensos a la artritis.

Sin embargo, esta puede prevenirse controlando el peso del perro, que haga ejercicio moderado cada día o que haga caminatas.

También con el uso de los condroprotectores o simplemente añadiendo espirulina a su comida. 

En caso de que el perro ya tenga artritis, se puede tratar con los antes mencionados condroprotectores, algunas hierbas como la boswellia, acupuntura y/o fisioterapia. 

Cáncer de hueso

Los perros grandes son más propensos al cáncer de hueso o también llamado osteosarcoma.

Cualquier hueso de su cuerpo que esté lastimado o herido tiene la probabilidad de desarrollar el cáncer.

En ese sentido, se recomienda que el adoptante le proporcione a su perro una dieta adecuada desde que el perro es pequeño. 

Una buena dieta, puede ser una rica en antioxidantes que incluya aceite de pescado, suplementos y hierbas.

Solo así podrá ser de gran ayuda y beneficiosa para la salud de su perro.

Eso será súper importante para impedir o prevenir que las placas de crecimiento se inflamen. 

Problemas de crecimiento en los perros de gran tamaño

Las razas grandes crecen a un ritmo mucho más rápido que otros perros, tanto que pueden llegar a tener el 80% del tamaño que tendrán al ser adultos, en solo pocos meses.

El esqueleto de los perros grandes, cuando son cachorros, tienen muchas placas de crecimiento y cartílagos. Ambos son propensos a sufrir lesiones.

Además, su esqueleto no crece parejo, debido a que las placas crecen a diferente ritmo, es decir, unas primero que otras.

Cuando el cachorro de una raza grande está en pleno crecimiento, el adoptante debe tener especial cuidado en su alimentación y también cuidar el ejercicio. 

  • Por tal motivo, es necesario cuidar que coman la cantidad necesaria de alimento y totalmente balanceada.
  • Evitar el sobrepeso. Esto los ayudará a cuidar sus cartílagos y a que sus huesos tengan menos carga durante su crecimiento. 
  • Poco ejercicio, debido a que el ejercicio en exceso o de gran impacto. Mucho ejercicio, puede lastimar sus placas de crecimiento al igual que sus cartílagos. Esto puede crear en el perro lesiones que no pueden ser revertidas.
  • Evitar suplementos. Si el médico veterinario indica que su perro de raza grande puede tomar suplementos, él mismo indicará la cantidad exacta y frecuencia con la que se debe dar a la mascota. Estos deben ser exclusivamente formulados y dosificados por el especialista. 
  • Condroprotectores: los perros de razas grandes necesitan condroprotectores, es decir, suplementos de glucosamina, condroitina, colágeno, ácido hialurónico, entre otros los cuales permitirán que sus articulaciones se mantengan lubricadas al igual que sus cartílagos. 

Top 5 de las razas de perros más grandes que existen 

Gran danés

el perro más grande del mundo

Los orígenes de esta raza también llamada por muchos como dogo alemán, es de los guerreros Alanis.

Estos usaban al gran danés por toda Asia, durante la guerra.

Estos perros son también llamados Alano alemán y su apodo es el Apolo de los perros.

Los perros de esta reconocida raza son propensos a sufrir de algunas enfermedades, por lo que su esperanza de vida es de las más bajas: pueden vivir entre 6 y 8 años. 

Los machos de esta gran raza normalmente miden 80 cm y las hembras un poco menos y, en cuanto a su peso, aproximadamente 62 Kg. 

Es importante mencionar que, a pesar de su gran tamaño, son perros muy tranquilos, amables, pacientes, cariñosos y fieles, pero reservados con quienes no conocen.

Mastín napolitano

el perro más grande del mundo

Son una raza de perros muy antigua y grande.

Normalmente suelen medir alrededor de 70 cm y pesar 60 kilos.

Estos perros necesitan comer mucho, aproximadamente 1,5 kilos de comida cada día.

Además de su alimentación, requiere de baños frecuentes, espacio para jugar y ejercitarse y un adecuado adiestramiento básico por parte del adoptante.

No es un perro recomendado para adoptantes principiantes.

Son una raza muy pacífica, pero al mismo tiempo son buenos guardianes de la familia.

No tienen tendencia a morder ni son perros agresivos, al menos que tengan algún motivo de fuerza mayor.

Con su familia es un perro muy cariñoso, pero cauteloso cuando se trata de personas extrañas.

Son también perros muy caseros, pero necesitan socialización con otros perros y personas, al igual que desde cachorros necesitan acostumbrase a lugares, ruidos, otros. 

Mastín inglés

el perro más grande del mundo

Esta raza es originaria de Asia Central, pero están relacionados con Inglaterra.

Son perros muy cariñosos, de un carácter tranquilo y calmo.

No obstante, son muy valientes y protectores con su familia.

Les gusta mucho estar en casa, por lo que pueden llegar a ser muy territoriales.

En ese sentido, requiere socialización e interacción constante con todos los miembros de la familia.

Son perros grandes y pueden medir entre 70 y 80 cm.

Con respecto al peso del Mastín inglés, pueden ser muy pesados, debido a que pueden llegar a tener 100 kilos.

Su esperanza de vida es de 8 a 10 años. 

Al ser un perro gigante, puede sufrir de ciertas enfermedades comunes como problemas en sus articulaciones por el peso, displasia de cadera, entre otras posibles dolencias. 

San Bernardo

el perro más grande del mundo

Son perros muy tranquilos, se llevan muy bien con los niños y pueden ser buenos perros guardianes con toda su familia. 

A pesar de su gran tamaño y apariencia musculosa y fuerte, son en realidad perros muy dulces y cariñosos, además de que son muy tolerantes y sociables. Son también muy inteligentes.

Los machos de esta raza pesan entre 63 y 81 kg; y las hembras entre 54 y 63 kg.

Su altura también cambia en ambos sexos; los machos entre 70 y 75 cm y las hembras entre 65 y 70, son un poco más pequeñas.

Al ser un perro muy tranquilo, no requieren tanto ejercicio como otros perros, por lo que su alimentación no es tanta como otros perros grandes.

Su esperanza de vida es de aproximadamente 10 años.

Leonberger

perros más grandes del mundo

Es un perro que nace del cruce del del San Bernardo o del Gran Pirineo y, durante la Primera Guerra Mundial, estuvo cerca de extinguirse.

El leonberger es una raza alemana, de la ciudad llamada, Leonberg, de la cual proviene su nombre.

Los machos de la raza pueden medir 71,1 cm, las hembras 64,8 cm; y su peso esta aproximadamente en los 61 kilos. 

Son muy inteligentes lo que los hace perros muy fáciles de entrenar o adiestrar.

Su esperanza de vida no pasa de los 8 años.

Son perros muy buenos y pueden crear grandes y fuertes vínculos con su familia.

No les gusta estar solos y cuando es así, tienden a sufrir de ansiedad. 

Son perros calmados, pero a la vez muy activos, debido a que les gusta mucho jugar, correr y hacer agujeros en los jardines o en la tierra.

Por lo tanto, son perros grandes que necesitan suficiente espacio para que pueda drenar bien toda su energía.

Puede que también te interese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Aceptar Leer más